CERRAMOS UN AÑO, MIRAMOS HACIA EL FUTURO. FELIZ 2017

2017 = 2 + 0 + 1 + 7 = 10

Cerrar un año

Es tiempo de hacer balance. No todo cuanto soñé se hizo realidad, pero la vida puso en mi camino otros sueños. No todo lo que anhelé lo conseguí, pero también comprendí que no todo era necesario para ser feliz. Agradezco de corazón los afectos y el cariño y doy gracias cada día por sentir el amor de mi familia y amigos. Agradezco la ilusión que acompaña cada amanecer y me hace desear lo mejor cada día. Hoy, como ayer, soñaré a lo grande sabiendo que no todo cuanto sueño podrá cumplirse en este nuevo año, pero en la certeza de que alcanzamos lo imposible persiguiendo lo improbable con tesón y esfuerzo. Porque donde hay amor no puede haber fracaso. Soy consciente de que la realidad se mide por nuestras emociones y hoy he decidido que es un gran día, que será un gran año, en el que seguirá valiendo la pena intentar ofrecer lo mejor de mí mismo cada día para hacer felices a quienes me rodean. Porque el camino hacia el cambio comienza en cada uno de nosotros y sigo soñando en un mundo en que la justicia y la felicidad son posibles… Feliz año nuevo.

Anuncios
Imagen | Publicado el por

III CONGRESO INTERNACIONAL DE INVESTIGACIÓN Y DOCENCIA DE LA CREATIVIDAD. CICREART2017 16-18 MARZO 2017. EL PUERTO DE SANTA MARÍA, (CÁDIZ, ESPAÑA)

Imagen | Publicado el por

¿POR QUÉ NO SE ENSEÑA CÓMO FUNCIONA EL CEREBRO A LOS FUTUROS MAESTROS Y PROFESORES?

 

Me sumo a esta reivindicación. No se entiende que quienes van a dedicarse a fomentar el aprendizaje en niños y adolescentes no tengan las nociones elementales de cómo funciona el cerebro, qué son las conexiones neuronales o cómo se propicia la sinapsis neuronal o cómo se establecen las rutas neuronales. Las funciones de la amígdala, el hipotálamo y la precorteza cerebral… Cómo incide en la atención, la memoria y el aprendizaje… Estoy totalmente de acuerdo con la necesidad de incluir esta materia en el currículum de Facultades de Ciencias de la Educación o de aquellos profesionales que vayan a dedicarse a la educación en su vida. Aquí os dejo este artículo tomado de “Neuroeducación” y subido a las redes por Juan de la Cruz Garcia Peñarrubia, Gerente en Vitalhead

Neuroeducación: El cerebro y el centro educativo

Basado en un artículo de: CARLISLE GONZÁLEZ TAPIA

yukthi-2-750x422Battro y Cardinalli (2002) cuestionan la ausencia del cerebro en los currículos de estudios para la formación del Profesorado, Maestras y Maestros, con lo cual se manifiesta un desfase tal que no aparece una sola asignatura dedicada al estudio del cerebro. Sabiéndose que se aprende con el cerebro y por tanto existe una conexión incuestionable entre el cerebro y la educación, es inexplicable la distancia entre las neurociencias y la educación, distancia que se advierte en el enorme avance y desarrollo de la Medicina y los poquísimos cambios de la Educación en los últimos cien años. Afirman que si despertáramos a un médico de hace cien años, sería imposible que pudiera ejercer su profesión con la tecnología y el instrumental de hoy, lo que sí podría hacer el maestro en su profesión porque encontraría la misma tiza, el mismo borrador, la misma pizarra y, groso modo, unos textos que no dificultarían demasiado su ejercicio.

Estiman estos autores que la ignorancia en torno al cerebro entre profesorado y maestras y maestros, fundamentalmente del nivel primario y secundaria, constituye una falla inexplicable de los planificadores de la educación para la formación de docentes que se sirve en nuestros días, y es una razón más que explica el quiebre de la educación tradicional y la crisis mundial de la educación. Echan de menos y critican la ausencia absoluta del estudio del cerebro en los currículos de educación dado el caso de que el aprendizaje se realiza con el cerebro. Explican que basta con leer el plan de estudios de cualquier facultad de educación, de cualquier universidad, de cualquier país, del primero o del sexto mundo, para comprobar la magra participación de las Neurociencias en la formación del profesorado, maestras y maestros.

Y ocurre que el conocimiento del cerebro no solo mejora la calidad de la educación que fomentan los docentes. Numerosos estudios recientes de psicología experimental (Blackwell, Trzesniewski y Dweck, 2007; Dweck, 2008, 2012; Moser et al., 2011) han demostrado que también el alumnado se benefician al aumentar su rendimiento escolar. Uno de esos experimentos se llevó a cabo con 99 escolares que mostraban bajo rendimiento académico, divididos en dos grupos: uno formado por escolares que recibieron un cursillo sobre el funcionamiento del cerebro y otro grupo control que fue sometido a un cursillo sobre la memoria. Resultados: el primer grupo mejoró notablemente su rendimiento académico, en tanto que el grupo control continuó con su conducta negativa (Blackwell et al., 2007). Esto tiene su explicación en la plasticidad del cerebro de la cual también se debe hablar en el aula.”

