SINTAXIS DE LA ORACIÓN SIMPLE: FUNCIONES SINTÁCTICAS DE LOS PRONOMBRES PERSONALES.-

Los pronombres personales constituyen un grupo especial entre los demás pronombres porque aglutinan, además de las funciones básicas, otras específicas que suelen suponer dificultades para la identificación. Trataremos de ser lo más didácticos indicando en cada caso la mejor forma para la identificación de la función específica. Para ello, veremos en primer lugar las formas y las funciones básicas y, más tarde, desarrollaremos las funciones específicas.

PRONOMBRES PERSONALES: FORMAS Y FUNCIONES BÁSICAS.-

Son aquellos con los que designamos a los participantes en cualquier comunicación. Distinguiremos la 1ª persona con la que significamos al emisor (singular: yo, me, mí, conmigo/ plural: nosotros, nos), 2ª persona, con la que significamos al receptor (singular: tú/usted, te/le, ti, contigo/plural: vosotros/ustedes, os) y 3ª persona, con la que significamos a quien no es emisor ni receptor (singular: él, se, sí, consigo, lo (-a), le/plural: ellos (-as), los (-as), les) -hemos omitido en plural las formas coincidentes-.

La razón de esta variedad de formas obedece a una causa histórica: es la única palabra que conserva en español restos de la antigua declinación latina. Esto significa que la forma de la palabra cambia para expresar la función sintáctica que desempeña en la oración. Veamos ahora cómo se clasifican los pronombres según sus funciones:

PRONOMBRES PERSONALES DE SUJETO

SINGULAR: 1ª YO, 2ª TÚ/USTED, 3ª ÉL(ELLA);

PLURAL: 1ª NOSOTROS (-AS), 2ª VOSOTROS (-AS) /USTEDES, 3ª ELLOS (-AS).

Cuando conjugamos cualquier verbo, usamos normalmente los pronombres sujeto como presentación. Así, si conjugamos el presente de indicativo del verbo “amar”, diríamos:

Yo amo

amas

Él ama

Nosotros amamos

Vosotros amáis

Ellos aman.

De esta forma tan sencilla podemos recordar qué pronombres desempeñan la función de sujeto. Y es importante insistir en que solo estos pronombres, entre los personales, pueden actuar como sujeto de la oración.

Debemos recordar, también, que cuando usamos el pronombre de cortesía en segunda persona (“usted”) debemos combinarlo con la tercera persona verbal. Es decir:

“Usted ama” o “Ustedes aman” (correcto)

“Usted amas” o “Ustedes amáis” (incorrecto)

PRONOMBRES PERSONALES DE COMPLEMENTO DIRECTO O INDIRECTO (CONVERGENTES)

SINGULAR: 1ª ME, 2ª TE/LE, 3ª SE.

PLURAL: 1ª NOS, 2ª OS/LES, 3ª SE.

Llamamos “convergentes” a los pronombres que pueden coincidir en significar el mismo referente que el sujeto. Si decimos “Yo me lavo”, tanto el pronombre “yo” como el pronombre “me” están designando a la misma persona, al mismo referente. Pero debemos observar que estos pronombres también pueden ser usados como “divergentes”, es decir, designando un referente distinto al sujeto. Por ejemplo, si decimos “Yo te hablo”, “yo” se refiere al hablante y “te” significa el oyente, designan por lo tanto distintos referentes.

Cuando usamos el trato de cortesía y hablamos de “usted” al receptor, debemos sustituir “te” por “le”  en singular, y “os” por “les” en plural. Así:

“Yo te hablo”, “Yo os hablo” (uso familiar de confianza)

“Yo le hablo (a usted)”, “Yo les hablo (a ustedes)” (uso de cortesía)

El que estos pronombres actúen como complemento directo o indirecto en la oración dependerá, normalmente, de la existencia o no de otro complemento directo o de régimen en la misma oración dependiendo del mismo verbo. Es importante señalar que el cambio de función conlleva también  un cambio en el significado de los pronombres. Veamos el juego de valores sintácticos y semánticos a partir de un ejemplo:

“Yo me lavo la cara”

“la cara” actúa como complemento directo (admite la sustitución por “la” -Yo me la lavo-) y significa el objeto lavado, es decir “la cara” es aquello sobre lo que se ejerce la acción de lavar. En este ejemplo, “me” aparece actuando como complemento indirecto. Para comprobarlo, pasamos a tercera persona y pensamos en un referente femenino (“Lavo la cara a mi hermana”) y observamos cómo la posible sustitución se realizaría por “le” (“Yo LE lavo la cara”). “Me” como complemento indirecto significa la persona que se beneficia o perjudica de lo dicho. ¿Qué ocurre si suprimimos el complemento directo de la oración anterior?:

-“Yo me lavo”.

“Me”  actua ahora como complemento directo. Para comprobarlo, volvemos a proceder como hicimos antes, es decir, pasamos a tercera persona y pensamos en un referente femenino (“Yo lavo a mi hermana“) y observamos cómo la posible sustitución se realiza por “la” (“Yo LA lavo”). Como complemento directo, el pronombre “me” significa ahora que “toda” la persona es lo lavado, con el sentido propio de la función.

La técnica de pensar en un referente femenino obedece a evitar el problema del “leísmo” cada vez más extendido que podría inducirnos a error entre el complemento directo y el indirecto al determinar la función. Si decimos “Vi a tu padre” nos pueden resultar igualmente aceptables las sustituciones “Lo vi” (correcto) o “Le vi” (incorrección por leísmo) por contaminación leísta. En cambio, si decimos “Vi a tu madre”, solo estimaremos como correcta la sustitución por “la”, “La vi (a tu madre)” y rechazaremos como extraña la sustitución por “le” (*”Le vi a tu madre”, incorrección por leísmo). La razón es que el “laísmo” es una incorrección mucho menos extendida y que se tiene por inculta.

