JOSÉ CARLOS ARANDA, OBRAS PUBLICADAS:

por-3-2

 

JOSÉ CARLOS ARANDA AGUILAR, OBRAS PUBLICADAS

 

MANUAL PARA UNA CORRECTA SINTAXIS. Almuzara, 2019

Todo en la lengua es sintaxis, las palabras aisladas no tienen capacidad de comunicar, a través de la combinación elaboramos agrupaciones cada vez más complejas que permiten alcanzar la oración, unidad mínima con significado completo. Conocer la sintaxis es fundamental para una buena comprensión y expresión, dos de las competencias básicas de aprendizaje. Pero chocamos con el poco tiempo de que disponemos en clase, con la diversidad de nomenclaturas en las diferentes editoriales, con la falta de coordinación terminológica en los mismos departamentos. Este libro plantea una metodología de análisis gradual e interactiva que va de lo más elemental a lo más complejo, desde el sintagma nominal a las oraciones compuestas y el análisis de textos. Cada elemento y función se define desde una triple perspectiva: morfológica, semántica y funcional; en cada entrada se ofrecen abundantes ejemplos de oraciones ya analizadas; al final se enlaza con ejercicios de afianzamiento y repaso que permiten personalizar el aprendizaje en función de la evolución de los alumnos. El libro está íntegramente publicado en este blog, capítulo a capítulo, pero se hacía necesario el libro físico que ofreciera una visión de conjunto  y una guía de consulta rápida.

Para no engrosar el número de páginas, el final de cada capítulo remite a la URL donde se pueden encontrar los ejercicios de desarrollo. El poder consultar el libro en la red nos permite incorporar diferentes técnicas pedagógicas en el aula dependiendo del nivel en que nos encontremos. En concreto, personalmente me ha dado muy buen resultado la “clase invertida” y el “aprendizaje cooperativo por equipos en el aula” y esto sin necesidad de que los alumnos compren el libro. También permite mantener la estructura de análisis, terminología y conceptos a lo largo de los distintos cursos a pesar de los cambios de libros de texto y de las diferentes editoriales.

En el blog podemos acceder, asimismo, a las consultas que a lo largo del tiempo han ido realizando los usuarios. Y esta es la otra gran ventaja, lo que hace único este libro: permite interactuar con el autor. Ya superamos los 4.500.000 visitas y son más de 1500 las dudas y consultas resueltas.

Confío en que os será de una enorme utilidad en el aprendizaje y en la práctica docente.

 

 

Cubierta_Inteligencia Natural. Adolescencia_14mm_080216.indd

Enlace Amazon

INTELIGENCIA NATURAL. ADOLESCENCIA, Toromítico 2016

La adolescencia definirá en gran medida la persona que serás. Gracias a los recientes descubrimientos neurológicos hoy podemos conocer mejor cómo funciona el cerebro adolescente, y aplicar métodos eficaces para potenciar el talento en su fascinante evolución.

La adolescencia se asocia a «edad problemática», «crisis», «desencuentros», «desavenencias familiares»… Pero, como sucede con toda crisis, estamos ante una auténtica oportunidad, y depende de nosotros como padres y educadores que el proceso sea menos traumático, y que el resultado sea más feliz. Gracias a los recientes descubrimientos neurológicos hoy podemos conocer mejor cómo funcionan sus cerebros, y aplicar métodos eficaces para potenciar su talento en cada instante de su fascinante evolución.

Esta etapa de transformación, que se inicia con la puesta en circulación de las hormonas sexuales, afecta a la vida y al cerebro, a la forma de percibir la realidad, a la autoestima, a la forma de relacionarse con los demás, a la forma de proyectarse en el futuro. No es fácil abandonar la seguridad de la familia para enfrentarse al mundo desde la individualidad y ser capaz de soñar un proyecto de futuro. Y, sin embargo, no tenemos más remedio que abrirnos paso.
El adolescente no es un enfermo, es un ser humano en proceso de transformación. Dejar atrás la niñez para aprender a ser un adulto es una de las tareas más titánicas que acometemos para existir. Con este libro sabrá cómo descubrir su inteligencia natural y potenciarla a través de la convivencia, con algunas pautas de observación y actuación, podremos comprender qué está sucediendo, anticiparnos a las inquietudes que van a surgir, conocer las transformaciones que afectan a su cerebro y a su psicología para ayudarles, desde la asertividad, a que conquisten su propia libertad como seres autónomos capaces de ser felices en la vida.

«En la mayoría de ocasiones, que un niño se sienta un triunfador o un fracasado depende de nuestra reacción ante los acontecimientos. Pertenezco a ese extraño club de personas que creen que la felicidad es posible, existe y se transmite. Y que es el mejor regalo que podemos ofrecer a nuestros hijos.» José Carlos Aranda

«Un privilegio. Este hombre reflexivo y sin arrogancia es profesor de secundaria; ¡qué privilegio tener un maestro de esta categoría! Defiende el entusiasmo como herramienta vital y la búsqueda de sentido como norte.» Ima Sanchís, «La Contra», La Vanguardia.

HP

Enlace Amazon

Enlace ebook

    CÓMO HABLAR EN PÚBLICO. Berenice 2015 (2ª edición)

El miedo a hablar en público es uno de los más frecuentes, si no el más frecuente entre las  fobias que a todos nos afectan. Lo que necesitamos saber es que es algo que “a todos” nos ocurre en mayor o menor medida. Sin embargo es una de las habilidades más necesarias en la vida, algo de lo que puede depender una promoción profesional, el aprobado de una asignatura, la aceptación de un proyecto, de un presupuesto, o, simplemente, la posibilidad de poner nuestros conocimientos y habilidades al servicio de los demás.

Ese miedo puede superarse, controlarse y hacerlo actuar a nuestro favor. Cómo hablar en público es un manual sencillo, cercano y, sobre todo, práctico para lograr mejorar nuestras habilidades comunicativas. Presenta un novedad importantísima: los manuales al uso tratan el hablar en público en los grandes actos, charlas, conferencias, presentaciones, grandes aforos… En este manual considero el hablar en público como toda intervención de carácter formal que realizas frente a los demás. La misma preparación es necesaria para una gran conferencia ante doscientas personas, que para una reunión de empresa a la que asistirán quince, siete, tres personas. Los procedimientos, técnicas y habilidades que necesitamos son los mismos, nuestros miedos pueden variar, pero es muy posible que en una entrevista de trabajo nos juguemos bastante más que una charla o en una entrevista radiofónica.

En Cómo hablar en público te acompaño desde cómo vencer el miedo inicial a la intervención, hasta cómo controlar la comunicación no verbal, cómo organizar y estructurar tu discurso, cómo hablar y dirigirte a los demás, cómo intervenir según la situación comunicativa. Y esto descendiendo a los modelos más frecuentes: reuniones de trabajo, intervenciones radiofónicas, televisivas, charlas, debates o conferencias.

El resultado es un manual útil y cercano que os ayudará a potenciar esa capacidad comunicativa que todos, sí  tú también, llevamos dentro.

OF 2

Enlace Amazon

Enlace ebook

ORTOGRAFÍA FÁCIL. Berenice, 2014 (2ª edición).

 

Este libro es un libro de consulta para resolver rápida y eficazmente nuestras dudas ortográficas en un momento dado. Al escribir el Manual de ortografía y redacción (Berenice, 2010) elaboré un estudio estadístico de los errores más recurrentes para diseñar el sistema de autocorrección y perfeccionamiento incorporado en la obra a través de los 60 dictados y 24 unidades dedicadas al aprendizaje del uso de los signos de puntuación (agradezco y agradeceré siempre  a Colombia, al Comité organizador del Concurso Nacional de Ortografía, que lo nombrara como uno de los 7 manuales de ortografía imprescindibles en las Bibliotecas). Usando ese índice, he centrado ahora mi atención en elaborar un libro de consulta rápida donde podamos acudir para resolver esas dudas que nos asaltan con frecuencia cuando estamos redactando un escrito. Dos claves interesantes aporta la obra: la primera, el acometer cada duda desde la comprensión del fenómeno, del porqué lo cometemos, para, inmediatamente, proponer soluciones prácticas que nos ayuden a evitar la duda; la segunda clave es una cierta dosis de humor para quitar hierro a algo tan arduo como la ortografía, porque muchas veces la sonrisa ayuda a retener ese truco fácil que nos puede ahorrar la duda.

Inteligencia natural 2ª Edición

Enlace Amazon

Enlace ebook

INTELIGENCIA NATURAL “IN”. Toromítico, 2013 (2ª edición) #Inteligencianatural

Todos nacemos con un tremendo potencial de inteligencia, pero el talento es “la inteligencia triunfante” es decir, aquella que logra lo que se propone. Para conseguir seres capaces de ser felices necesitamos personas que sueñen un proyecto de vida pleno y sean capaces de realizarlo. Y ello requiere el equilibrio entre la inteligencia cognitiva, la que nos permite conocer y comprender, la inteligencia emocional, la que nos permite conocernos y enfocar nuestras emociones en sentido constructivo al servicio de este proyecto personal, la inteligencia social, la que permitirá la puesta en valor de aquello que somos dentro del grupo humano del que formamos parte, y la inteligencia moral que nos ofrezca los fines justos que mueven nuestras acciones. Pero cada una de estas inteligencias va desarrollándose paulatinamente e integrándose en nuestro cerebro de forma diferente a lo largo de nuestro desarrollo desde la infancia. Primero vamos a conocer las dificultades a las que nos enfrentamos como educadores, luego nos adentraremos en conocer cómo va desarrollándose la mente de nuestro hijo. Por último veremos cómo podemos actuar en cada fase del proceso de evolución para no impedir su crecimiento potencial y ofrecerle los estímulos que necesita en cada momento.

El libro constituye un método integral para educar “personas”, que no alumnos, capaces de enfrentarse y superar las dificultades sin perder la sonrisa.

PI

Enlace Amazon

MANUAL DE REDACCIÓN PARA PROFESIONALES E INTERNAUTAS. Berenice, 2011.