Imagen | Publicado el por | Etiquetado , , , , ,

¿ESTAMOS SACRIFICANDO LA INOCENCIA DE LOS NIÑOS? El adelanto de la anorexia o la bulimia, el consumo de alcohol, la hipersexualización infantil ¿qué está pasando?

¿Qué está pasando con la infancia?

Inteligencia natural. Adolescencia ¿Que está pasando con la infancia?

Este domingo, 18 de diciembre, os esperamos en Cuarto Milenio donde trataremos este tema en la Mesa de Debate. Junto a Íker Jiménez estaremos Jaime Garrido, Miguel Ángel Ruiz y yo mismo. Allí nos vemos. Sé que será duro. Confío en que mueva a la reflexión y nos ayude a mejorar. Un abrazo.

12x16-la-desaparicion-de-la-ninez-cuarto-milenio

Imagen | Publicado el por

¿CÓMO ACABAR CON LA INFANCIA? EXPOSICIÓN A LA TV Y LAS PANTALLAS

12x16-la-desaparicion-de-la-ninez-cuarto-milenio

En mi próxima intervención en Cuarto Milenio trataremos de cómo parece que la infancia se está acortando, de cómo los niños son cada vez menos niños imitando comportamientos propios de adultos. Allí menciono un artículo sobre hábitos familiares en torno a la televisión en niños menores de 6 años realizado por Alberto Soler, psicólogo de Valencia. En el 36% de los hogares la TV está siempre encendida. En el 23 %, los niños ven habitualmente programas de adultos; en el 40 % lo hacen ocasionalmente. Un 71 % piden o exigen sus vídeos o sus DVD; un 77 % encienden solos la TV; un 67 % piden sus programas; un 62 % usa el mando a distancia. Me preocupa enormemente este uso inconsciente e indiscriminado de la TV con los niños. Ya hay quien habla de una auténtica “lobotomía” (M. Desmurget. TV lobotomie. La verité scientifique sur les effects de la televisión. París: Max Milo Editións, 2013). La publicidad permanente puede suponer un auténtico programador de conducta, las razones podemos encontrarlas en este artículo publicado en ABC que viene a aportar más pruebas sobre cómo la exposición a imágenes puede constituir un auténtico problema en la conquista de la libertad a través de la toma de conciencia. Aquí os lo dejo.

El cerebro puede ver lo que es «invisible» a los ojos

Un artículo publicado en Neuron muestra cómo el cerebro procesa información visual de la que no somos conscientes

El cerebro puede ver lo que es «invisible» a los ojos
PILAR QUIJADA PilarQuijada3 Madrid07/12/2016 22:52h – Actualizado: 07/12/2016 22:56h.Guardado en: Ciencia

¿Quién no ha tenido alguna vez la “intuición” de que debía evitar un determinado camino, acompañada de una inquietud difícil de explicar? Una intuición que después resultó ser certera… Es como si nuestro cerebro hubiera “visto” algo que pasó desapercibido a nuestros ojos. Este razonamiento podría no ser tan descabellado. De hech,o el cerebro procesa mucha más información de la que somos conscientes…

Y en efecto, un equipo de científicos ha averiguado la forma en que nuestro cerebro procesa información visual que no somos conscientes de haber visto, lo que indica que la influencia de las imágenes subliminales podría ser más importante lo que se pensaba, según un estudio que publica el último número de la revista Neuron.

La palabra subliminal hace referencia a lo que está por debajo del umbral de la consciencia. Y cuando se aplica a un estímulo, que en el caso de este estudio sería visual, indica que no se percibe de forma consciente. Sin embargo, puede influir en la conducta. “Nuestros resultados indican que lo que es invisible para el ojo humano puede ser codificado y almacenado brevemente por nuestro cerebro”, explican un equipo multidisciplinar de investigadores, de las universidades de Nueva York y Oxford y el Colegio Francés. El trabajo está liderado por el prestigioso neurocientífico Stanislas Dehaene, director del laboratorio de neuroimagen cognitiva. La investigación ha sido financiada entre otras por el programa horizonte 2020 de la Unión Europea y la dirección general de armamento del Ministerio de Defensa Francés, además de otras fundaciones privadas.

Para llegar a esta conclusión, los participantes en el estudio vieron una serie de imágenes muy rápidas y tenían que indicar las que habían visto y que las que no. Paralelamente, los investigadores medían su actividad cerebral mediante magnetoencefalografía (MEG), una técnica de neuroimagen no invasiva que hace múltiples mediciones cada milisegundo de los diminutos campos magnéticos generados por la actividad neuronal. Después desarrollaron algoritmos para decodificar el contenido de estas imágenes directamente de los datos obtenidos mediante neuroimagen.

De esta forma los investigadores pudieron confirmar una serie de predicciones teóricas. En particular, revelan una discrepancia llamativa entre la información visual que se mostraba a los sujetos participantes (algo bastante objetivo) y lo que los sujetos informaban haber visto(una apreciación subjetiva). Pero de propina, y contrariamente a las predicciones teóricas, los investigadores también encontraron que las imágenes aparentemente “invisibles”, es decir, no percibidas de forma consciente” pueden mantenerse durante un tiempo en las regiones de “alto nivel” del cerebro.