Para memorizarlos bastará pensar en la conjugación de un verbo pronominal, por ejemplo:

Yo me arrepiento

Tú te arrepientes

Él se arrepiente

Nosotros nos arrepentimos

Vosotros os arrepentís

Ellos se arrepienten.

Aquí tenemos tanto los pronombres de sujeto (yo, tú, él, nosotros, vosotros, ellos) como los pronombres de complemento directo/indirecto (me, te, se, nos, os, se).  El resto son fáciles de memorizar.

PRONOMBRES PERSONALES DE COMPLEMENTO DIRECTO DIVERGENTES:

SOLO 3ª PERSONA: SINGULAR: LO(-A); PLURAL: LOS(-AS).

En este caso, los pronombres “divergentes” solo los usamos para significar un referente distinto y no coincidente con el sujeto. Ejemplos: “Lo vi ayer”, “La reservé hace una semana”, “Me los he comido todos”, “Déjalas en el mismo sitio”, “Bébelo despacio”, “Colócalos arriba”, etc.

PRONOMBRES PERSONALES DE COMPLEMENTO INDIRECTO DIVERGENTES:

SOLO 3ª PERSONA: SINGULAR: LE; PLURAL: LES.

Ejemplos: “El director le envió un aviso (a él/ella)”, “El director les envió un aviso (a ellos/as)”; “Aquel amigo le habló claro (a él/a ella)”, “Aquel amigo les habló claro (a ellos/as)”; “Dile eso de mi parte”; “Avísales de la llegada”; etc.

PRONOMBRES PERSONALES EN GRUPO PREPOSICIONAL:

SINGULAR: 1ª (CONMIGO), 2ª TI (CONTIGO), 3ª (CONSIGO)/ÉL(ELLA).

PLURAL: 1ª NOSOTROS, 2ª VOSOTROS, 3ª SÍ/ELLOS(-AS).

Ejemplos: “Lo hizo por mí/ti/sí“; “Se fue sin mí/ti/él“; “Está detrás de mí/ti/él“; “Se puso fuera de sí“; “Siempre piensa en sí mismo“; “A través de ti resultará más fácil”; “A mí/ti/él me gusta ese tema”, “Vendrá conmigo a Francia”, “Me acordaré de ti”, “¿Está contigo el niño?”, etc.

POSIBLES FUNCIONES Y DETERMINACIÓN:

Los pronombres personales que presentan una especial dificultad de análisis son “me”, “te”, “se”, “nos”, “os”, “se”, es decir, los que hemos nombrado como convergentes de complemento directo o indirecto.

Para explicar las distintas funciones y significados que pueden desempeñar vamos a seguir unos pasos determinados. En cada paso iremos explicando el procedimiento y las claves que van a ayudarnos a definir la función. Se trata de un método de acercamiento que da buenos resultados.

Imaginemos algunos ejemplos donde aparezcan pronombres del tipo indicado: “Te arrepentirás de no llamar”, “Me acordé de ti”, “Se lavó el pelo”, “Te imaginaste una ciudad distinta”, “Se venden libros usados”, “Se comió dos hamburguesas”, etc.

PASO 1: COMPROBAMOS SI EL VERBO PUEDE CONSTRUIRSE SIN PRONOMBRE:

Hay verbos que solo existen en la lengua en forma pronominal, no podemos imaginar un ejemplo en el que aparezcan usados sin su pronombre correspondiente. Es lo que ocurre con “te arrepentirás”. El verbo “arrepentirse”, siempre que lo utilizamos en forma pronominal. No podemos imaginar oraciones del tipo *”Arrepiente a tu hermano de sus pecados” o en cualquier otra construida sin el pronombre correspondiente. Otro verbo tipo en esta situación es “suicidarse”. Cuando esto ocurre, es decir, el verbo solo existe en la lengua como pronominal -construido con pronombre personal convergente- consideramos el pronombre como si fuera una sílaba más del lexema del verbo y decimos que es un pronombre LEXEMA VERBAL, sin especificar ninguna otra función.

PRONOMBRE LEXEMA VERBAL: Son los pronombres que aparecen con verbos de carácter pronominal, aquellos que no existen en la lengua sin pronombre como sucede con “arrepentirse” o “suicidarse”.

Puede ocurrir, sin embargo, que el verbo sí exista en la lengua en forma no pronominal. En ese caso seguiremos avanzando en nuestra reflexión:

PASO 2: COMPROBAMOS SI EL VERBO, AL USARSE SIN PRONOMBRE, ALTERA O CAMBIA SU SIGNIFICADO:

Algunos verbos cambian de significado según aparezcan con o sin pronombre. Observemos el caso de “acordar” y “acordarse”. En los ejemplos anteriores aparecía la oración “Me acordé de ti”. El verbo “acordarse”, en forma pronominal, significa “recordar”; en cambio, “acordar”, en forma no pronominal, significa “alcanzar o realizar un acuerdo entre partes” (“Los presidentes acordaron un recorte del gasto público”). Cuando esto ocurre, consideramos el pronombre como si se tratara de un morfema que altera el significado del conjunto, como sucedería con el prefijo “re-” en “recordar”. Por eso, a estos pronombres los nombramos como “MORFEMA VERBAL” sin asignarles ninguna otra función sintáctica, como tampoco asignaríamos función sintáctica al prefijo “re-” en la oración “Recordaremos estos días”, por ejemplo.

Entrarían en estos usos los verbos de movimiento que cambian el sentido direccional según los usemos o no en forma pronominal. Así “ir” indica “a o hacia un lugar”, mientras que “irse” indica “de o desde un lugar” o “marchar” (“a o hacia un lugar”), “marcharse” (“de un lugar”). Otros cambios de significado son: “llegar” a un sitio, frente a “llegarse” con el sentido de “visitar”.