Las nuevas tecnologías traen nuevos usos, con sus ventajas e inconvenientes. Pero no están reñidas con la corrección y el buen uso de la lengua. Los correctores en los procesadores de texto limpian muchos errores, pero inducen otros nuevos por exceso de confianza. La bilateralidad de comunicación impone nuevas normas. Nuestros escritos y correos electrónicos son nuestra mejor carta de presentación como personas o como empresas. Este libro, a través de la reflexión y más de 80 ejercicios nos ayuda a mejorar en todos estos aspectos, desde el “curriculum” electrónico al correo profesional. Por primera vez se incluye la autocorrección “on line” con la posibilidad de interactuar con el autor. Toda una apuesta editorial por la profesionalidad y el buen gusto.

9788492924646_portadaweb2

Enlace Amazon

Enlace ebook

EL LIBRO DE LA GRAMÁTICA VITAL. Almuzara, 2010.

Es posible ser feliz. De la misma forma que existen una reglas para lograr un mensaje coherente, existen reglas para construir una vida coherente que nos permita alcanzar la felicidad y transmitirla. Este ensayo nos acompaña en esa aventura  a través de la lengua, el pensamiento y la actitud ante la vida. Todo un camino de reflexión que no nos dejará indiferentes.

CT 3

Enlace Berenice

CÓMO SE HACE UN COMENTARIO DE TEXTO. Berenice, 2009 (3ª edición) Una magnífica herramienta para el aula y para la preparación de comentarios críticos de diversa índole, desde el comentario de madurez hasta el comentario literario paso a paso. Por primera vez, se ofrece al lector el proceso de maduración y elaboración que va desde el texto al comentario elaborado. Desde la didáctica del aula vamos progresando a través de los diferentes niveles de observación de una forma cercana y práctica aplicando un nivel de dificultad creciente y progresivo para fomentar el aprendizaje.

OR

Enlace Amazon

MANUAL DE ORTOGRAFÍA Y REDACCIÓN. Berenice, 2010 (2ª edición).

Libro de autoaprendizaje y consulta. 60 dictados y 24 sesiones para el aprendizaje y perfeccionamiento de la ortografía y los signos de puntuación. Para los que no se contentan con saber solo cómo se escribe y quieren también saber por qué y cómo pueden evitar una duda concreta. Indispensable en cualquier despacho profesional. Libro de coleccionista, incluye el primer índice léxicográfico en lengua castellana remitido a las reglas ortográficas con más de 2.500 vocablos.

 

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

INTERESANTE: DIFERENCIA ENTRE PATRIOTISMO Y NACIONALISMO:

“El factor “anti-” es una de las diferencias principales que existen entre el patriotismo y el nacionalismo. El primero puede existir por sí mismo y el segundo necesita de un enemigo, y si no lo tiene, lo fabrica […]. El primero es un amor generoso y sin posesión, mientras que el segundo le dice al objeto de su amor “eres mía o de nadie: de ahora en adelante, yo decidiré cómo tienes que ser y lo que te conviene”. El nacionalismo es enemigo siempre de la diversidad y confunde intencionadamente diferencias de opinión con traición […]. El nacionalismo suele servir de trampolín a un grupo que por medio de él consigue riqueza y engrandecimiento social, mientras que el patriotismo no reporta beneficios, sino más bien disgustos y esfuerzo […]. Estos tres rasgos suelen ser suficientes para diferenciarlos: el enemigo creado, la posesión y el provecho”. María Elvira Roca Barea. Imperiofobia y leyenda negra. Madrid, Ed. Siruela, 2018 (20ª ed.), pág. 227.

Sin comentarios

Imagen | Publicado el por

La casa de Bernarda Alba. Resumen de la obra por actos

LA CASA DE BERNARDA ALBA, Federico García Lorca.

RESUMEN DE LA OBRA POR ACTOS

El presente resumen no sustituye el visionado o la lectura atenta del texto. Sirve para repasar y refrescar personajes, situaciones y trama. Para el comentario del libro de de fragmentos del mismo, recomendamos Cómo se

Cómo se hace un comentario de texto (Berenice, 2019)

hace un comentario de texto (Berenice, 2009, 3ª ed.) donde hay un capítulo específico para comentario de textos dramáticos y se afronta el comentario desde una perspectiva didáctica, gradual y sistemática pensando en los ejercicios que van desde la PEVAU hasta las pruebas de oposiciones para secundaria y Bachillerato. El enfoque nos lleva desde el comentario de opinión, donde se aplica el método estructural del perspectivismo, hasta los comentarios más técnicos aplicados a textos narrativos, líricos y dramáticos.

 

 

LA CASA DE BERNARDA ALBA

PERSONAJES

  1. Bernarda, 60 años
  2. María Josefa, madre de Bernarda, 80 años.
  3. Angustias (hija), 39 años.
  4. Magdalena (hija), 30 años.
  5. Amelia (hija), 27 años.
  6. Martirio (hija), 24 años.
  7. La Poncia, criada, 60 años.
  8. Criada, 50 años.
  9. Mujeres de luto, Mujer 1, 2, 3 y 4.

 

ACTO I

Doblan las campanas. El escenario, una habitación blanquísima, puertas en arco, cortinas con madroños y volantes. Sillas de anea. Es la casa de Bernarda. Aparece la Criada, quejándose de lo molestas que son las campanas tocando a muerto, la Poncia –comiendo pan y chorizo- le da la razón. Comentan lo bien que estaba la iglesia durante el funeral, con muchos curas. Magdalena se desmayó, era la que más quería a su padre…

Pero la Poncia ha ido aprovechando que no está Bernarda para poder comer, Bernarda es una “mandona, una dominanta”. La criada le recrimina su actitud pero, a su vez, le pide algo de comer para su hija. Puede llevarse algunos garbanzos, en un día como este no se dará cuenta.

Desde dentro, una voz llama a Bernarda, es “la vieja”. Está bien encerrada, con dos vueltas de llave, pero la Poncia no se fía de ella. Inmediatamente vuelven a limpiar, todo debe estar reluciente para cuando llegue Bernarda (2), tirana sin corazón, que siempre tiene que ser más que nadie.

La Criada y la Poncia siguen hablando, han venido los parientes de ella, los del marido la odiaban. Están esperando a que lleguen de la misa, hay bastantes sillas, pero a la Poncia le da igual. Está cargada de ira. Lleva 30 años al servicio de Bernarda, entregada, sumisa, esclava. Sus hijos trabajan también en sus tierras para ella, pero está harta. Desearía escupirle hasta “ponerla como un lagarto”. Aunque no le envidia su vida. Se queda sola con cinco mujeres “feas”. Solo Angustias, hija del primer marido, tiene dinero, las demás solo tienen apariencia, puntilla bordada y camisas de hilo.

Vuelven a sonar las campanas, es el último responso y la Poncia se marcha a la iglesia para escucharlo, la Criada permanece limpiando. Una mendiga, con una niña, llega hasta la puerta. Pide las sobras, pero la Criada la despacha airada, las sobras de hoy serán para ella misma. Ya a solas, lanza una queja amarga… Al final, ricos y pobres, todos por igual en una caja. Antonio María Benavides ya no volverá a levantarle más las enaguas detrás de la puerta del corral. Ella ha sido quien más lo ha querido, “¿Y he de vivir yo viéndote marchar? (Tirándose del cabello)”.

Poco a poco van entrando las mujeres hasta que lo hacen Bernarda y sus cinco hijas. Su primera palabra es “¡Silencio!” mandando callar a la criada. Después la echa recriminándole que no esté todo tan limpio como debiera. Su actitud es de desprecio “Los pobres son como animales”. También tienen sentimientos, como apunta una mujer del duelo, pero los olvidan delante de un plato de garbanzos, sentencia Bernarda. También manda callar a una muchacha que interviene, “a tu edad no se habla delante de personas mayores”, y a su propia hija Magdalena, “si quieres llorar te metes debajo de la cama”.

Una de las mujeres pregunta a Bernarda por las labores del campo. Ayer empezaron los trabajos en la era, hace muchísimo calor. Bernarda manda a la Poncia llevar limonada a los hombres. Están en el patio y no entrarán en la casa. Una muchacha apunta que Pepe el Romano había asistido. Cuando Angustias lo corrobora, Bernarda ataja la conversación, “ella ha visto a su madre. A Pepe no lo ha visto ni ella ni yo”, “Las mujeres en la iglesia no deben mirar más hombre que al oficiante, y a ese porque tiene faldas. Volver la cabeza es buscar el calor de la pana”.

Con un golpe de bastón y un “Alabado sea Dios”, todas se santiguan y comienzan a rezar por el difunto. Finalmente, las mujeres van desfilando delante de Bernarda con frases de consuelo. Angustias sale por la puerta que da al patio, mientras la Poncia entra con una bolsa, es de parte de los hombres, dinero para ayudar con los responsos, les da las gracias con una copa de aguardiente.

Cuando Magdalena vuelve a llorar la manda callar de nuevo, el bastón golpea el suelo, “silencio”. La Poncia trata de agradarla, ha ido casi todo el pueblo pero Bernarda está llena de odio, han ido “para llenar mi casa con el sudor de sus refajos y el veneno de sus lenguas”.  Amelia trata de calmarla, no está bien hablar así, pero la Poncia se queja de cómo han dejado el suelo y Bernarda sentencia “Igual que… una manada de cabras” (7).

Tiene calor, pide un abanico y Amelia le ofrece el suyo. Lo tira al suelo, tiene flores, es impropio de una viuda. “Dame uno negro y aprende a respetar el luto de tu padre”. Martirio le da el suyo, ella no tiene calor y Bernarda sentencia: “Pues busca otro, que te hará falta. En ocho años que dure el luto no ha de entrar en esta casa el viento de la calle. Haceros cuenta que hemos tapiado con ladrillos puertas y ventanas. Así pasó en casa de mi padre y en casa de mi abuelo.”