“Sin lugar a dudas, estos resultados sugieren que puede ser necesario revisar nuestra actual comprensión de los mecanismos neurales de la percepción consciente“, resaltan los investigadores. “Sin embargo, más allá de nuestros hallazgos empíricos, este estudio demuestra que las herramientas de aprendizaje automático (como el algoritmo empleado en este estudio) pueden ser extraordinariamente poderosas en la decodificación de la actividad neuronal de grabaciones los registro magnetoencefálicos. Un adelanto de lo que podemos descubrir sobre el funcionamiento del cerebro”. Un adelanto que podría inspirar una novela de ciencia ficción (o tal vez no tanta ficción) sobre el control externo al que se podría someter al cerebro humano…

Y es que, como explica la Wiki, algunos mensajes visuales que contienen información que no se puede observar a simple vista, como ocurre con las imágenes fijas. Cuando las imágenes están en movimiento el ojo humano no es capaz de percibir de manera consciente cada una ella si se proyectan a una velocidad superior a 14 imágenes por segundo. Pero, el cerebro sí que es capaz de percibirlas y, como demuestra este trabajo, retenerlas durante un tiempo, aunque estén fuera de nuestra consciencia. Por eso este tipo de imágenes pueden influir en la voluntad a la hora de realizar una determinada actividad (consumir un determinando producto o marca; notar algún tipo de sensación, placentera o repulsiva; o incitar alguna necesidad: sed, hambre, terror, etc.).

 

Imagen | Publicado el por

POESÍA EN VENA. VIII EDICIÓN: “POESÍA, CADA DÍA”. IES EL TABLERO. 21 DICIEMBRE 2016

JOSE ANTONIO PONFERRADA Y JOSE CARLOS ARANDA

Con José Antonio Ponferrada el día de la lectura de su Conferencia de ingreso en la Real Academia de Córdoba.

El próximo día 21 de diciembre, miércoles, tendremos el ya tradicional evento de Poesía en vena, VIII Edición, en el IES El Tablero de Córdoba.

Los alumnos encargadoS de la organización serán los de 2º de Bachillerato. Invitados, 1º de Bachillerato.

La conferencia inaugural correrá a cargo del Profesor de Lengua Castellana y Literatura, miembro de la Real Academia de Córdoba,

don José Antonio Ponferrada Cerezo,

con el título: “Poesía, cada día”.

jose-antonio-ponferrada-cerezo

Quienes quieran participar leyendo en el evento, deberán comunicarlo a través del apartado de “Comentarios” de esta página realizando un breve comentario sobre lo que les ha motivado a la elección del poema. Estáis invitados tanto alumnos como profesores del Centro.

ACTO DE POESÍA EN VENA. VIII EDICIÓN

DÍA: 21 de diciembre de 2016

HORA: 12:15-2:30

LUGAR: SUM. IES EL TABLERO. CÓRDOBA

INTERVENCIONES:

Ana del Moral: “Cantares”, Antonio Machado

Francisco Muñoz y Marta Rosales: “La belleza”, Baudelaire

Carlota Ruiz: “Muere lentamente”, Pablo Neruda.

Antonio Gallegos: “La rosa azul”, Juan Ramón Jiménez

Marta Gallegos: “El poeta maldito”, Baudelaire

Bartos Cañete: “Volverán las oscuras golondrinas”, Gustavo Adolfo Bécquer

Mª Belén García: “Besos”, Gabriela Mistral.

Jessica Dannenberg y Luisa Herrera: “Puedo escribir los versos más tristes esta noche”, Pablo Neruda.

Ana Flores: “No te rindas, aún estás a tiempo”, Mario Benedetti.

María Olivares: “Que paseo de noche”, Pedro Salinas

Ángeles Benítez: “Mi casa y mi corazón”, Marcos Ana

Álvaro Pérez Blasco (a la guitarra) y José Carlos Aranda: “Que cuantos años tengo”, José Saramago.

¡ENVIADME VUESTRA SELECCIÓN PARA IR COMPONIENDO EL PROGRAMA DEL ACTO! ÁNIMO, SERÁ UN DÍA MUY ESPECIAL.

Imagen | Publicado el por

Eficacia del cuento en el desarrollo infantil. Proyecto de investigación en niños de 3 años.

El cuento infantil como instrumento en el desarrollo del pensamiento narrativo en escolares de 3 años

01José Carlos Aranda Aguilar

Universidad de Córdoba. Facultad  de Ciencias de la Educación. Departamento de Educación. E-mail: josecarlosarandaaguilar@hotmail.com

Summary

Fairy tales are a crucial pedagogic tool in the “first childhood”. They impact directly the “narrative thinking”, feeding the mental picture of the world surrounding. They also express a concrete way of interpreting reality and develops “symbolic thinking”, including emotions associated to the meanings that will predetermine our decision making. We live a great technology revolution that affects the way of storytelling in families and school. We committed to investigate its foundation and usefulness regarding the ways of display through a case study performed in a nursery school, among 3-year-old kids. In order to achieve this, after a theoretical substantiation, we used different instruments to analyze the practices in families and schools. We established the most frequent modes of in-class storytelling – read, told, represented with puppets and watched on TV- and we proceeded to do a comparative research between them all, from a pragmatic point of view. We consider storytelling an act of communication, which efficiency depends on several factors: text – textual grammar-, sender elocution – verbal and non-verbal aspects- that differ depending on the way of exposing, reception, and interaction between sender and receiver.