PRONOMBRE MORFEMA VERBAL: Designamos así los pronombres cuya presencia o ausencia cambia el significado del verbo como sucede con “acordarse/acordar”, “llegarse/llegar”, “llevar/llevarse”, etc.

Pero puede ocurrir que el verbo pueda existir sin pronombre y la presencia o ausencia del pronombre no altere el significado del verbo. En ese caso seguiremos con el siguiente paso en nuestra reflexión:

PASO 3: COMPROBAMOS SI PODEMOS SUPRIMIR EL PRONOMBRE DE LA ORACIÓN SIN QUE SE PIERDA SIGNIFICADO:

El pronombre puede no tener ningún significado relevante en la oración, y usarse para marcar la función expresiva del discurso, es decir, una reacción de ánimo del hablante que subraya a través del pronombre lo llamativo o extraordinario que para él tiene lo dicho. Es lo que ocurre en dos de los ejemplos propuestos: “Te imaginaste una ciudad distinta” y “Se comió dos hamburguesas”. Podemos observar cómo, en ambos casos, podemos suprimir los pronombres sin que se pierda información en la oración: “Imaginaste una ciudad distinta” y “Comió dos hamburguesas”; pero ahora la información que transmitimos es objetiva, no trasladamos al oyente el énfasis o reacción de ánimo ante el acontecimiento que estaba presente en el primer ejemplo. Por eso, tampoco asignamos un valor sintáctico específico a estos pronombres, los consideramos PRONOMBRES EXPLETIVOS O ENFÁTICOS.

PRONOMBRE EXPLETIVO O ENFÁTICO (DATIVO ÉTICO O DE INTERÉS): Son aquellos pronombres que podemos suprimir de la oración sin que se produzca pérdida de información. Sirven para expresar reacción de ánimo, énfasis expresivo, hacia el contenido transmitido en la oración.

PASO 4: COMPROBAMOS QUE SI SUPRIMIMOS EL PRONOMBRE SE PIERDE LA INFORMACIÓN DE REVERSIÓN DE LA ACCIÓN HACIA EL PROPIO SUJETO:

En los ejemplos propuestos al principio aparecía “Se lavó el pelo”, el verbo “lavar” existe en la lengua en forma no pronominal (“Lavé el coche”) y la ausencia de pronombre no altera el significado del verbo -limpiar algo con agua u otro líquido-. Pero a diferencia del caso anterior, si suprimimos el pronombre (“Lavó el pelo”) sí se pierde información, dejamos de informar de que el pelo era el suyo, el del sujeto, y no el de cualquier otro (“Lavó el pelo a su hijo”/”Le lavó el pelo”). A través del pronombre significamos que la acción realizada por el sujeto es recibida por el propio sujeto (revierte sobre el propio sujeto). A este uso lo llamamos REFLEXIVO.

PRONOMBRE REFLEXIVO: Son aquellos que señalan al sujeto como agente y paciente de la acción (la realiza y la recibe): “Me levanto temprano”, “Te afeitas cada mañana”, “Nos duchamos con agua caliente”, “Se duerme muy tarde”, etc.

PRONOMBRE REFLEXIVO DE COMPLEMENTO DIRECTO Y DE COMPLEMENTO INDIRECTO.-

Entre los pronombre reflexivos debemos, además, especificar la función sintáctica que desempeñan. Puede ser de complemento directo o indirecto. Es la diferencia que existe entre 1. “Me miro al espejo” y 2. “Me miro la cara al espejo”. En el ejemplo 2 el sintagma nominal “la cara” desempeña la función de complemento directo (admite la sustitución por “la”: “Me la miro al espejo”), por lo que el pronombre personal, “me”, desempeña la función de complemento indirecto y significa quien se beneficia o perjudica de lo dicho. En el ejemplo 1, en cambio, no existe ninguna palabra que desempeñe las funciones de complemento directo, de complemento régimen, ni de atributo, y el pronombre, “me”, asume la función de complemento directo significando ahora “lo mirado”, aquello sobre lo que recae la acción significada en la oración. Para comprobarlo, pasamos a tercera persona y pensamos en un referente femenino, “Miro a mi madre al espejo”, y observamos cómo admitiría la sustitución por “la” (“La miro al espejo”). En el ejemplo 2, si hacemos la misma prueba, resultaría la sustitución por “le” (“Miro a mi madre la cara al espejo”>”Le miro la cara al espejo”).

PASO 5: COMPROBAMOS SI AL SUPRIMIR EL PRONOMBRE SE PIERDE INFORMACIÓN DE RECIPROCIDAD ENTRE SUJETOS.-

Hablamos de acción recíproca cuando dos o más sujetos realizan la misma acción, pero el sujeto A recibe la acción producida por B, y el sujeto B recibe la acción producida por A. Así, si decimos “Juan y yo nos tuteamos” significamos que Juan y yo realizamos la misma acción -“tutear”-, que Juan es tuteado por mí, y yo soy tuteado por Juan.  Por eso, la acción recíproca exige el uso del verbo siempre en plural (“Pedro y tú os mirasteis”, “Ellos se hicieron muchos favores”, “Nosotros nos ayudamos”), pero el simple hecho del uso del verbo en plural no significa necesariamente un significado recíproco. En ejemplos como “María y Juana se pelearon en el colegio” el sentido puede ser recíproco si significamos que María peleó con Juana y Juana con María; pero también podríamos estar significando que las dos pelearon juntas contra el grupo, en cuyo caso el pronombre tendría un sentido expletivo o enfático. Si decimos “Por la mañana nos  lavamos la cara”, entenderlo con sentido recíproco significaría que yo le lavo la cara a alguien y ese alguien me la lava a mí; es más probable que el sentido sea reflexivo en este caso, es decir, que tratemos de significar que cada uno lava su propia cara.