Magdalena se rebela, pero Bernarda sentencia “Eso tiene ser mujer”, “Hilo y aguja para las hembras. Látigo y mula para el varón”.  La abuela sigue gritando. Cuando sale la criada se queja del trabajo que ha costado sujetarla a pesar de sus ochenta años. Tuvo que taparle la boca para que dejara de gritar durante el duelo; y todo para que Bernarda le diera agua de fregar y carne de perro.  También se ha puesto sus anillos y pendientes, decía que iba a casarse. Las hijas ríen la ocurrencia y Bernarda ordena a la criada que cuide que no se acerque al pozo, no por miedo a que se tire, sino porque allí pueden verla las vecinas. Sale la criada y entra Adela.

Bernarda le pregunta por Angustias. Estaba asomada a la rendija del portón, espiando a los hombres, la vio cuando iba a comprobar si las gallinas habían puesto. Un grupo de hombres se había retrasado. Bernarda llama a gritos a Angustias furiosa. Cuando llega le recrimina que estuviera mirando a los hombres, “¿Es decente que una mujer de tu clase vaya con el anzuelo detrás de un hombre el día de la misa de su padre?”. Angustias trata de disculparse pero Bernarda está furiosa, la golpea con el bastón, la Poncia corre a sujetarla mientras Angustias llora. Bernanda las manda salir a todas.

Ya a solas, la Poncia la disculpa, no ha tenido mala intención, la vio espiando la conversación de los hombres desde la ventana. A Bernarda le puede su curiosidad, hablaban de Paca la Roseta, ataron al marido a un pesebre y se la llevaron a caballo hasta el olivar. Cuentan que ella iba tan conforme, con los pechos fuera, llevada por Maximiliano como si fuera una guitarra. Al día siguiente volvieron casi de día. Ella traía el pelo suelto y una corona de flores en la cabeza. Es la única mujer mala del pueblo, es forastera, como también quienes se la llevaron, hijos de forasteros, “Los hombres de aquí no son capaces de eso”.

También contaban otras cosas que dan vergüenza y que la hija escuchó. Bernarda se indigna “Esa sale a sus tías; blancas y untuosas que ponían ojos de carnero al piropo de cualquier barberillo”. La Poncia le hace ver que sus hijas ya tienen edad de merecer, Angustías ya tiene 39 años y nunca ha tenido novio. Pero para Bernarda está bien así, no hay hombre de su nivel en el pueblo y no hay nada más que hablar, mejor que no se tome tantas confianzas, es solo una sirvienta. La criada anuncia la llegada de don Arturo, encargado de hacer las particiones. Bernarda sale a atenderlo mientras sigue dando instrucciones a la Poncia y la criada.

Entran Amelia y Martirio. Amelia se interesa por la salud de Martirio, si se ha tomado las medicinas. Aunque desganada lo ha hecho, la llegada del médico nuevo las anima. Ambas han reparado en el cambio experimentado por Adelaida, no asistió al duelo, el novio no la deja salir, ha cambiado, antes todo era alegría, ahora… “ni polvos echa en la cara”.  Pero hay más razones para no ir al duelo, el miedo a Bernarda, la única que conoce el origen de sus tierras: su padre mató al marido de la primera mujer para casarse con ella. La abandonó para irse con otra, luego con otra muchacha, la madre de Adelaida con la que se casó después de muerta loca la segunda mujer… Sin embargo, no está en la cárcel porque nadie se atreve a delatarlo. Y, aunque Adelaida no tenga la culpa de nada, esas cosas se heredan, el mismo sino que su madre y su abuela. Por eso Martirio opina que mejor ningún hombre, siempre les tuvo miedo, agradece a Dios el haberla hecho fea. La historia con Enrique Humanes fue un bulo, un día lo esperó en camisa detrás de la ventana, le había dado aviso de que iba, le dio plantón y fue a casarse con otra que tenía más, aunque era fea “como un demonio”. Lo que importa a los hombres es la tierra.

Llega Magdalena, ha estado paseando por las habitaciones, viendo los cuadros. Añora los tiempos antiguos, una época en la que las bodas duraban diez días y no había miedo al qué dirán. Amelia le hace ver que lleva desatados los cordones de los zapatos, pero a ella le da igual, “Una menos”. Pregunta por Adela, Magdalena le cuenta cómo se ha puesto el vestido verde que iba a estrenar en su cumpleaños para ir al gallinero y comenzar a gritar “Gallinas, gallinas, miradme”. Es la más joven, aún tiene ilusiones, a Magdalena le gustaría verla feliz.

Angustias pasa preguntando la hora, es muy tarde, casi las doce. Magdalena aprovecha para cotillear con sus hermanas: Pepe el Romano viene a casarse con Angustias, pronto mandará un emisario. Martirio y Amelia se alegran de la noticia, pero Magdalena les recrimina su hipocresía, también ella se alegraría si viniera por Angustias como mujer, “…pero viene por el dinero”, está vieja y enferma. Ahora que el padre ha muerto, se harán las particiones y vendrán a por ella, es la única rica de la casa.

La entrada de Adela las interrumpe, Magdalena le pregunta si la han visto las gallinas, Adela tenía ilusión por estrenar el vestido, pero solo se ha llevado las pulgas del gallinero. Magdalena le sugiere que se lo regale a Angustias para su boda con Pepe el Romano. A Adela le coge por sorpresa, no puede ser, pero eso justificaría el que saliera detrás del duelo y mirara por el portón. Ante las preguntas de Martirio, Adela se desahoga: “… este luto me ha cogido en la peor época de mi vida…” (15), no podrá acostumbrarse a vivir encerrada, perder la juventud, “Mañana me pondré mi vestido verde y me echaré a la calle! ¡Yo quiero salir!”.

Entra la Criada, anuncia que se acerca Pepe el Romano, todas corren a verlo menos Adela, la criada le insiste, finalmente se va hacia su cuarto desde donde podrá verlo mejor. Bernarda y la Poncia aparecen hablando de las particiones. Le ha quedado bastante dinero a Angustias, pero bastante menos a las otras. Bernarda recrimina a la Poncia que ande repitiéndolo. Llega Angustias con la cara muy compuesta (16) y Bernarda se lo recrimina. Pero no era su padre y se enfrentan, no la dejará salir hasta que no se quite los polvos de la cara, Bernarda la insulta, acuden las hermanas. Magdalena le recrimina a Angustias que no discuta por las particiones, ella es la más rica, se insultan y Bernarda zanja la discusión, hasta que se muera será ella quien mande.

En ese momento llega María Josefa (madre de Bernarda) viejísima, con flores en la cabeza y el pecho. Pide su mantilla, sus anillos, su gargantilla, nada quiere que sea para las niñas, ninguna de ellas se casará. Se ha escapado, ella se quiere casar para tener alegría. Bernarda recrimina que la hayan dejado salir y ordena que sea de nuevo encerrada. Al final se la llevan arrastrando mientras sigue gritando ¡”Quiero irme de aquí! ¡A casarme a la orilla del mar!”.

 

ACTO II

Sentadas en la habitación, junto con la Poncia, las hijas de Bernarda están cosiendo el ajuar de Angustias. Falta Adela. La Poncia observa que la ve sin sosiego, como asustada. Todas están así menos Angustias, observa Martirio. Angustias está deseosa de salir de allí y Martirio trata de hacerla rabiar, igual que Magdalena. Hace calor.  Magdalena se levantó por la noche a refrescarse, igual que la Poncia, era tarde y Pepe aún estaba en la ventana. Las horas no coinciden y comienzan una discusión, si la Poncia lo oyó a las cuatro no podía ser él según Angustias. Pero la Poncia y Amelia están seguras (19).

La conversación se desvía hacia cómo se declaró Pepe el Romano, qué le dijo a Angustias la primera vez que se acercó a la reja: “Ya sabes que ando detrás de ti, necesito una mujer buena, modosa, y esa eres tú, si me das la conformidad”. Ella no dijo nada, el corazón se le salía por la boca, era la primera vez que estaba sola de noche con un hombre… (20). Entonces, la Poncia cuenta su experiencia con Evaristo, como después de las buenas noches y media hora sin decir ni una palabra le dijo en voz muy baja: “¡Ven que te tiente!”. El hombre, a los quince días de la boda, deja la cama por la mesa y luego por la tabernilla, y “la que no se conforma se pudre llorando en un rincón” (21). La Poncia nunca se dejó dominar por su marido a quien estuvo a punto de dejar tuerto y otro día le mató a todos sus colorines, sus pájaros, con la mano del almirez.

Entre risas echan de menos a Adela, la llaman, y Magdalena va en su busca. Están preocupadas por ella, apenas duerme, Angustias lo achaca a la envidia, se le está poniendo mirada de loca. Adela se incorpora, tiene mal cuerpo, Martirio inquiere con segundas intenciones si es que no duerme bien, ella se excusa y se revuelve, le gustaría que nadie se metiera en su vida. La criada interrumpe la conversación, ha llegado el hombre de los encajes, pero la mirada inquisitiva de Martirio la hace saltar de nuevo, la acusa de vieja y jorobada. La Poncia la recrimina, pero Adela se defiende, Martirio la sigue continuamente, se da pena a sí misma, por un cuerpo condenado a no ser de nadie. La idea la rebela, su cuerpo será de quien ella decida. “De Pepe el Romano, ¿no es eso?”, le dice con intención la Poncia. El comentario sobresalta a Adela que la manda callar pero la criada insiste, se ha dado cuenta. La vio exhibirse medio desnuda con la ventana abierta el segundo día que Pepe el Romano vino a hablar con la hermana. Adela se echa a llorar, para la Poncia está claro que Angustias se morirá no resistirá el primer parto, entonces Pepe el Romano la eligirá a ella, la más joven y hermosa. “Pero no vayas contra la ley de Dios”. Pero Adela no está dispuesta a renunciar ni La Poncia a dejar de vigilarla. “No os tengo ley ninguna, pero quiero vivir en casa decente”. Adela la desafía, hará lo que le venga en gana y ella no podrá impedirlo.