 

Resumen

      El cuento es la herramienta pedagógica fundamental en la primera infancia: incide directamente en el pensamiento narrativo, nutre la representación mental del mundo que nos rodea, transmite una forma determinada de interpretar la realidad y desarrolla el pensamiento simbólico insertando emociones asociadas a los significados que condicionan nuestras decisiones. Vivimos una auténtica revolución tecnológica que  afecta al modo de exposición del cuento en la familia y en la escuela. Nos propusimos investigar sus fundamentos y eficacia según los modos de exposición mediante un estudio de caso en una Escuela Infantil con niños de 3 años.

Objetivos específicos:

  1. Estudiar y profundizar en la relación entre adquisición lingüística y desarrollo emocional intrapersonal e interpersonal en niños de 3 años.
  2. Estudiar y profundizar en las aportaciones de la neurología sobre la adquisición y uso de la lengua en la infancia.
  3. Profundizar en las claves de narración como modo de aprendizaje emocional y social a partir del tercer año.
  4. Estudiar la relación entre tipología de cuento, modo de aprendizaje y educación de hábitos intrapersonales e interpersonales.
  5. Constatar el empleo del cuento en el aula y en la familia: periodicidad, modo, tipología, secuenciación, criterios de selección.
  6. Explorar nuevas posibilidades de implementación y metodologías en el ámbito familiar y escolar.

     Para ello, tras la fundamentación teórica, utilizamos distintos instrumentos para analizar las prácticas familiares y escolares, establecimos los modos más frecuentes de exposición del cuento en el aula -leído, contado, representado en guiñol y visto en televisión-,  seleccionamos cuatro cuentos representativos de las prácticas habituales (Lisa va a la piscina, El pollito amarillito, Blancanieves y Los tres cerditos) y procedimos a realizar un estudio comparativo entre ellos desde una perspectiva pragmática. Consideramos el cuento como un acto de comunicación cuya eficacia depende de los factores que intervienen: texto –gramática textual-, elocución del emisor –aspectos verbales y no verbales- e interacción de los receptores –verbales y no verbales- que difieren según el modo de exposición, recepción y la interacción emisor/receptor.

Introducción

     Son numerosos los estudios que avalan  la utilidad del cuento como herramienta pedagógica. Algunos autores han desarrollado la tesis de que existe un modo de pensamiento narrativo específico distinto y previo al lógico-formal o escolar (10, 2). Pero, para ser eficaz, el relato ha de ser coherente y satisfacer las expectativas creadas (2, 3). A través de la integración simbólica la mente establece una forma de aproximación al mundo que le rodea (2), pero es nuestro foco de atención el que determina lo que vemos y seleccionamos (1, 5),  por lo que el narrador condiciona a través del relato el foco de atención y lo entrena con la emoción como resorte (4, 3, 6), y esto determina las intenciones base de la conducta (8). El cuento activa las mismas redes neuronales que la vivencia directa de la realidad (9, 3, 8), como si fuera un campo de pruebas experimental donde explorar posibilidades y aprender a gestionar la realidad anticipando los riesgos, a la vez que modula la comprensión y expresión emocional (6). Actualmente, en la era digital, el cuento contado alterna con otros recursos multimedia, audiovisuales, lo que puede incidir en aspectos importantes como el desarrollo neurolingüístico y social, o la concentración y estimulación del foco de atención (1, 5, 7).

     De ahí el interés de analizar la vigencia del cuento como herramienta en el ámbito escolar y familiar, así como los elementos que influyen en su eficacia como instrumento en la estimulación de las capacidades del niño. Para ello, es necesaria la revisión de las prácticas actuales, la incidencia de las nuevas tecnologías en los hábitos y modos de exposición, y analizar sus peculiaridades para comprender mejor su funcionamiento en la práctica docente.

A partir de ahí, nos propusimos los siguientes objetivos generales:

 

OBJETIVOS GENERALES:

1: Estudiar y profundizar en:

1.1. La relación entre la adquisición lingüística y el desarrollo emocional y social.

1.2. Las claves de la narración como modo de aprendizaje en la infancia.

2: Estudiar y profundizar en la relación entre los modos de exposición del cuento, su tipología y su eficacia como herramienta educativa.

2.1. Cuento didáctico-pedagógico / cuentos tradicionales-mágicos.

2.2. Cuento leído, contado, visto, representado.

2.3. Implementación del cuento en la vida cotidiana del niño..

3: Contrastar el uso actual del cuento en la escuela y en las familias (formatos, hábitos, prácticas habituales).

3.1. Frecuencia

3.2. Formato de exposición.

3.3. Horarios.

3.4. Respuestas emocionales.

Metodología

     La metodología aplicada fue predominantemente cualitativa al tratarse de un estudio de caso: se analiza una realidad concreta desde la observación sistemática con la que podamos extraer conclusiones válidas. Se aplicaron diferentes instrumentos para triangular resultados. Las prácticas familiares y la coordinación entre el Centro Educativo y las familias, se analizaron a través de una encuesta,  un grupo de discusión y una entrevista a la profesora; para analizar las prácticas del cuento en el aula, revisamos tanto el PEC como el proyecto docente seguido a través del libro de texto y  seleccionamos los modos de exposición más frecuentes en la práctica diaria (leído, contado, representado –en guiñol- o visto en televisión). Las sesiones fueron grabadas en vídeo para su análisis Simultáneamente, en un Cuaderno de Campo, se registraron, tanto las impresiones subjetivas como las circunstancias que pudieran afectar a la sesión y quedaran fuera de encuadre.