PRONOMBRE RECÍPROCO: Son aquellos pronombres que usamos para significar una acción idéntica y simultánea realizada por varios sujetos de tal forma que lo realizado por uno recae sobre el otro y viceversa (“Juan y Pedro se gritaron”> Juan gritó a Pedro mientras Pedro gritaba a Juan).

PRONOMBRE RECÍPROCO DE COMPLEMENTO DIRECTO O DE COMPLEMENTO INDIRECTO:

Como ocurría en el caso de los reflexivos, también los pronombres recíprocos pueden desempeñar las funciones de complemento directo o indirecto. Si en la oración aparece un sintagma nominal o grupo preposicional desempeñando la función de paomplemento directo (“Nos devolvimos las cartas”> “las cartas” complemento directo), el pronombre asume la función de complemento indirecto significando quien se beneficia o perjudica de lo dicho en la oración, “las cartas” significan lo que ha sido devuelto (objeto).

En cambio, si no apareciera en la oración ninguna palabra o grupo de palabras que desempeñaran la función de complemento directo, ésta sería asumida por el pronombre recíproco. En un ejemplo como “Nos miramos”, el pronombre “nos” singifica que “tú” eres lo mirado por mí, en tanto que yo soy lo mirado por ti.

Como ya vimos para el pronombre reflexivo, la mejor prueba para determinar si el pronombre personal desempeña la función de complemento directo o indirecto consiste en sustituir el pronombre por un referente femenino en tercera persona. Así, “Devolvimos las cartas a la novia”> “LE devolvimos las cartas”, la sustitución por “le” nos demostraría que la función de “nos” en el ejemplo original es de complemento indirecto. De la misma forma, si hacemos la comprobación en el segundo ejemplo, encontramos “Miramos a mi hermana”>”LA miramos”, donde la sustitución por “la” nos demuestra que la función del pronombre “nos” en el ejemplo original es de complemento directo.

OTROS VALORES PRONOMINALES:

PRONOMBRE REFLEJO O INDICADOR DE ALTERACIÓN DEL ORDEN LÓGICO ORACIONAL.-

Este uso lo apreciamos tanto en los pronombre convergentes (“me”, “te”, “se”, “nos”, “os”, “se”) como en los divergentes de 3ª persona (“lo(-s)”, “la(-s)”, “le(-s)”. Veamos en qué consiste.

El orden lógico oracional es el que habitualmente usamos al construir una oración. Consiste en colocar en primer lugar el sujeto, luego el verbo núcleo del predicado, después el complemento directo, de régimen o atributo y, por último, los complementos circunstanciales. El esquema sería, pues, el siguiente:

SUJETO (mi hermano) + VERBO  (compró) + COMPLEMENTO BASE  (una piruleta) + COMPLEMENTOS CIRCUNSTANCIALES (ayer (tiempo) en la tienda (lugar).

Observamos cómo el complemento directo aparece explícito en la oración anterior (“una piruleta”). Cuando el complemento directo explícito lo situamos delante del predicado y no detrás, genera un pronombre reflejo que nos indica esta alteración. Así:

“La piruleta LA compró ayer mi hermano en el estanco”.

Lo mismo sucede si la anteposición la realizamos con un complemento indirecto explícito:

“Cada día el profesor toma la lección a sus alumnos (complemento indirecto) > “A sus alumnos LES toma el profesor la lección cada día”

Este mismo comportamiento lo podemos observar en los pronombres convergentes. Así:

“Dio las gracias a los presentes“> “A los presentes NOS/OS/LES dio las gracias”

En este caso, es más frecuente la aparición del grupo preposicional con valor enfático. Por ejemplo:

Me gusta bailar”> “A MÍ me gusta bailar”

Te resulta sospechoso”>”A TI te resulta penoso”

Nos gustó la película”> “A NOSOTROS nos gustó la película”

En estos casos, el elemento enfático es el grupo preposicional (“a mí”, “a ti”, “a nosotros”) dado que es el que podemos suprimir sin alterar la estructura sintáctica y sin pérdida de información en la oración.

DOS USOS EXCLUSIVOS DE “SE”:

“SE” INDICADOR DE PASIVA REFLEJA:

Observemos este ejemplo: “Se venden pisos”. El verbo “venden” presenta concordancia formal con “pisos”. Eso significa que si “pisos” lo pasamos a singular, obligamos a la concordancia en singular del verbo, “Se vende piso”, es decir, que el sustantivo “piso” está actuando como sujeto gramatical en la oración. Sin embargo sabemos que “pisos” es lo vendido, el objeto sobre el que recae la acción de “vender” o, lo que es lo mismo, el complemento directo lógico como ocurría en la estructura pasiva.

Para comprobar que se trata de una pasiva refleja bastará un pequeña prueba: sustituir “se” por “él” y comprobar que el sujeto paciente pasa a desempeñar la función de complemento directo:

Se vende piso”/”Se venden pisos” > “Él vende piso”/”Él vende pisos”/”Él lo(-s) vende”.

“SE” INDICADOR DE IMPERSONAL OPTATIVA:

En los ejemplos “Se habló de política”, “Se reflexionó sobre el cambio climático”, “Se trata de un asunto serio”, etc., encontramos una estructura similar a la anterior. La diferencia consiste en que ahora el verbo aparece inmovilizado en tercera persona del singular, no hay ningún sintagma nominal que obligue la concordancia formal del verbo.

Se trata ahora, en este caso, de omitir el sujeto agente de la acción haciendo aparecer el contenido como impersonal. Decimos que es una “impersonal optativa” porque desconocemos o preferimos ignorar el agente (alguien ha hablado, reflexionado o tratado, pero desconocemos quién ha sido o preferimos no mencionarlo).