La entrada de Angustias interrumpe la conversación y cambian de tema. Magdalena entra preguntando y mostrando los encajes, son para Martirio, pero Adela no está de humor. Magdalena no piensa dar una puntada y Amelia no está dispuesta a criar hijos ajenos, a sacrificarse por nadie para estar como las vecinas. Pero allí, según la Poncia, al menos hay risas. Unos campanillos lejanos anuncian el regreso de los hombres del trabajo.  Son los segadores que llegaron el día anterior, 40 o 50. Vienen de lejos y traen alegría. La Poncia cuenta cómo vino con ellos una mujer, bailaba y tocaba el acordeón, 15 de ellos la contrataron para llevársela al olivar. Amelia y Adela se escandalizan, pero la Poncia las recrimina: es normal entre los hombres, ella misma dio dinero a su hijo mayor para lo mismo, “los hombres necesitan estas cosas”. No hay derecho a esa doble vara de medir, se quejan, a los hombres se les perdona todo; en cambio, “nacer mujer es el peor castigo”.

A lo lejos se escucha el canto acercándose: “Ya salen los segadores / en busca de las espigas / se llevan los corazones / de las muchachas que miran”.

A Adela le gustaría ir a segar, olvidar sus penas. Martirio se le enfrenta, “¿Qué tienes tú que olvidar?”. La Poncia las manda callar para seguir escuchando el canto: “Abrir las puertas y ventanas / las que vivís en el pueblo / el segador pide rosas / para adornar su sombrero”.

Adela propone verlos marchar desde su cuarto y suben, Martirio se queda porque “Me sienta mal el sol” –responde a su hermana Amelia. Esta le cuenta preocupada cómo le había parecido oír ruidos en el corral la noche anterior, tiene miedo, quiere avisar a su madre. Pero Martirio le pide que guarde silencio. La conversación se interrumpe cuando Angustias entra furiosa preguntando por el retrato de Pepe el Romano. Lo tenía guardado bajo su almohada. Ninguna lo tiene. Entran Poncia, Magdalena y Adela: alguna ha debido cogerlo, esconderlo. La discusión se corta con la entrada de Bernarda. Angustias se lo cuenta y Bernarda reacciona furiosa, ordena registrar todos los cuartos, las amenaza: “¡Esto tiene no ataros más cortas, pero me vais a soñar!”.

La Poncia regresa con el retrato, estaba entre las sábanas de la cama de Martirio. Bernarda comienza a insultarla mientras la golpea con su bastón. Angustias trata de detenerla mientras Martirio se excusa diciendo que todo ha sido una broma. Adela la desafía, que diga la verdad, pero Martirio se le revuelve, “otras hacen cosas más malas”, y echa en cara a Angustias que Pepe el Romano esté con ella solo por el dinero. Bernarda corta de raíz la discusión y las echa a todas de allí.

Ya a solas con la Poncia, se queja, piensa que lo mejor sería alejar de la casa a Pepe el Romano. Pero la Poncia ve más lejos, Bernarda debiera haber permitido que Martirio se casara con Enrique Humanos, era la más enamoradiza. Pero ese matrimonio era imposible, el padre de Enrique era un gañán. Y Bernarda está convencida de que no pasará nada. Pero la Poncia insinúa que ya está pasando y Bernarda la insulta, le exige respeto, gratitud y silencio… Su madre no era más que una furcia. A pesar de eso, insiste, cree que Pepe el Romano haría mejor casándose con Martirio o Adela porque es difícil desviarse de la inclinación natural. Pero Bernarda desoye sus advertencias, sus hijas nunca se atreverían a desafiarla.

Entonces la Poncia se lo cuenta: su hijo mayor vio a Pepe el Romano hablando con Angustias a las cuatro y media de la madrugada (33). En ese momento aparece Angustias, lo niega, es mentira, Pepe el Romano lleva más de una semana marchándose a la una. Pero ahora es Martirio la que se incorpora a la conversación: también ella lo sintió marcharse a las 4, hablaban por la ventana del callejón… Pero Angustias habla por la ventana de su dormitorio.

Adela se incorpora y aconseja a su madre que no escuche habladurías, pero la Poncia insiste, conviene averiguar qué está ocurriendo. Y Bernarda lo hará con sus cinco sentido a partir de ese momento. En la calle hay un gran alboroto, la criada avisa de un gran gentío que vocifera y acuden a ver qué pasa.

A solas, Martirio acusa a Adela, podría haberla delatado pero no lo hizo.  Adela le recrimina su falta de valor, ella hizo lo que la otra no se atrevió a hacer. Pero Martirio no está dispuesta a renunciar a Pepe el Romano y menos ante su propia hermana. Adela primero trata de justificarse: ella misma no lo hubiera querido así, pero se vio arrastrada como por una fuerza irresistible.

El tumulto exterior decae y van entrando. “La hija de la Librada, la soltera, tuvo un hijo no se sabe con quién”. Para ocultarlo, lo mató y lo enterró bajo unas piedras. Pero unos perros lo desenterraron. La quieren matar (35). “Que vengan todos a matarla”, grita Bernarda, y Martirio se suma, pero Adela protesta, desearía que la dejaran escapar. Bernarda es inmisericorde: “Carbón encendido en el sitio de su pecado”. Adela está horrorizada, “No,no” –cogiéndose el vientre-.

 

ACTO III

La Poncia sirve la comida en el patio, en un aparte está la Prudencia. Cuando hace ademán de marcharse, Bernarda la retiene, llevan tiempo sin verse. Le pregunta por su marido al que tampoco ven. Prudencia explica que apenas sale desde que se peleó con los hermanos por culpa de la herencia. A la hija aún no la ha perdonado. Bernarda aplaude su actitud: “Una hija que desobedece deja de ser una hija para convertirse en enemiga”. Prudencia no está tan segura, a ella solo le queda ya el refugio de la iglesia. Un golpe en el muro interrumpe la conversación. Son coces del caballo garañón encerrado en el establo. Bernarda manda trabarlo y sacarlo al corral para que se tranquilice. Al día siguiente le echarán potras nuevas. Para la Poncia es admirable cómo Bernarda ha sabido gestionar su patrimonio siendo viuda. Ha llegado a tener la mejor manada. Un nuevo golpe hace que Bernarda estalle a voces para que se cumplan sus órdenes inmediatamente.

En tres días vendrán a pedir a Angustias. El anillo, con tres perlas, es precioso. “En mi tiempo, las perlas significaban lágrimas”, explica Prudencia. Angustias se consuela, las cosas cambian. pero no opina lo mismo Adela para quien los anillos debieran ser de diamantes. Bernarda zanja la cuestión y hablan de la dote, se ha gastado 16.000 reales, aunque para la Poncia lo mejor es el armario. Suenan las campanas y Prudencia se despide.

Adela se dirige al portón, quiere estirar las piernas; Amelia y Martirio la acompañan. A solas, Bernarda pide a Angustias que hable con su hermana Martirio y olvide el episodio. No importa que se odien pero quiere “una buena fachada y armonía familiar”. Después le pregunta por Pepe el Romano, acabaron de hablar a las 12:30, pero lo encuentra como distraído… “los hombres tenemos nuestras preocupaciones”. Bernarda le aconseja que no pregunte “…y cuando te cases, menos. Habla si él te habla y míralo cuanto te mire”, que nunca la vea llorar. Angustias se queja, debería estar contenta, pero no lo está. Esa noche no irá a rondarla, irá con su madre a la capital.

Entran Adela, Martirio y Amalia. La noche está muy negra. El caballo es tan blanco que parece un fantasma, sus coces resuenan en el establo. Adela mira las estrellas y Martirio la critica, a ella le interesa lo que pasa dentro de la casa, pero Adela sigue soñando con el cielo y los relámpagos que iluminan la noche, en esa oración a Santa Bárbara cuando hay tormenta. Para Bernarda, los antiguos sabían muchas cosas hoy olvidadas. Magdalena dormita y Bernarda la manda a la cama. Una a una van retirándose.

Llega la Poncia y Bernarda la recrimina, en su casa no pasa nada, sus hijas están tranquilas. Trata de sonsacarle información, pero la Poncia prefiere callar. Sus hijas no dicen nada porque no pueden pero la tranquilidad puede romperse en cualquier momento. La llegada de la criada interrumpe la conversación y Bernarda se retira también.

Bernarda no quiere ver lo que pasa –comenta la Poncia a  la criada-, ella ha intentado advertirle pero no puede ir más allá. “¿Tú ves este silencio? Pues hay una tormenta en cada cuarto”. Para Bernarda, no toda la culpa es de Pepe el Romano. Anduvo detrás de Adela, ella estaba loca por él, no debiera provocarlo porque “un hombre es un hombre” (44). No cree que acelerar la boda vaya a solucionar nada porque Adela está dispuesta a todo, también Martirio. No son malas, son “mujeres sin hombre, nada más”.

Aparece Adela, va a beber agua, está en camisón. La Poncia y la criada se retiran para acostarse. Los perros ladran sin cesar. Con la escena casi a oscuras, aparece María Josefa con una oveja en brazos. Cruza la estancia cantándole. Adela entra mirando con sigilo y desaparece por la puerta del corral, pero Martirio la está acechando, también en enaguas, cubriéndose con un pequeño mantón negro. Vuelve a aparecer María Josefa. Habla de forma incoherente, en voz alta. Habla de salir, de tener hijos, de ser libre. Martirio la empuja hacia su cuarto y la abuela se marcha cantando entre lágrimas. Ya a solas se dirige hacia la puerta del corral y comienza a llamar a Adela. Cuando aparece, despeinada, le exige que deje a Pepe el Romano, la amenaza con delatarla. No es decente interponerse en la boda de Angustias a pesar de no quererla, porque a quien quiere es a Adela. Martirio también está enamorada de él, finalmente lo confiesa. Adela se compadece, pero Martirio rechaza su abrazo. Adela está dispuesta a todo, no aguanta más “…estos techos después de haber probado el sabor de su boca. Seré lo que él quiera que sea.”. Martirio no lo va a consentir.