     Una vez aplicados los instrumentos se establecieron las dimensiones base, subdimensiones y categorías  para el análisis:

 

DIMENSIONES DE ANÁLISIS:

1ª: Uso del cuento en contextos educativos.

2ª: Características del cuento.

3ª: La elocución de la maestra-emisor.

4ª: Interacción del alumno-receptor en el acto de comunicación.

 

     A modo de ejemplo, centrándonos en la primera dimensión, estas fueron las subdimensiones , variables y categorías seleccionadas:

 

1ª USO DEL CUENTO COMO RECURSO EN CONTEXTOS EDUCATIVOS

1.1.Contexto familiar

1.1.1. Frecuencia de uso

Diario, frecuente, poco frecuente, infrecuente

1.1.2. Criterios de selección

Valor pedagógico, lúdico, gustos personales, recomendaciones de la maestra, de los amigos, del niño, formato discursivo, aleatorio.

1.1.3. Prácticas comunicativas:

Leído por adulto, contado por adulto, visto en soporte audiovisual, con acompañamiento de adulto, sin acompañamiento de adulto, videojuego.

1.2. Contexto escuela

1.2.1. Frecuencia de uso

Diario, frecuente, poco frecuente, infrecuente.

1.2.2. Citerios de selección

Valor pedagógico, lúdico, gustos personales, recomendaciones de la maestra, de los amigos, del niño, formato discursivo, aleatorio.

1.2.3. Prácticas comunicativas

Leído por adulto, contado por adulto, visto en soporte audiovisual, con acompañamiento de adulto, sin acompañamiento de adulto, videojuego.

1.3. Coordinación Escuela-Familia

1.3.1. Nivel de información

Alto, medio, bajo

1.3.2. Grado de Coordinación

Alto, medio, bajo

1.3.3. Medios de información

Entrevistas, circulares, revistas, agenda escolar, libro de texto

Resultados

     Respecto a la vigencia y uso del cuento como recurso en la familia, la práctica es desigual dependiendo del modelo familiar. Podemos distinguir entre familias muy concienciadas, y familias que no lo están. Las primeras se coordinan con el centro escolar, seleccionan los cuentos, prefieren el libro impreso tradicional, disponen espacios en la casa para que los niños encuentren y manejen los cuentos con frecuencia y programan momentos para compartir el cuento. Las segundas utilizan más los soportes técnicos visuales, dejan con frecuencia solo al niño, no están informados de los cuentos que se trabajan en el centro escolar y se dejan llevar por lo que ponen en televisión o lo que el propio niño selecciona.

      En el centro, su práctica es diaria, repetitiva y transversal. El cuento se programa sistemáticamente para lograr objetivos concretos tendentes al desarrollo de las competencias de manera ordenada y específica Los modos de transmisión más utilizados son la lectura, la narración, el visionado en televisión y la representación en guiñol. El criterio de selección depende de los objetivos que se pretenden en cada caso. El proyecto y el PEC prevén la coordinación con las familias a través de una revista trimestral informativa y el libro de cuentos, pero esta coordinación depende de la implicación familiar y no siempre es efectiva.

     Respecto a las características del cuento, los cuentos son sencillos y breves. La estructura del relato es lineal y suelen componerse de una sola secuencia de acción. Los cuentos pedagógicos son realistas centran la acción en un tiempo limitado y muestran al niño un universo cercano con situaciones reconocibles. Son ideales en esta edad y útiles para el aprendizaje de hábitos de conducta y educar reacciones emocionales ante situaciones cotidianas. Apenas hay conflicto y cuando lo hay, la resolución es externa. El cuento tradicional es más complejo, en su construcción, presenta una mayor diversidad de actantes y fuerzas actanciales lo que dificulta su retención, pero a la vez enriquece el universo infantil al ofrecer situaciones y personajes mucho más intensos y variados que impactan emocionalmente. El miedo es la emoción más importante, la mentira y la simulación son los campos a explorar por la mente infantil con 3 años, cuando está descubriendo la falsa creencia. Las emociones secundarias aún no han aparecido y no son receptivos a ellas. Existe el conflicto y la resolución puede ser externa o interna.

     La riqueza lingüística es muy superior en el cuento contado que en los demás modos de exposición. También en este modo de exposición es donde encontramos mayor crecimiento léxico y morfosintáctico entre el cuento como texto y el cuento en el aula, cuando integramos en el análisis además del relato las comunicaciones producidas durante la interacción alumno-profesor a lo largo de la actividad. No obstante, el apoyo de imágenes es fundamental en todos los modos de transmisión en estas edades.

     La eficacia del cuento depende de la habilidad comunicativa del emisor. La expresión emocional es básica a través de procedimientos lingüísticos, paralingüísticos y gestuales: en este sentido, también la mayor riqueza recae en el cuento contado que permite mayor movilidad e interacción al adulto respecto a los demás formatos. Los niños responden más en el cuento contado; sus reacciones emocionales son más vivas y espontáneas en el cuento visto sin acompañamiento y menores en la lectura. La eficacia e influencia del cuento, independientemente de su categoría o modo de transmisión es constatable a través de la implementación de expresiones y actitudes de los personajes en la vida cotidiana del niño.