Es interesante destacar que en ambos casos, “pasiva refleja” e “impersonal optativa”, lo importante es la ausencia de sujeto agente, es decir, se trata de fórmulas de impersonalización. Hasta tal punto, que se considera incorrecta la construcción del “se” pasiva refleja con sujeto paciente en ejemplos del tipo *”Se apagó el fuego por los bomberos” (incorrecto). Si queremos mencionar el sujeto, debemos recurrir a la estructura pasiva: “El fuego fue apagado por los bomberos”.

ALGUNOS EJEMPLOS ANALIZADOS:

ORACIÓN: “En el pueblo, al pasar por la plaza, me acordé de ti”.

Oración simple, bimembre, enunciativa, afirmativa, transitiva. Consta de:

SINTAGMA NOMINAL (sujeto): elíptico (1ª persona de singular).

SINTAGMA VERBAL (predicado): me acordé de ti en el pueblo al pasar por la plaza. Consta de:

…..PRONOMBRE (morfema verbal): me.

…..VERBO (núcleo): acordé.

……GRUPO PREPOSICIONAL (complemento régimen): de ti. Consta de:

…………PREPOSICIÓN: de.

…………SINTAGMA NOMINAL: PRONOMBRE: ti.

……GRUPO PREPOSICIONAL (complemento circunstancial de lugar): en el pueblo. Consta de:

…………PREPOSICIÓN: en.

…………SINTAGMA NOMINAL: el pueblo. Consta de:

………………DETERMINANTE: el.

………………NOMBRE (núcleo): pueblo.

……GRUPO PREPOSICIONAL (complemento circunstancial de tiempo): al pasar por la plaza. Consta de:

…………PREPOSICIÓN: a.

…………SINTAGMA NOMINAL: el pasar por la plaza. Consta de:

………………DETERMINANTE: el.

………………NOMBRE (núcleo: infinitivo): pasar.

………………GRUPO PREPOSICIONAL (complemento circunstancial de lugar): por la plaza. Consta de:

……………………PREPOSICIÓN: por.

……………………SINTAGMA NOMINAL: la plaza. Consta de:

…………………………DETERMINANTE: la.

…………………………NOMBRE (núcleo): plaza.

ORACIÓN: “Avísales de la llegada”

Oración simple, bimembre, exhortativa, afirmativa, transitiva. Consta de:

SINTAGMA NOMINAL (sujeto): elíptico (2ª persona de singular).

SINTAGMA VERBAL (predicado): avísales de la llegada. Consta de:

……VERBO (núcleo): avisa.

……SINTAGMA NOMINAL : PRONOMBRE (complemento indirecto): le.

……GRUPO PREPOSICIONAL (complemento régimen): de la llegada. Consta de:

…………PREPOSICIÓN: de.

…………SINTAGMA NOMINAL: la llegada. Consta de:

………………DETERMINANTE: la.

………………NOMBRE (núcleo): llegada.

ORACIÓN: “El miércoles nos comeremos dos cochinillos asados en Casa Matías”.

Oración simple, bimembre, enunciativa, afirmativa, transitiva. Consta de:

SINTAGMA NOMINAL (sujeto): elíptico (1ª persona de plural).

SINTAGMA VERBAL (predicado): el miércoles nos comeremos dos cochinillos asados en Casa Matías. Consta de:

……SINTAGMA NOMINAL (complemento circunstancial de tiempo): el miércoles. Consta de:

…………DETERMINANTE: el.

…………NOMBRE (núcleo): miércoles.

……PRONOMBRE EXPLETIVO O ENFÁTICO: nos.

……VERBO (núcleo): comeremos.

……SINTAGMA NOMINAL (complemento directo): dos cochinillos. Consta de:

…………DETERMINANTE: dos.

…………NOMBRE: cochinillos.

…………ADJETIVO: asados.

……GRUPO PREPOSICIONAL (complemento circunstancial de lugar): en Casa Matías. Consta de:

…………PREPOSICIÓN: en.

…………NOMBRE (núcleo): Casa Matías.

ORACIÓN: “Mi hijo y yo nos llamamos por teléfono todos los días”

Oración simple, bimembre, enunciativa, afirmativa, transitiva (recíproca). Consta de:

SINTAGMA NOMINAL (sujeto): mi hijo y yo. Consta de:

……SINTAGMA NOMINAL 1: mi hijo. Consta de:

…………DETERMINANTE: mi.

…………NOMBRE: hijo.

……………..NEXO COPULATIVO: SINTAGMA NOMINAL 1 <Y> SINTAGMA NOMINAL 2

……SINTAGMA NOMINAL 2: PRONOMBRE: yo.

……PRONOMBRE RECÍPROCO (complemento directo): nos.

……VERBO (núcleo): llamamos.

……GRUPO PREPOSICIONAL (complemento circunstancial de modo): por teléfono. Consta de:

…………PREPOSICIÓN: por.

……….SINTAGMA NOMINAL: NOMBRE: teléfono.

……SINTAGMA NOMINAL (complemento circunstancial de tiempo): todos los días. Consta de:

…………DETERMINANTE 1: todos.

…………DETERMINANTE 2: los.

…………NOMBRE (núcleo): días.

ORACIÓN: “Se encontraron dos vehículos abandonados por sus dueños en un parque comercial”.

Oración simple, bimembre, enunciativa, afirmativa, pasiva refleja. Consta de:

SINTAGMA NOMINAL (sujeto): dos vehículos abandonados por sus dueños. Consta de:

……DETERMINANTE: dos.

……NOMBRE (núcleo): vehículos.

……GRUPO ADJETIVAL: abandonados por sus dueños. Consta de:

…………ADJETIVO (participio): abandonados.

…………GRUPO PREPOSICIONAL (sujeto paciente): por sus dueños. Consta de:

………………PREPOSICIÓN: por.

………………SINTAGMA NOMINAL: sus dueños. Consta de:

……………………DETERMINANTE: sus.

……………………NOMBRE (núcleo): dueños.