Se oye un silbido y Adela acude a la puerta, Martirio se interpone y forcejean, Martirio comienza a llamar a voces a la madre. Bernarda acude y Martirio delata a su hermana. Adela se le enfrenta, le arrebata el bastón y lo parte en dos: “Aquí se acabaron las voces de presidio. Esto hago yo con la vara dominadora.”.  Aparecen la Poncia y Angustias que se da cuenta de que la escopeta no está en su sitio. Adela continúa desafiante: “Yo soy su mujer (A Angustias). Entérate tú…”.

Suena un disparo. Entra Bernarda: “Atrévete a buscarlo ahora”. “Se acabó Pepe el Romano”, sentencia Martirio. Adela sale corriendo. En realidad no lo ha matado, salió huyendo. Pero lo han dicho como escarmiento. Se oye un golpe. Adela se ha encerrado. La Poncia trata de abrir la puerta y Bernarda le ordena abrir. Finalmente, La Poncia logra entrar de un empujón, y sale gritando. Adela se ha ahorcado. Las hermanas se echan hacia atrás, Bernarda da un grito y avanza: “¡Descolgarla! ¡Mi hija ha muerto virgen! Llevadla a su cuarto y vestirla como si fuera doncella. ¡Nadie dira nada! ¡Ella ha muerto virgen! Avisad que al amanecer den dos clamores las campanas.”. “Y no quiero llantos. La muerte hay que mirarla cara a cara. ¡Silencio! ¡A callar he dicho! Las lágrimas cuando estés sola… Ella, la hija menor de Bernarda Alba, ha muerto virgen. ¿Me habéis oído? ¡Silencio, silencio he dicho! ¡Silencio!”.

TELÓN RÁPIDO

FIN

La casa de Bernarda Alba: enlace al texto completo http://www.vicentellop.com/TEXTOS/lorca/La%20casa%20de%20Bernarda%20Alba.pdf

La casa de Bernarda Alba: película subvencionada por el Ministerio de Cultura:

https://www.youtube.com/watch?v=wTRlb_QUun4

La casa de Bernarda Alba: representación teatral:

https://www.youtube.com/watch?v=pO-K_c0CTCY

NOVEDAD EDITORIAL: Manual para una correcta sintaxis. Berenice, 2019

Ver sinopsis en obras publicadas

Ver sinopsis en José Carlos Aranda: Obras publicadas

Imagen | Publicado el por

Cómo aprobar la Selectividad (entrevista Tv)

Os dejo el enlace a la entrevista que para Onda Mezquita me realizó Rocío de las Heras, tan maravillosa como siempre. Un saludo.

https://www.ahoracordoba.es/trucos-y-consejos-para-aprobar-el-examen-de-selectividad/

 

Imagen | Publicado el por

JUEGOS DE MUERTE: CUANDO LAS REDES SOCIALES DEJAN DE SER UN JUEGO

 

Tenía 32 años. Unos vídeos sexuales antiguos, grabados 5 años atrás saltaron a las redes sociales. Llegaron hasta los teléfonos móviles de sus compañeros de trabajo en una planta de automóviles de Madrid. Su cuñada, trabajadora en la misma planta, acabó por ver los vídeos, su marido acabó por enterarse. ¿bromas? Es fácil imaginar el acoso y las humillaciones, los comentarios, las risitas, las visitas entre cuchicheos, las insinuaciones… No soportó la presión. Acabó sucidándose. Tenía dos hijos. El mayor de cuatro años, el menor aún no había cumplido uno. Entró en la empresa como carretillera, luego pasó a la sección de ejes y puente. Tenía ante si un proyecto esperanzador de futuro. Hoy todos dan el pésame, piden que no se culpe a “todos”, que no “todos” son culpables, que no “todos” son cómplices. La policía pide tranquilidad, no se puede culpar a nadie porque aún no se sabe quien divulgó el vídeo que originó el desastre. Pero lo cierto es que el delito existe. Y no solo por parte de quien lo colgó en las redes, también de quien lo compartió convirtiéndose en cómplice.

Le empresa lo sabía, pero no lo consideró un asunto laboral, le recomendó que denunciara ante la policía. Ella se negó, quizás porque la denuncia hubiera hecho aún más notorio el caso. ¿Lo sabría ya en ese momento su marido? ¿Fue el último intento de protegerse, de proteger a su familia, a sus hijos? Apareció ahorcada en su domicilio.

La expareja se ha presentado ante la policía. Le han tomado declaración. Ha quedado en libertad. Declara no haber sido él quien difundió las imágenes. El juez tendrá que estudiar el caso.

Ahora la maquinaria se ha puesto en marcha, el Juzgado de Instrucción número 5 de Alcalá de Henares ha abierto diligencias. Hay un presunto delito por revelación de secretos (artículo 197.7 del Código Penal). Una ley que se aprobó en 2015 como consecuencia de un caso parecido sin este final trágico. La Fiscalía también ha abierto diligencias. La fiscal de la Sala de Criminalidad Informática, Elvira Tejada, ha pedido informe a la Policía Nacional para investigar los posibles delitos, también la Agencia de Protección de Datos ha iniciado actuaciones de oficio. También los sindicatos están ya estudiando las posibles responsabilidades de la empresa, si debió o no activar el protocolo de acoso.

Pero todo esto llega ya tarde. Verónica ya está muerta. Y los culpables somos todos. ¿De verdad educamos a nuestros hijos en el buen uso de las redes sociales? ¿Somos los adultos conscientes de la trascendencia que tiene lo que colgamos, compartimos, difundimos a través de las redes sociales? La verdad es que no. Existe un sentido generalizado de mero entretenimiento intrascendente, lúdico, festivo… Pocos somos conscientes de que nuestra actividad en las redes sociales puede ser constitutiva de delito. Tampoco nuestros hijos. Porque nunca pasa nada.

Hay un falso sentido de la intimidad en la soledad de una habitación vacía frente a un teclado y una pantalla. Parece que lo que hiciéramos, no saliera de allí. Pero es una falsa sensación porque estamos sentados ante un ojo que todo lo ve y que nunca olvida. El vídeo había sido grabado cinco años atrás. Verónica era ya otra persona distinta, con toda una vida por delante. Pero aquella imagen grabada no sabemos cómo ni por qué, apareció de pronto en su vida rompiéndole todos los esquemas. Bajo el paraguas sonriente de la broma, de la gracia, del mero entretenimiento, no somos conscientes del daño que podemos causar a una persona. Y todos llevamos ya un teléfono móvil en la mano que tiembla o suena avisándonos permanentemente de un nuevo mensaje, de un nuevo vídeo, de una nueva conexión, y nos invita a verlo, a compartirlo, a comentar, a sentirnos como parte de algo que, sin existir, nos absorbe y nos persigue, nos condiciona.

Es necesario educarnos para educar. Nuestros hijos, nosotros mismos, debemos ser conscientes del daño que podemos causar simplemente por formar parte de una cadena ciega y sin sentido. Y estos casos tenemos que comentarlos en familia. Porque hay mucho depredador en las redes sociales y la extorsión por imágenes sexuales colgadas es cada vez mayor. Creemos que esto no nos va a pasar a nosotros, que nunca le pasaría a nuestros hijos, que son inocentes, que no están en esa nube. Pero no es así. La verdad es que, si no tomamos precauciones, vivimos en la más absoluta ignorancia de lo que ocurre cuando se cierra la puerta de ese cuarto y los dejamos con esa ventana abierta al mundo por la que se puede asomar cualquiera. Y a todos nos gusta sentirnos valorados, queridos, deseados, sentirnos únicos para alguien, aunque sea un anónimo que solo sea una promesa incierta de romance en un mundo donde las emociones reales cada vez se venden más caras. Todos pueden tener un momento de debilidad que les persiga el resto de sus vidas, un ¿por qué no?, un ¿a que no te atreves? un “total, si esto queda entre él y yo”.

Antes de colgar una imagen, un vídeo, un comentario piensa en el tablón de anuncios del instituto, del colegio, de la fábrica donde trabajas y decide si esa imagen, ese vídeo, ese comentario te gustaría que fuera visto u oído por todos cuantos pasen por ese pasillo, que pudieran hacer comentarios debajo y que esos comentarios quedaran permanentemente expuestos para que otros que pasen los lean, los vean y sigan comentando. ¿Te gustaría? Antes de dar un “me gusta” o colocar un emoticón con una sonrisa ante el vídeo o la fotografía o el comentario sobre un compañero o un desconocido, pregúntate si ese vídeo, esa fotografía o ese comentario se hubiera hecho sobre ti, ¿te gustaría que los demás lo aplaudieran, lo difundieran, lo comentaran?, ¿o te sentirías herido?  Si no estás seguro de estar haciendo lo correcto, no lo cuelgues, no lo subas, no lo reproduzcas, no lo compartas. No te conviertas en cómplice.

No sea que tú mismo te conviertas en tu propia víctima.

 

NO ES UN CASO AISLADO:

Con fecha 29 de mayo leo esta noticia: “Joven se suicida en Malasia tras publicar sondeo sobre su muerte en Instagram”

El 23 de enero una niña de 14 años se suicidó en Miami. Se llamaba Nakia Venant. Durante dos horas emitió un vídeo. Se veía como se ahorcaba con su bufanda en el cuarto de baño. Nadie acudió en su ayuda, probablemente creyeran que era una broma o un espectáculo. Sus padres dormían en la habitación de al lado.El vídeo se hizo viral.

Unas semanas antes, por conseguir más “me gusta” en instagram, una niña de 12 años Katelyn Nicole Davis, se suicidaba en vivo en Geordia. Emitió durante cuarente minutos y acabó colgándose de un árbol.

El 14 de abril, un niño de 13 años, grabó su propia muerte por un disparo accidental de una pistola con la que jugaba. Ocurrío en Estados Unidos. El vídeo se hizo viral.

¿Todo vale por un Like? Recientemente, un hombre llamado Steve Stephens decidió colgar un asesinato en directo. Eligió una víctima al azar. Lo colgó en Facebook. Da igual que el vídeo se haya retirado de la plataforma, circula como la pólvora por las redes sociales. Basta advertir que “puede herir tu sensibilidad”.