 

Conclusiones

     El cuento sigue siendo la herramienta por excelencia para el aprendizaje en la primera  infancia. El pensamiento narrativo es instintivo y previo al lógico racional. El cuento visionado que nos ofrecen las nuevas tecnologías es más atractivo para el niño de 3 años. Al estar su pensamiento simbólico en formación, la interpretación icónica de las imágenes es más directa e inmediata en nuestro cerebro. El cuento contado o leído necesita del esfuerzo de transformar las palabras en símbolos y la escasez de vocabulario hace que el niño necesite las imágenes para afianzar la comprensión, pero contado o leído ejercita y desarrolla más el pensamiento simbólico y la atención enfocada y mantenida.

     Desde una perspectiva pragmática podemos potenciar el cuento como herramienta a través de los factores que inciden en su eficacia. Es imprescindible preparar a los niños para la actividad y lograr que desarrollen hábitos y actitudes de atención; se ha de procurar la adecuación del relato a la edad del niño teniendo en cuenta su estadio de evolución. Respecto al modo de exposición, perfeccionando y adiestrando los recursos verbales y no verbales del emisor para captar y mantener la atención del niño transmitiendo las emociones adecuadas. Un estudio lingüístico adecuado de los cuentos programados proporcionaría una estimulación acelerada para el desarrollo del pensamiento simbólico. Y, por último, es muy positivo repetir el mismo cuento a través de distintos formatos de transmisión (leído, contado, representado y visto, etc.) porque afianza recuerdos  y estructuras en un momento en que la anticipación supone para el niño una recompensa que refuerza su autoestima. En este sentido, la coordinación, el apoyo y la motivación, de las familias y la escuela es fundamental Y para lograrlo nunca ha de perderse de vista que el niño debe divertirse durante la actividad.

Bibliografía

[1] J.C. Aranda,  Inteligencia natural. Córdoba: Toromítico, 2013.

[2] J. Brunner, Realidad mental y mundos posibles. Los actos de la imaginación que dan sentido a la experiencia. Barcelona: Gedisa, 2010 (edición digital).

[3] A. Damasio, A., En busca de Spinoza. Barcelona: Crítica, 2009 (6ª reimpresión).

[4] M.S. Gazzaniga, Human:  The science of what makes us unique. New York: Harper Collins, 2008.

[5] D. Goleman,  Focus. Barcelona: Kairós, 2014 (5ª ed.).

[6] T.A. Jurado Román, Análisis de los procesos narrativos verbales e icónicos en los escolares de cinco años. Estudio en centros educativos de Córdoba. Córdoba: Servicio de Publicaciones de la Universidad de Córdoba, 2013.

[7] P. Kuhl y M. Rivera-Gaxiola, Neural Substrates of Language Acquisition, en Annual Review of Neuroscience, 31, 2008, p. 511-34.

[8] S. Pinker,  El instinto del lenguaje. Madrid: Alianza Editorial, 2008.

[9] N.K. Speer, J.R. Reynolds, K.M. Swallow y J.M. Zacks (2009), Reading Stories Activates Neural Representations of  Visual and Motor Experiences, en Psychological Science, 20, 8, 2009, p. 989-1000,

[10] L. Vigotsky, Pensamiento y lenguaje. Barcelona: Paidós, 2001 (1ª ed. 1926)

Imagen | Publicado el por | Etiquetado , , , , , , , , , ,

SOLO PARA MAESTROS: PORQUE DONDE HAY AMOR Y VOCACIÓN, LOS MILAGROS EXISTEN

 

     A menudo repito que cuando eres un maestro no cabe la desilusión ni la desesperanza. Nunca dije que fuera fácil, ni cómodo, ni sencillo, ni previsible… Cuando implicamos nuestro corazón en lo que hacemos nos exponemos a sufrir, pero es eso justamente lo mejor que podemos ofrecer, lo único que ellos reconocen como auténtico en nosotros. Solo desde el corazón se le habla al corazón. Por eso los milagros existen y quiero compartir este con todos vosotros. Mi enhorabuena al “maestro Guillén”, y a su tutor Javier Mur por transformar la amenaza en una oportunidad de ilusión y supervivencia.

proyecto-guillen

 

ENLACE AL ARTÍCULO DE EL MUNDO

 

 

 

Imagen | Publicado el por

EDUCARNOS PARA EDUCAR: ¿Por qué somos tan pobres?

 

principito

QUÉ SIGNIFICA SER POBRE

Un padre económicamente acomodado, queriendo que su hijo supiera lo que es ser pobre, lo llevó para que pasara un par de días en el monte con una familia campesina.
Pasó tres días y dos noches en la vivienda del campo.