SINTAGMA VERBAL (predicado): se encontraron en un parque. Consta de:

……PRONOMBRE (marca de pasiva refleja): se.

……VERBO (núcleo): encontraron.

……GRUPO PREPOSICIONAL (complemento circunstancial de lugar): en un parque. Consta de:

…………PREPOSICIÓN: en.

…………SINTAGMA NOMINAL: un parque. Consta de:

………………DETERMINANTE: un.

………………NOMBRE (núcleo): parque.

ORACIÓN: “Este año me resulta difícil coordinar el horario”.

Oración simple, bimembre, enunciativa, afirmativa, atributiva. Consta de:

SINTAGMA NOMINAL (sujeto): coordinar el horario. Consta de:

……NOMBRE (infinitivo: núcleo): coordinar.

……SINTAGMA NOMINAL (complemento directo del infinitivo): el horario. Consta de:

…………DETERMINANTE: el.

…………NOMBRE (núcleo): horario.

SINTAGMA VERBAL (predicado nominal): este año me resulta difícil. Consta de:

……SINTAGMA NOMINAL (complemento circunstancial de tiempo): este año. Consta de:

…………DETERMINANTE: este.

…………NOMBRE (núcleo): año.

…….SINTAGMA NOMINAL (pronombre: complemento indirecto): me.

…….VERBO (núcleo copulativo): resulta.

…….ADJETIVO (atributo): difícil.

ORACIÓN: “Se afeita diariamente con gel”.

Oración simple, bimembre, enunciativa, afirmativa, reflexiva. Consta de:

SINTAGMA NOMINAL (sujeto): elíptico (3ª persona de singular).

SINTAGMA VERBAL (predicado): se afeita diariamente con gel. Consta de:

……SINTAGMA NOMINAL (pronombre reflexivo de complemento directo): se.

……VERBO (núcleo): afeita.

……ADVERBIO (complemento circunstancial de modo): diariamente.

……GRUPO PREPOSICIONAL (complemento circunstancial de modo): con gel. Consta de:

…………PREPOSICIÓN: con.

…………SINTAGMA NOMINAL (núcleo): NOMBRE: gel.

ORACIÓN: “En la estación de metro se suicidó una señora mayor ayer por la mañana”.

Oración simple, bimembre, enunciativa, afirmativa, intransitiva. Consta de:

SINTAGMA NOMINAL (sujeto): una señora mayor. Consta de:

……DETERMINANTE: una.

……NOMBRE (núcleo): señora.

……ADJETIVO: mayor.

SINTAGMA VERBAL (predicado): se suicidó en la estación ayer por la mañana. Consta de:

……PRONOMBRE (marca de lexema verbal): se.

……VERBO (núcleo): suicidó.

……GRUPO PREPOSICIONAL (complemento circunstancial de lugar): en la estación. Consta de:

…………PREPOSICIÓN: en.

…………SINTAGMA NOMINAL: la estación. Consta de:

………………DETERMINANTE: la.

………………NOMBRE: estación.

……ADVERBIO (complemento circunstancial de tiempo): ayer.

……GRUPO PREPOSICIONAL (complemento circunstancial de tiempo): por la mañana. Consta de:

…………PREPOSICIÓN: por.

…………SINTAGMA NOMINAL: la mañana. Consta de:

…………….DETERMINANTE: la.

…………….NOMBRE: mañana.

ORACIÓN: “Durante la reunión se tratará de alcanzar un acuerdo”.

Oración simple, unimembre, enunciativa, afirmativa, transitiva. Consta de:

SINTAGMA NOMINAL (sujeto): impersonal optativa.

SINTAGMA VERBAL (predicado): durante la reunión se tratará de alcanzar un acuerdo. Consta de:

……GRUPO PREPOSICIONAL (complemento circunstancial de tiempo): durante la reunión. Consta de:

…………PREPOSICIÓN (impropia): durante.

…………SINTAGMA NOMINAL: la reunión. Consta de:

………………DETERMINANTE: la.

………………NOMBRE: reunión.

……SINTAGMA NOMINAL (pronombre marca de impersonal optativa): se.

……VERBO (núcleo): tratará.

……GRUPO PREPOSICIONAL (complemento régimen): de alcanzar un acuerdo. Consta de:

…………PREPOSICIÓN: de.

…………SINTAGMA NOMINAL: alcanzar un acuerdo. Consta de:

………………NOMBRE (núcleo, infinitivo): alcanzar.

………………SINTAGMA NOMINAL (complemento directo del infinitivo): un acuerdo. Consta de:

……………………DETERMINANTE: un.

……………………NOMBRE (núcleo): acuerdo.

ORACIÓN: “A los muchachos de tu clase les molesta tu actitud”.

Oración simple, bimembre, enunciativa, afirmativa, media. Consta de:

SINTAGMA NOMINAL (sujeto): tu actitud. Consta de:

……DETERMINANTE: tu.

……NOMBRE (núcleo): actitud.

SINTAGMA VERBAL (predicado): a los muchachos de tu clase les molesta. Consta de:

……GRUPO PREPOSICIONAL (complemento indirecto): a los muchachos de tu clase. Consta de:

…………PREPOSICIÓN: a.

…………SINTAGMA NOMINAL: los muchachos de tu clase. Consta de:

………………DETERMINANTE: los.

………………NOMBRE (núcleo): muchachos.

………………GRUPO PREPOSICIONAL (complemento del nombre): de tu clase. Consta de:

……………………PREPOSICIÓN: de.

…………………..SINTAGMA NOMINAL: tu clase. Consta de:

………………………….DETERMINANTE: tu.

………………………….NOMBRE (núcleo): clase.