Es imprescindible educar en el uso de las nuevas tecnologías, ser conscientes de los enormes riesgos que comportan. Si nunca se nos ocurriría poner una pistola en manos de un niño, ¿cómo le ponemos un móvil antes de que sean capaces de gestionarse a sí mismos? ¿Somos realmente conscientes de las ideas, de las imágenes, de las sugerencias, de las tentaciones que pueden entrar por esa puerta?

Es un arma cargada que cualquiera puede disparar.

Imagen | Publicado el por

FICHA 2: Calificaciones y observaciones. Universidad Loyola Andalucía, Comunicación oral y escrita.

FICHA Nº 2. La nota se obtiene entre la calificación de los jueces (grupo e individual) y la calificación del trabajo escrito. He querido trasladaros las observaciones realizadas por los jueces en justificación de sus calificaciones. Es bueno que os veáis desde fuera y consideréis las virtudes que podéis potenciar y las deficiencias por corregir. Habéis estado ahí y lo habéis hecho. Esto es lo más importante. Seguimos.

EDUCACIÓN SEXUAL EN LAS AULAS.

En contra. Nota de equipo: 7, 8.5, 7.5, 8 (7,75)

NOTA TRABAJO ESCRITO: 8

  • Laura Rascón 7, 8, 8.5, 8, 9, 9, 9, 8, 8, 8, 7, 6.5, 8 (7,7)

NOTA INDIVIDUAL: 7,8

Se le nota muy nerviosa. No quedan claros los bloques. Tienes que ajustar la respiración. Excedido el tiempo.

  • Ana Lucía Girela 7, 8, 8.5, 8, 8, 8, 8, 8, 8, 8, 7, 8, 8 (7,6)

NOTA INDIVIDUAL: 7,7

Pregunta muy acertada. Pausada y controlada. No rascarse la cabeza.

  • Lucía Bonilla, 9, 9.5, 9, 8, 8, 7, 8.5, 8, 7, 8, 9, 9.5, 6 (8,2)

NOTA INDIVIDUAL: 7,9

Ha empezado muy bien, pero se ha bloqueado. Muy bien preparado. Ejemplos. Respuestas muy buenas. Muy bien preparado. Lapsus.

  • Cristina Venteo, 8, 8, 8.5, 9, 7, 8, 8.5, 8, 8, 7, 8, 8, 9 (7,8)

NOTA INDIVIDUAL: 7,7

Bien. Cuidar la mirada, tendencia a desviar los ojos hacia arriba, no cede la palabra.

 

A favor. Nota de equipo, 6, 8, 8, 8, 8, 8 (7,66)

NOTA TRABAJO ESCRITO: 9

Han dado datos y argumentos más sólidos y precisos.

  • Laura Fernández, 7.5, 8, 8, 9, 9, 8, 8, 8, 8, 8, 9, 8, 9 (8,2)

NOTA INDIVIDUAL: 8,2

La fuente que menciona no es fiable. Habla bien. Sale bien de la pregunta pero quizás no sabía qué responder. No sabía la respuesta.

  • Lourdes Sánchez, 6, 7, 8.5, 8, 8, 8, 8, 7, 8, 7, 7, 6, 6 (7,2)

NOTA INDIVIDUAL: 7,9

Se le nota muy nerviosa. Se nota que sabe de lo que habla, pero se pierde mucho. Buen contenido pero ha perdido seguridad en sí misma.

  • Susana Cabo, 6, 8, 9, 8, 7, 7, 7.5, 8, 8, 8, 8, 7, 9 (7,1)

NOTA INDIVIDUAL: 7,9

  • Rafael Bracero, 6, 8, 8.5, 8, 8, 8, 9, 7, 8, 7, 7, 7.5, 7 (7,1)

NOTA INDIVIDUAL: 7,9

 

DEBATE SOBRE LA PENA DE MUERTE

A favor. Nota de equipo: 8, 8.5, 8.5, 9, 9, 9, 9, 9, 8 (8,6)

NOTA TRABAJO ESCRITO: 9

Gana el equipo a favor ya que al ser una posición objetivamente más comprometida han tenido una solidez argumental mayor con datos más precisos. Han mostrado mayor preparación y solidez argumental que el equipo contrario.

  • Manuel Jesús Morales, 9, 8, 8, 9, 8, 8, 9, 8, 9, 7, 7.5, (8,22)

NOTA INDIVIDUAL: 8,6

Concluye muy bien. Es claro y muestra estar bien informado. Conciso y bien argumentado. Habla muy rápido, dificultad para comprender. Buenos criterios. Buena convicción y energía. Velocidad adecuada.

  • Mª de los Ángeles Mata, 8, 9, 8, 8, 8, 9, 8, 8, 8, 9, 7.5 (8,22)

NOTA INDIVIDUAL: 8,6

Buena introducción pero quizás un poco extensa. Muy bien memorizado. Muy segura de lo explicado. Convincente. Referencias acertadas. Buena fluidez, se ha pasado más de 1 minuto del tiempo fijado.

  • Miguel Ábalos, 7, 9, 9, 9, 8, 8, 9, 9, 9, 9, 9 (8,63)

NOTA INDIVIDUAL: 8,7

Habla bien y gesticula bien. Pregunta demasiado extensa y quizás no queda clara. Buenas bases argumentales (textos legales). Bien de convicción. Nervioso. Bien fundamentado. Ajustado al tiempo.

  • Javier Leiva, 9, 7, 9, 8, 8, 9, 9, 9, 9, 9, 8.5 (8,6)

NOTA INDIVIDUAL: 8,7

Se pone nervioso, pero muestra conocer bien el tema. No ha sido tan convincente como sus compañeros. La entonación era monótona. Pausado, buena gesticulación manual.

 

En contra. Nota de equipo: 6, 7, 8, 6, 7, 7, 7, 7 (6,8)

NOTA TRABAJO ESCRITO: 5

A pesar de ser uno menos, han sabido jugar sus cartas. Con mayor preparación, se hubieran llevado el debate.

  • Jesús Gálvez Morales, 6, 7, 6, 8, 6, 7, 6, 7, 7, 8, 8 (6,9)

NOTA INDIVIDUAL: 6,2

Lee bastante. Quizás no utiliza un lenguaje demasiado formal. En una conclusión no deben introducirse nuevos datos. Parece otro refutador. Creo que le faltaba mencionar referencias más contundentes. También debería mejorar la introducción. La conclusión, sin embargo, estaba mucho mejor. Lee mucho. Buen tono y cadencia, pero lee y no agota el tiempo.

  • Lucía Rich, 5, 8, 5, 8, 5, 8, 6, 7, 6, 5.5, 6, (6,6)

NOTA INDIVIDUAL: 6,1

Lee demasiado. No queda claro cuando termina su intervención. Responde pero no con una fuente fiable. Bien memorizado y convincente. Ha leído todo. Error grave, lee, duda.

  • Carlos Zurera, 7.5, 8, 7, 8, 6, 8, 8, 8, 8, 9, 7.5 (7,7)

NOTA INDIVIDUAL: 6,5

Da la sensación de que se lo sabe de memoria. Sin embargo, ha refutado la intervención del equipo contrario. Buena respuesta y buena pregunta. Responde bien a las preguntas. Convincente y referencias varias. Ha leído, pero ha rebatido positivamente. Respuesta a la pregunta muy acertada. Se corta y lee. Pero es capaz de replicar con argumentos muy bien.

Ángel Felices,

 

A favor de la monarquía: (grupo 1). Nota de equipo: 8, 8.5, 7, 7, 7.5, 8.5, 9.5, 8.5 (8)

NOTA TRABAJO ESCRITO: 9

Han utilizado argumentos jurídicos muy consistentes y sólidos, además de tener claro en todo momento lo que decir. En el turno de preguntas cruzadas han respondido sin temor y utilizando argumentos concisos y fiables. Muy buenas y variadas fuentes.

  • David Pareja: 8, 8, 7, 8.5, 6.5, 7, 7.5, 8, 8, 9, 7.5, 7, 7, 9, 8, 9, 8, 9 (7,8)

NOTA INDIVIDUAL: 8,2

 

Su discurso no llega con la misma fuerza que el de los demás. Menor claridad, aunque se debe a la puesta en escena. Ha utilizado un lenguaje poco formal y ha demostrado un poco de nerviosismo. Buen tono y ritmo. Varía poco la mirada. Buena síntesis de los argumentos. Tiene buen control de la voz y la mirada aunque podría mejorar el ritmo. Lee mucho. No ha respondido la pregunta, pero ha aguantado el tipo. Lee, quizás el discurso un poco corto. Conclusión directa, “al grano”. Buena síntesis. Apoyarse menos en el papel y ganar en convicción.

 

Javier Abreu: 7.5, 8, 7.5, 8, 7.5, 8, 10, 9, 9.5, 8, 7.5, 8, 8, 8.5, 9, 9, 9, 9 (8,5)

NOTA INDIVIDUAL: 8,5

Exposición apoyada en datos gráficos pero falta soltura en el discurso. Ha mostrado nerviosismo en su tono de voz, aunque ha expresado bien sus ideas. Además, en las preguntas no ha demostrado nerviosismo. Varía la mirada, aunque se centra en el profesor. Poca convicción y confianza en sí mismo, buen tono y ritmo con variaciones, movimiento de pies inadecuado. Buena argumentación y respuestas, no tan buena dicción. Le falta algo de fluidez, pero transmite mucho énfasis y pasión en el mensaje. Su respuesta ha sido muy elocuente. Se ha pasado en el tiempo, mucha información para el tiempo que ha hablado, buena dicción. Puntos no totalmente ciertos, pero bien expresados. Usa datos, se sabe bien el discurso. Responde bien. Tranquilo en la exposición, muy bien memorizado. Seguro, gesticulando. Buen control emocional, se mueve con naturalidad. Error gramatical “hubieron el mismo número…”, “creéis ustedes”. Aporta material.