En el coche, yendo hacia la ciudad, el padre preguntó a su hijo:

– ¿Qué te pareció la experiencia?..
— !Buena!, contestó el hijo con la mirada puesta en la distancia…
– Y… ¿qué aprendiste?, insistió el padre…

El hijo contestó:

– Que con nosotros vive un perro, y con ellos viven cuatro y dos gatos. Nosotros tenemos una piscina con agua estancada que llega a mitad del jardín, y ellos disfrutan de un río sin fin, de aguas cristalinas, donde hay pececitos, plantas y otras bellezas. Que nosotros compramos lámparas para alumbrar nuestro jardín, mientras que ellos se alumbran con las estrellas y la Luna. Nuestro patio llega hasta la cerca, y el de ellos llega al horizonte. Que nosotros compramos nuestra comida, y ellos siembran lo que se van a comer. Nosotros escuchamos CD’s, y ellos escuchan a los pájaros, ranas, grillos y otros Seres vivos. Nosotros cocinamos con electricidad, y ellos todo lo que comen tiene ese glorioso sabor a fogón de leña. Para protegernos, nosotros vivimos rodeados por un muro, con alarmas; ellos viven con sus puertas abiertas, y rodeados por la amistad de sus vecinos. Nosotros vivimos “conectados” al móvil, al ordenador, a la TV, y ellos, en cambio, están “conectados” a la vida, al cielo, al Sol, al agua, a los Seres vivos, al verde del bosque, a sus siembras…

El padre quedó impactado por la profundidad de su hijo…y entonces el hijo terminó:

— Gracias, papá, por haberme enseñado lo pobres que somos.

     Estamos tan acostumbrados a vivir rodeados de milagros que nos pasan desapercibidos. Nos lamentamos continuamente de carencias que no son necesarias y olvidamos apreciar toda la belleza que se nos ofrece sin pedir nada a cambio. Solo nuestro corazón atento y sereno.

Imagen | Publicado el por

ESCUELA DE PADRES. Óscar González nos ofrece esta magnífica trilogía.

ESCUELA DE PADRES. Óscar González nos ofrece esta magnífica trilogía.

     Hace ya algunos meses un buen amigo me llamó para pedirme un favor, quería que le prologara libro. Me envió el manuscrito. Quien me lo pedía no solo era un amigo, es un maestro a la vieja usanza, una persona comprometida con la educación, con sus alumnos, con el día a día. Y nos une una misma visión sobre la importancia de la familia en la educación. El libro que prologué hoy se titula Escuela de padres de niños de 6 a 12 años. Educar con talento forma parte de una trilogía. Quienes me seguís me habréis oído repetir que “hay que familiarizar la escuela y escolarizar la familia”. Esta trilogía es un acompañamiento a la familia realizada desde la práctica y el conocimiento, es el fruto de horas de estudio, pero también de interacción con las familias en las sesiones formativas de la Escuela de Padres con Talento de la que Óscar es creador y director.

     Os dejo el prólogo que escribí para su obra, ahí encontrarás mi opinión.  Si estáis leyendo esta entrada y queréis avanzar, perfeccionar o programar una buena Escuela de Padres, estas obras pueden ayudar y mucho en esa tarea de educar. Si eres padre, encontrarás ideas claras sobre los puntos más concretos sobre los que enfocar la atención.

 

 Si os interesa, os he dejado el enlace en las portadas, solo tenéis que cliquear sobre ellas.

51ek3ut7bl-_sx317_bo1204203200_418o9v3xtrl-_sx312_bo1204203200_

PRÓLOGO:

      La 51k3k7s-ufl-_sx327_bo1204203200_educación es una tarea apasionante, también es personal e intransferible. Educamos desde la familia y para la familia. La familia es el primer círculo social en el que el niño desarrollará su autoestima o sus complejos, sus capacidades cognitivas y motoras, su socialización o su aislamiento, su curiosidad o su apatía, sus laboriosidad o su pereza. Todo va a depender del entorno, de cómo le sean ofrecidos los estímulos, de cómo reaccionemos ante sus errores y sus aciertos, de cómo convivamos con él.51ymk-gldsl-_sx325_bo1204203200_

     Hace tiempo leía un artículo periodístico en el que se nos advertía de que poco o nada se escribía acerca de esta época, de la segunda infancia, esa etapa que va de los seis a los doce años. Es una etapa que pasa desapercibida: el niño se levanta, se viste, se asea, desayuna y va a la escuela. Suele ser receptivo a las indicaciones que se le hacen y plantea pocos problemas de conducta. Son todo nuestros: viajan con nosotros, vienen a las reuniones familiares, no plantean conflictos con las entradas y salidas y se amoldan a las instrucciones con más o menos facilidad. Admiran a papá y mamá y se integran en el núcleo familiar. Sin embargo, esta etapa aparentemente dócil y dormida es la que construirá poco a poco la personalidad del niño. Cuando se detecten los problemas en la preadolescencia, ya será tarde. De ahí, la enorme importancia de prestar atención a qué hacen, qué hacemos durante este periodo de preparación y crecimiento.

     Es cierto que mucho se ha escrito sobre la educación en la primera infancia, en ella se plantan los cimientos del niño en todos los órdenes que afectan a su evolución. Pero no es menos cierto que la mejor crianza, si no se cuida, acaba por degenerar impidiendo que alcance el desarrollo que todos esperamos. Y vivimos rodeados de ideas socialmente aceptadas que pueden distorsionar nuestra labor como padres desde el seno de la familia. ¿A qué edad puedo o debo comprarle un teléfono móvil a mi hijo? ¿Es cierto que las nuevas tecnologías favorecen el aprendizaje? ¿Cómo actuar cuando mi hijo me trae suspensos en las calificaciones? ¿Qué hago si no quiere leer? ¿Cómo puedo prevenir el acoso escolar? ¿Cuántas horas de televisión? ¿Se puede maleducar con el deporte? ¿Sí o no a las tareas escolares? ¿Qué hacer si no me gusta el profesor de mi hijo? ¿Cómo afectan las amistades? ¿Qué debo hacer ante las rabietas? ¿Son buenos los castigos, cuáles? ¿Y las actividades extraescolares?