EJERCICIOS:

1. Analiza los siguientes ejemplos identificando en cada caso la función de los pronombres pronombres personales:

1.1. Juan Carlos y Pedro se pelearon por una tontería.

1.2. Mi amigo se bebió una botella entera de vino tinto.

1.3. Nunca me arrepentiré de las noches en blanco estudiando.

1.4. Se venden parcelas de mil metros cuadrados.

1.5. Los delfines se comunican con chillidos debajo del agua.

1.6. Nos encontramos fortuitamente en la estación del tren.

1.7. ¿Te sientes bien?

1.8. Me comeré durante el paseo un helado de fresa.

1.9. El disco se oía muy mal.

1.10. En la reunión se comentaron los últimos sucesos.

1.11. Me constipé este verano en la playa.

1.12. Se la llevo para su santo.

1.13. ¡Apriétate el cinturón!

1.14. Yo me peinaré con el cepillo.

1.15. En el Instituto nos ayudamos unos a otros con frecuencia.

1.16. Se trató de las relaciones internacionales en el transcurso de la conferencia de prensa.

2. Invéntate dos ejemplos para cada una de las funciones pronominales procurando emplear diferentes versos a los usados en los ejemplos propuestos.

Anuncios

Acerca de #JoseCarlosAranda

Doctor en Filosofía y Letras y Doctorando en Ciencias de la Educación; Creador del Método Educativo INTELIGENCIA NATURAL (Toromítico 2013, 2016). Académico Correspondiente de la Real Academia de Córdoba (España). Profesor universitario y de EEMM, educador, escritor, conferenciante, colaborador en TV, Prensa y Radio. PREMIO CENTINELA DEL LENGUAJE 2015 de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla.
Esta entrada fue publicada en SINTAXIS DE LA ORACIÓN SIMPLE. Guarda el enlace permanente.

70 respuestas a SINTAXIS DE LA ORACIÓN SIMPLE: FUNCIONES SINTÁCTICAS DE LOS PRONOMBRES PERSONALES.-

  1. Buenas tardes, Juan: observa que hay concordancia formal entre el verbo y el sintagma nominal. Si admite la alternancia de singular/plural no puede ser impersonal. La impersonal se mantiene invariable en 3ª persona de singular. Un saludo.

    Me gusta

  2. Juan Perea dijo:

    Buenas tardes. Siguiendo su ejemplo de “se apagó el fuego” ¿es igual en “se rompió el cristal/se rompieron los cristales”?¿serían casos de pasiva refleja o impersonal?

    Me gusta

  3. En efecto: come eso / cómete eso / cómetelo. Entiendo que es lo correcto. Un saludo, Lis.

    Me gusta

  4. Lis dijo:

    En el imperativo “cómetelo” ¿”Te” es un pronombre expletivo o enfático?

    Me gusta

  5. Buenas tardes, Concha: en efecto, se trata de una pasiva refleja (“Se saben estas cosas”), observamos cómo si sustituimos “se” por “él”, el sujeto gramatical pasa a funcionar como complemento directo (“Él sabe esto/ Lo sabe”). En caso de posibilidad de concordancia en plural, no procede la impersonal optativa. Un saludo.

    Me gusta

  6. Concha dijo:

    Buenas tardes profesor

    En el caso de “Se sabe esto” ¿podría interpretarse como una pasiva refleja? Esto es sabido… ¿o también como impersonal? Gracias

    Me gusta

  7. Es correcto, el dativo ético puede suprimirse sin que se pierda información (“Se construyeron una casa” = “Construyeron una casa”), la función de “una casa” es CD. En el ejemplo “a” hay concordancia formal y no puede suprimirse el pronombre, es una pasiva refleja. Un saludo.

    Me gusta

  8. Concha dijo:

    Hola profesor

    ¿Es el ejemplo a una pasiva refleja – tiene sujeto- mientras que el b puede considerarse un dativo enfático? Gracias
    a) Se construyeron casas en la ribera del río.
    b) Se construyeron una casa / Se construyeron muchas casas (por lo tanto es CD) Saludos

    Me gusta

  9. Emilia, en el blog tienes entradas función por función. Si tienes una duda concreta teclea la función y mi nombre y te llevará a la entrada correspondiente. En todas las entradas hay una parte teórica, otra práctica y ejercicios propuestos. Por ejemplo, si te has confundido en el Complemento de Regimen, teclea en el buscador “Complemento de régimen, josecarlosaranda”. Ánimo.

    Me gusta

  10. Emilia dijo:

    Hola! Quisiera preguntar como se clasifica mejor en un análisis sintáctico, porque me cuesta decidir como clasificarlo, y determinar alguna función.

    Me gusta

  11. Buenas noches, Concha: mi criterio en estos casos es meramente funcional. Viene determinado por la concordancia formal en número. Si ponemos “helados” en singular, se obliga al singular del verbo (“Se vende un helado”). La naturaleza semántica del sintagma nominal (animado o no) no es relevante. No podemos considerarlo dativo ético porque si suprimimos el “se” alteramos el significado que pasa de ser impersonal a tener un sujeto elíptico (“(él/ella vende helados”). Un saludo.

    Me gusta

  12. Concha dijo:

    Buenas tardes profesor

    Arriba usted explica muy bien la pasiva con se. ¿Puede ser una pasiva refleja cuando el SN es un objeto y no un sujeto animado?
    En el caso de: Se busca cocinera y se fabrican helados ¿son impersonales o pasivas?
    Bueno en el caso de la segunda “se fabrican helados” incluso ¿puede ser dativo ético? “ellos se fabrican helados”
    Gracias

    Me gusta

  13. Me inclino por la primera interpretación. “Imponer” significa según la RAE “Poner una carga, una obligación u otra cosa” y otras acepciones similares. Pero en forma pronominal significa “9. prnl. Dicho de una persona: Hacer valer su autoridad o poderío. 10. prnl. Dicho de una cosa: Hacerse necesaria, ser imprescindible. Se impone salir pronto.11. prnl. En certámenes deportivos, ganar, vencer, superar. 12. prnl. Predominar, aventajar. Yo lo analizaría como morfema verbal. Saludos.