 

  • Helena García: 5, 8.5, 8,5, 7.5, 7, 9, 8, 7.5, 9, 8, 8, 7, 8, 8.5, 9, 9, 8, 9 (8,1)

NOTA INDIVIDUAL: 8,3

Argumentos con mucho peso acompañados por la fuerza de su discurso. Ha sido clara, aunque con un lenguaje poco formal. Buena gesticulación, convicción, buen volumen y tono. Utiliza la ironía en positivo. Se apoya en los papeles, capta la atención del público. Un discurso familiar y cercano. Ha leído el papel, buena dicción. Evidencias muy claras. La exposición ha seguido un orden lógico y fácil de seguir. Muy natural.

 

  • Lucía Guerrero: 8, 8.5, 8, 9, 7.5, 8, 7, 8.5, 9, 8, 9, 9, 9, 8.5, 8, 8, 9, 9 (8,4)

NOTA INDIVIDUAL: 8,4

Mayor claridad y énfasis en su discurso. Ha mostrado seguridad, pero al hablar tan rápido le ha faltado claridad. Volumen bajo, ritmo rápido que no permite seguir el debate, gesticulación adecuada, varía la mirada un poco forzada. Un discurso serio y profesional. Buena exposición y argumentación. Va demasiado rápido y, a veces, no se le entiende. Se sabe bien el discurso, quizás un poco acelerado. Buena respuesta. Muy tranquila y segura de sí misma, muy bien memorizado. Segura y firme. Controlar algo más los movimientos oscilantes. Se excede en el tiempo más de 1 minuto.

En contra de la monarquía: (grupo 5).

Nota de equipo: 6.5, 8, 8, 7.5, 8, 8 (7,6)

NOTA TRABAJO ESCRITO: 7

Falta de fuentes.

  • Elena de la Torre: 7, 8, 7.5, 7, 6, 8, 7.5, 7.5, 8, 8, 9, 8, 7, 9, 9, 9, 8, 8.5 (7,9)

NOTA INDIVIDUAL: 7,5

Buena exposición y puesta en público. Tono de voz muy suave y lineal. Varía el tono, pero poca gesticulación, poco movimiento, no utiliza el espacio. Varía la mirada de los jueces al equipo contrario. El comienzo de su discurso ha sido muy poderoso y ha llamado la atención inmediatamente. Su respuesta ha sido muy buena ante la dificultad de la pregunta que se le ha realizado. Buena presentación y dicción, algo monótona. Buena respuesta. Responde bien las preguntas. Muy bien preparada. Bien preparado. No mira el papel. Buena fluidez y buena presentación.

 

  • Laura García: 7, 8, 7, 8, 8, 7, 7, 8, 7, 7, 8, 8, 8, 9, 9, 9.5, 8, 6.5 (8,3)

NOTA INDIVIDUAL: 7,6

Argumentación basada en leyes y hechos reales. Su defensa llega al público gracias a su énfasis. Ha mostrado seguridad, tanto en la exposición como en las preguntas, además ha expresado claramente sus ideas. Buen tono, apoyo en los papeles, gesticulación forzada, poco uso del espacio. Ha tenido un buen discurso, aunque no ha puesto demasiado énfasis en los puntos clave. Ha mantenido muy bien el ritmo y la fluidez. Buena dicción, ha leído el papel. Buenas fuentes. Discurso demasiado corto. Responde bien. Creo que la intervención ha sido demasiado breve y no tenía bases sólidas. Baja la mirada al papel y movimiento monótono de la mano izquierda.

 

  • Antonio Agüera: 7, 7.5, 7.5, 8, 8, 7, 8, 8, 8, 8, 8, 7.5, 8, 9, 9, 9.5, 9, 6.5 (8)

NOTA INDIVIDUAL: 7,5

Buena preparación del discurso. Ha mostrado seguridad, convicción y claridad. Apoyo en papeles, ritmo rápido, varía la mirada, comprensión, poco uso del espacio. Muy buen énfasis en los puntos importantes y manteniendo el ritmo. Lee el papel cada dos por tres, buena dicción. Respuesta muy acertada. Habla bien, pero corto. Buena respuesta. Demasiado breve. Muy bien.

 

  • Raquel Díaz: 7.5, 7.5, 7.5, 9, 6.5, 6, 8.5, 8, 9, 9, 8, 7, 7.5, 8.5, 9, 9, 7, 7 (7,8)

NOTA INDIVIDUAL: 7,4

Claridad en la exposición, su discurso llega aunque no tanto entusiasmo. Comenzó con seguridad, pero mostró signos de nerviosismo a lo largo de la exposición. Pausas abundantes, varía la mirada, se nota la memorización. Muy buen comienzo, aunque haya dudado al final. Mirada al suelo, buena dicción. Regular velocidad, pausada, naturalidad. Tranquila y pausada. Buena forma de mirar y buena gesticulación. Falta un poco de convicción en la voz.

 

DEBATE 1: TAXI / VTC

A favor del taxi. Nota general: 7.5,

NOTA TRABAJO ESCRITO: 6,5

  • Marta Soto: 8, 7, 8, 8, 8, 9, 8, 8 (8)

NOTA INDIVIDUAL: 7,3

Ha mostrado nerviosismo al hablar rápido, lo que ha provocado no dejar claras las ideas. Sin embargo, en las preguntas ha contestado con más seguridad. Apoyo en los papeles, vista en los jueces, olvida al equipo contrario. Buen volumen y tono. Poco movimiento y gesticulación. Bien informada, pero la argumentación difícil de seguir. Expresiones faciales inadecuadas, poca motivación. Su discurso ha sido bueno y tiene una voz potente, pero no realiza la mirada de barrido. Buena explicación de argumentos y datos. Ha fallado un poco el apoyo de las tarjetas en algunos momentos. Ha formulado adecuadamente su pregunta mediante datos y concretando la dirección en la respuesta. Lee en el papel, se ha excedido en el tiempo. Muy correcta.

  • Carmen Leiva:5, 8, 7.5, 7, 7, 7, 7 (7)

NOTA INDIVIDUAL: 7

Ha mostrado nerviosismo. Presenta bien la tesis, volumen adecuado, en la gesticulación junta los puños, no los separa. Lo ha hecho bien, pero no ha controlado demasiado el ritmo al decir demasiados “eh”. Necesita más seguridad. Discurso fluido y claro, lo único que le ha faltado es mirar más y dirigirse al equipo contrario. Se ha excedido en el tiempo y tono monótono. Confunde “s” y “z”. Bien memorizado, controla la mirada. Duda y pierde algo la concentración cuando mira el crono.

David García: 7, 8, 8.5, 7, 9, 9, 8 (7,7)

NOTA INDIVIDUAL: 7,2

Ha mostrado seguridad y su volumen ha sido estable, pero ha fallado en las preguntas. Buena gesticulación, buen tono pero da la impresión de tener poco conocimiento. Transmite mucha familiaridad y capta la atención completa del público. Sus respuestas a las preguntas han sido, por lo general, muy buenas, aunque no haya sabido responde la que no le correspondía. Conclusión clara y bien explicada. Ha dado una respuesta bien argumentada a la pregunta, y breve. En la segunda pregunta ha sabido defenderse muy bien. Le ha bailado un poco el cuerpo. Voz perfecta. No ha sabido responder una pregunta. Buena naturalidad y gesticulación.

  • Francisco Oballe: 6, 5, 7, 7, 8, 8, 9 (7,1)

NOTA INDIVIDUAL: 7

Ha mostrado mucho nerviosismo en la exposición y no han quedado claras sus ideas, aunque en las preguntas ha mostrado más seguridad. Un poco nervioso, monótono, poca gesticulación, manos en los bolsillos, poca confianza, habla para sí. Su discurso ha sido muy bueno, aunque no ha realizado la mirada de barrido, ya que ha preferido dirigirse al equipo contrario. Conclusión breve y bien explicada. Respuesta clara a la pregunta con una buena defensa. Se ha metido la mano en el bolsillo. El volumen va decayendo, pero a la hora de las preguntas lo ha hecho de 10. Mano en el bolsillo. Nervioso, ganar en seguridad. No agota el tiempo.

  • Rafael Villalba: 9, 8, 9, 10, 9 (9)

NOTA INDIVIDUAL: 7,6

Buen volumen, seguridad y claridad en sus ideas. Además, en las preguntas ha mostrado también esa seguridad. Buena gesticulación coordinada con lo que dice. Utiliza preguntas retóricas. Argumentación de manera muy sencilla, clara y sin aburrir al oyente. Buena dicción y buena exposición. Seguro, bien la mirada y la gesticulación. Buena velocidad.

 

GRUPO EN CONTRA DEL TAXI. Calificación global: 8.5, 8.5 (8,5)

NOTA TRABAJO ESCRITO: 8,5

  • Diego González: 8, 8, 8, 8 (8)

NOTA INDIVIDUAL: 8,3

Ha mostrado algo de nerviosismo, pero ha expresado de manera clara sus ideas. Apoyo en papeles, muchas pausas, poco uso del espacio, poco movimiento. Da buen énfasis a las partes importantes del discurso. Mirada al suelo, se excede en el tiempo. Aumentar el ritmo, demasiado pausado. Buena posición. Se pasa 50 segundos.

  • Ismael Hammounaïcha.: 6.5, 6,7.5, 6, 8, 9, 7 (7,1)

NOTA INDIVIDUAL: 7

Más nervioso que sus compañeros y su tono de voz ha ido disminuyendo. Poco movimiento, apenas gesticula, apoyo en apuntes, se nota memorización y poca comprensión. Muletilla “eh”. Mira a un punto fijo sin contactar con el otro equipo. Pasado de tiempo. Utiliza mucho la muletilla “eh”. Buen discurso, aunque en algunos casos ha titubeado un poco, se ha recuperado bien. Se ha excedido un poco en el tiempo, pero ha explicado bien los argumentos. Respuesta clara y bien estructurada. Muletilla “eh” muy repetida, aburrido su tono, excedido en el tiempo mucho. Se apoya en la lectura. Muletilla “eh”. Debe ganar fluidez, evitar la prolongación de vocales. Bien en la mirada, hombros y posicionamiento. Se pasa 40 segundos.