     Distintas corrientes y voces se alzan en uno y otro sentido. Hay quien afirma que las nuevas tecnologías son la panacea contra el fracaso escolar, hay ya plataformas contrarias a los deberes escolares porque bastantes horas pasan en el Colegio como para sobrecargarlos cuando llegan a casa, hay quien se ha hecho famoso protestando por la cantidad de deberes que “mandan” a unos padres demasiado ocupados para sentarse con el niño, incluso voces muy autorizadas de la pedagogía que los consideran un atentado contra la igualdad de oportunidades porque no todos los padres disponen de tiempo para apoyar a sus hijos en casa. Hay quien ve en la televisión un momento de expansión lúdica inocente y hay quien no ve sentido al esfuerzo en el aula porque el nivel de exigencia es demasiado elevado y tampoco conduce a ninguna parte. Y ante esta situación, las familias se mueven en la incertidumbre de qué es lo mejor para sus hijos. En el polo opuesto, también hay quien sobrecarga a los hijos con interminables actividades extraescolares agobiados por lograr la mejor preparación de futuro: deporte, idiomas, música, arte… Llegamos así a agendas tan apretadas que serían impensables incluso para un adulto bien preparado. Sin embargo, todas estas familias tienen un punto en común: quieren a sus hijos.

     Conocí a Óscar González cuando presentó en Madrid su Escuela de Padres con Talento. Acaba yo de publicar entonces un libro sobre educación desde la soledad del escritor. Trataba de poner blanco sobre negro aquellos aspectos que me parecían esenciales en la crianza infantil ya desde el embarazo. “¿A qué edad debe una a empezar a educar a su hijo?”, dicen que le preguntaron a Sigmund Freíd, “¿Qué edad tiene su hijo?”, preguntó el famoso psiquiatra, “Cinco años”, respondió la señora, “Entonces, lleva usted cinco años de retraso”, repuso tranquilamente. Lo interesante es que aquella publicación me puso en contacto con otros autores, con corrientes educativas, con profesionales que, como yo, creíamos que otra educación era necesaria y urgente desde una nueva perspectiva integral. Si algo me aportó este ensayo fue la amistad de muy buenos profesionales que me hicieron sentir parte de un movimiento emergente, fuerte, ágil e imprescindible. Y este es el caso del autor con quien desde entonces me une una firme amistad forjada en objetivos compartidos. Frente a una educación centrada en el utilitarismo academicista, en la memorización y en los resultados de unos boletines de notas, abogamos por la necesidad de “educar a las personas desde la felicidad para que logren ser seres felices en el futuro”. “Si a mí me dieran a elegir qué clase de hijo quiero en el futuro, respondería que fuera feliz, ¿y ustedes?”. Otra cosa es cómo podemos conseguirlo y qué es la felicidad.

     El interés de la obra que tienen entre sus manos es la perspectiva aportada por el propio autor. Óscar es un soldado de infantería. Un “maestro” en todo el sentido de la palabra, de esos que aman su profesión y tratan de reinventarse continuamente para ofrecer lo mejor de sí mismos a cada uno de esos alumnos cuya educación asume como una responsabilidad propia. Pero cuando esto sucede, lo sé por experiencia, los años van dándonos un baño de humildad. Nos hacemos conscientes de que este partido lo jugamos en equipo y que poco o nada logramos sin el apoyo, la connivencia y la complicidad de las familias. Solo jugando en equipo, con ideas claras, logramos avanzar ofreciéndoles una realidad coherente, un futuro que merezca la pena para generar ilusiones, fomentar su curiosidad y favorecer su aprendizaje como seres humanos. Y todo ello desde la esperanza.

De ahí la necesidad de esa Escuela de Padres con Talento, de ahí la necesidad de revisar las reglas de juego y ofrecer a las familias pautas que favorezcan un crecimiento armónico y feliz. Y ahí estamos comprometidos desde hace ya algunos años. No se trata de decirle a unos padres cómo deben educar a sus hijos, sino de hacerlos conscientes de qué prácticas y métodos favorecen y cuáles son contraproducentes en la educación. Cuando hablo de “Educación Preventiva” me refiero justamente a esto: “generar hábitos que favorezcan el desarrollo atendiendo a cada etapa de evolución del niño, de cada niño único e irrepetible”. No se trata tanto de solucionar problemas, que también, como de evitar a través de las buenas prácticas que estos problemas aparezcan. Óscar, como yo mismo, procuramos a través de la reflexión y el análisis, familias proactivas en la educación de sus hijos, comprometidas y ocupadas mejor que preocupadas y agobiadas por las circunstancias del día a día.

Lejos de las teorías abstractas, Óscar se mueve en el ámbito de la práctica docente inmediata alimentada por horas de clase, horas de observación, horas de lecturas reflexivas llevadas al aula, horas de entrevistas que, desde estas páginas, está dispuesto a compartir con todos nosotros. El libro supone un punto de encuentro y un punto de reflexión necesario e imprescindible para todos aquellos que estamos comprometidos con una labor tan apasionante como “educar” a esta nueva generación.

José Carlos Aranda

 

Imagen | Publicado el por