  • Teresa Paniagua: 9, 9, 8.5, 9, 8, 7, 9 (8,5)

NOTA INDIVIDUAL: 8,5

No ha mostrado nervios y ha hablado de manera clara. En las preguntas ha mostrado seguridad. Buena gesticulación, tesis y mirada. Su empleo de las preguntas retóricas ha sido muy interesante, aunque podría alzar un poco más la voz. Introducción clara y bien explicada. Respuesta un poco débil a la pregunta del público. Baila un poco con su gesticulación, voz perfecta. Bien memorizado. Naturalidad. Muy buena presentación.

  • Silvia Rascón: 6, 5, 8, 8, 9, 6 (7)

NOTA INDIVIDUAL: 8

Ha mostrado mucho nerviosismo y se ha apoyado mucho en el papel. Muchas pausas, apoyo en los papeles, nerviosa, poca confianza en sí misma y en sus argumentos. Su discurso y contacto visual con el público ha sido bueno, aunque en algunos puntos haya dudado un poco se ha recuperado. Ha justificado muy bien su respuesta, aunque le ha faltado algo de seguridad. Al principio ha hecho muchas pausas y por esto se ha excedido en el tiempo. Muy buena explicación de argumentos. Respuesta bien argumentada y apoyada en materiales. Sin ritmo al hablar, habla por sílabas, lee el papel, tono un tanto extraño, se ha excedido en el tiempo. Apoyarse menos en los papeles. Trabajar la fluidez. No hablar palabra a palabra. Uso de interrogaciones retóricas y datos concretos.

  • Carlos Domingo: 7, 7, 8, 9, 9, 8 (8)

NOTA INDIVIDUAL: 8,3

Ha comenzado con mucha seguridad, pero luego ha mostrado algo de nerviosismo y, además, se ha apoyado mucho en el papel. Demasiado apoyo en apuntes, lo que no le permite gesticular. Buen tono y ritmo. Su seguridad llama la atención del público y controla muy bien el ritmo del discurso. Tiene muy buen control de su voz. Realiza un resumen claro y breve de la posición de su equipo, además analiza los puntos del otro equipo y da respuesta a estos. Ha leído el papel, dicción perfecta, se ha trabado en un par de palabras, excede el tiempo.

 

Imagen | Publicado el por

“EL ARTE DE HABLAR EN PÚBLICO: CLAVES DEL ÉXITO”. CÓRDOBA 21 MARZO 2019

INVITACIÓN

El próximo jueves, 21 de marzo de 2019, en el Salón de Actos de Cajasur (Córdoba, C/ Reyes Católicos), a las 20:00 horas, trataremos sobre las claves del éxito para hablar en público. Un interesante reto que a todos nos interesa. La entrada es libre hasta completar el aforo. Una buena oportunidad para conocernos, ¿te animas?

 

Imagen | Publicado el por

OS RUEGO MÁXIMA DIFUSIÓN

PRESENTACIÓN EN MADRID

MANUAL PARA UNA CORRECTA SINTAXIS (Berenice, 2019)

El próximo día 16, a las 12:30 horas, estaré en Madrid

La presentación de mi nuevo libro será en la Galería Librería Pilares (C/ Juan Álvarez Mendizábal). Esta obra está pensada para facilitar el aprendizaje de la morfosintaxis para alumnos de la ESO y Bachillerato. La didáctica y los resultados están contrastados en el aula y su diseño posibilita la técnica de “clase invertida” y el trabajo colaborativo. Me gustaría que me ayudarais a darle toda la difusión posible entre vuestros contactos, especialmente entre los profesores de Enseñanzas Medias, Bachillerato y futuros profesores de Lengua Castellana. Se trata de una herramienta útil que nos ayuda en clase.

Esta obra, igual que Cómo se hace un comentario de texto (Berenice, 2009, 3ª ed.) y el Manual de ortografía y redacción (Berenice, 2010, 2ª ed.) están pensados y redactados para facilitar nuestra labor en la difícil tarea de enseñar. Me encantará intercambiar con todos vosotros experiencias y metodologías. Allí os espero. Gracias.

 

 

Imagen | Publicado el por

MONSEÑOR JUAN JOSÉ AGUIRRE: “Comida benéfica pro Fundación Bangassou”

Con Monseñor Juan José Aguirre y María Dolores Hermoso. Círculo de la Amistad de Córdoba.

Ayer compartí este evento entrañable y memorable. Es una alegría comprobar el poder de convocatoria del amor y la generosidad cuando se le pone el rostro amable y humilde de quien conoce de primera mano la realidad de la que habla. Y ese es Monseñor Juan José Aguirre. El Círculo de la Amistad de Córdoba se transformó ayer en una enorme fiesta de solidaridad y compromiso. Cuando se habla con él, se es consciente de que hay una labor humana inspirada por Dios de la que él se siente, simplemente, un instrumento. ¡Cuánta grandeza hay en la humildad! Y esa llamada llega, y se responde, y se atrapa. La asistencia fue masiva, la colaboración de esos voluntarios, ejemplar. Gracias por tanta dedicación y esfuerzo, gracias por servirnos de inspiración, por remover conciencias y por permitirnos ser partícipes de la ilusión de que otro mundo es posible. Aquí os dejo el enlace a la página de la Fundación. Toda ayuda es bienvenida, toda aportación es poca, toda esperanza es maravillosa. Un fuerte abrazo.

http://www.fundacionbangassou.com/

Aquí os dejo también el enlace a la noticia en El Día de Córdoba con información y comentarios sobre el proyecto:

https://www.eldiadecordoba.es/cordoba/comida-benefica-fundacion-Bangassou_0_1331567055.html

José Carlos Aranda

Imagen | Publicado el por

“Tus hijos y las pantallas: ideas prácticas para aplicar en casa”: Conferencia de María Zabala en Córdoba (7/3/2019)

 

Con María Zabala antes de la intervención

Ayer tuve el privilegio de presentar la tercera conferencia del Ciclo Familia y Tecnología, de la Escuela de Padres Empantallados, organizado por los colegios de Fomento Ahlzahir y El Encinar, gracias a la colaboración de las AMPAS de ambos colegios.

Esta conferencia era ya la última sesión de un ciclo que ha intentado dar respuesta a muchas inquietudes relacionadas con las nuevas tecnologías, pero también que ha generado ilusión y confianza.  Siempre me oiréis repetir que “Educarnos para educar” es la mejor y mayor inversión de nuestras vidas, porque el resultado serán nuestros hijos.

Ayer hablamos de “Tus hijos y las pantallas: ideas prácticas para aplicar en casa”. Fue una suerte contar con María Zabala en Córdoba, para cerrar este ciclo de conferencias. María es una especialista en familia, menores y tecnología, asesora en contenidos y organización de eventos sobre educación digital para distintas empresas e instituciones; además, imparte conferencias y talleres sobre buen uso de la tecnología y alfabetización digital. Es, también, miembro del Instituto de Ciudadanía Digital (Estados Unidos) y embajadora DigCit en España. En su blog “iWomanish”,  defiende la necesidad de ejercer una e-Paternidad positiva. Su trabajo se centra en promover el concepto de ciudadanía digital y fomentar una convivencia saludable entre familia y pantallas. Pero, como ella misma dice, su mayor título es ser madre de tres hijos, vivir en primera persona la odisea de la educación.

Con una cercanía envidiable y un discurso fresco y ameno, María fue desbrozando las preocupaciones y las soluciones para gestionar en la familia el uso de las pantallas. Su sentido común es abrumador. Las tecnologías han venido para quedarse, forman parte de las vidas de nuestros hijos porque han nacido con esa realidad instalada en los hogares y de nada sirve quejarnos. La solución es ocuparnos. Las nuevas tecnologías no son buenas o malas por sí mismas, simplemente depende del uso que se haga de ellas, y eso es educable. Si educamos a nuestros hijos para que crucen una calle tomando las precauciones necesarias, ¿cómo no vamos a educarlos para que sepan circular por la Red? Nos ofreció ideas y herramientas, esperanza y una buena dosis de sentido del humor desde la perspectiva de que padres y madres somos superhéroes capaces de reinventarnos cada día.

Para quienes estéis interesados, podéis entrar en la web empantallados.com, allí encontraréis contenidos pensados para padres y madres como nosotros. Os animo también a suscribiros a su newsletter, y a seguir Empantallados en redes sociales: Instagram, Twitter o Facebook. Es importante mantener viva esa inquietud por aprender que nos enriquece. Aunque, si os dais cuenta, para educar en tecnología hay que educar en lo de siempre, en lo realmente importante, en los valores: autoestima, responsabilidad, libertad, voluntad, criterio… Pero aunque el destino esté claro, no siempre vemos el camino, el cómo llevarlo a cabo. Y ese ha sido el interés de nuestra ponente.

Todo un lujo contar con María Zábala, enhorabuena y gracias por ese magnífico rato que nos hiciste pasar.

José Carlos Aranda

 

 

Imagen | Publicado el por

INVITACIÓN: Manual para una correcta sintaxis (Berenice, 2019). Madrid, 16 de marzo de 2019.

INVITACIÓN PRESENTACIÓN EN MADRID

El próximo 16 de marzo, sábado, a las 12:30 horas estaré en Madrid presentando mi nuevo libro, Manual para una correcta sintaxis (Berenice, 2019). El evento tendrá lugar en la Galeria-Librería Los Pinares (C/ Juan Álvarez Mendizabal, 25). El acto va dirigido a los profesores de Lengua Castellana y Literatura, también a los estudiantes. Tendremos ocasión de compartir la génesis de la obra, su metodología y sus posibilidades de aplicación en el aula desde una perspectiva colaborativa. La obra presenta novedades que permiten aúnan los criterios más tradicionales con las posibilidades que nos ofrecen las nuevas tecnologías. Os ruego que le deis la máxima difusión entre vuestros conocidos. Estaré encantado de compartir con todos vosotros. Hasta entonces,

José Carlos Aranda

(Entrada libre hasta completar el aforo)

Imagen | Publicado el por