    Me gusta

  14. Concha dijo:

    Hola profesor

    Podría aclararme si en ‘se impuso a la adversidad ‘el pronombre se marca un cambio de significado y por ello es parte del núcleo o un reflexivo de CD siendo el SPrep’a la adversidad’ un CRég.

    Gracias. Saludos.

    Me gusta

  15. No es verbo pronominal cuando podemos pensar una oración sin pronombre (“creo en ti”, por ejemplo). Podemos suprimir el pronombre sin que se pierda significado (“No lo he creído”). Cuando esto sucede decimos que su función es “expletivo o enfático”, o también “dativo ético”. Hacemos hincapié en el significado pronominal, marcamos emocionalmente la oración indicando que la información que trasladamos nos importa de forma especial.Un saludo.

    Me gusta

  16. Hebe dijo:

    ¿Cuándo en español se dice “no me lo he creído”? es lo mismo que decirlo sin el pronombre? ¿o es verbo pronominal?

    Gracias

    Me gusta

  17. Se trata en ambos ejemplos de pasivas reflejas. El cambio de número del sintagma nominal obliga el cambio de número del verbo (“Se comentaron las noticias”). En el caso del infinitivo, sustitúyelo por un sintagma nominal y haz la misma prueba (“Se intentó eso” = “Se intentaron esas cosas”). “La ley de estabilidad” actuaría de complemento directo del infinitivo. Un saludo.

    Me gusta

  18. Concha dijo:

    Buenos días profesor. ¿puede aconsejarme en estos casos?
    -Se comentó la noticia ¿es pasiva refleja o impersonal?
    -Se intentó aprobar la ley de estabilidad- ¿podíamos considerarlo de dos formas?:
    1) perífrasis modal- la ley de estabilidad sería su sujeto
    2) como pasiva refleja aprobar la ley de estabilidad sería el sujeto paciente.
    Saludos

    Me gusta

  19. Correcto, son pronombres reflexivos.

    Me gusta

  20. Hebe dijo:

    Hola

    En el caso de dormirse y aburrirse ambos verbos existen sin el pronombre y tienen el mismo significado ¿pueden ser reflexivos?

    Me gusta

  21. Creo que el análisis es correcto, dado que podríamos desarrollar los ejemplos en forma no pronominal (“Mantiene joven a su marido”, “Cree listo a su hijo”) donde quedaría clara la función de Complemento Directo (“LO mantiene joven”, “LO cree listo”), pero lo interesante del ejemplo es que los adjetivos “joven” y “listo” actúan como “atributo del complemento directo”, algo muy poco frecuente. Observa cómo los adjetivos conciertan en género y número con el complemento directo (María se creía lista, Se mantienen jóvenes). A estas estructuras las denomino “transitivo-atributivas”. Dado que aplicamos la denominación de Complemento predicativo a un adjetivo concertado con verbo -núcleo del predicado- no copulativo, daría por válida esta función para los adjetivos. Un saludo.

    Me gusta

  22. Mili dijo:

    Hola profesor. ¿Puede ser un pronombre reflexivo de CD cuando decimos “se mantiene joven” y “se cree listo”? ¿y con un predicativo?

    Me gusta

  23. María del Carmen dijo:

    Gracias profesor. Si veo que entendí bien sus indicaciones pues en el primer caso, como usted indica, si desaparece el “se” el sujeto paciente pasa a ser complemento directo.

    Muchas gracias el valor del se creo es uno de los asuntos más difíciles porque según el autor hay una clasificación diferente, como la de Gómez Torrego, que admite la voz media en español. De hecho, opino, que ambos de los ejemplos que puse él los pondría como voz media.

    Me gusta

  24. Hola, María del Carmen: si has leído la entrada habrás observado que no soy partidario de mezclar el plano funcional y el semántico. En el primer caso, con independencia de que no haya un sujeto animado, podría existir un sujeto no animado. La naturaleza semántica del sujeto no influye en la función, la única cualidad funcional es la concordancia formal con el verbo por lo que el sujeto puede responder a las preguntas “¿quién?” o “¿qué?”. Podemos construir una oración del tipo “La escasez del suelo ha encarecido las viviendas”. En ese caso tendríamos la posibilidad de construir una oración pasiva con complemento agente (“Las viviendas han sido encarecidas por la escasez del suelo”). La naturaleza no animada del sujeto, en nuestro caso, produce una concomitancia en que el complemento agente y el complemento circunstancial de causa están muy próximos, pero funcionalmente la estructura es idéntica. Esto me lleva a mantener el análisis como “pasiva refleja” en el ejemplo que nos ocupa. Respecto al segundo ejemplo, el hecho de que la herida fuera producida voluntaria o involuntariamente es inoperante. Lo importante es que la acción se ejerce y revierte sobre el propio sujeto, mantendría el análisis como lo planteas. Un saludo.

    Me gusta

  25. Maria del Carmen dijo:

    Hola profesor.

    He leido varias veces la entrada y me suge una duda que quizás pueda aclararme. En ‘Las viviendas se han encarecido’ al ser un sujeto inanimado y no ser posible poner un complemento agente aunque el verbo no cambia de significado ¿usted lo considera parte del verbo?

    Otreo caso es ‘él se cortó el dedo’ yo siguiendo sus indicaciones pondría reflexivo CI pero ¿da igual que no se cortase de forma voluntaria?

    Saludos.

    Me gusta

  26. No es fácil y comprendo la duda. Más allá de la estructura atributiva (“La verdad es clara”), las construcciones preposicionales podemos interpretarlas con sentido de modal o con sentido causal (“Así, ¿cómo?, “por sí misma” / “¿por qué razón? Por definición”). La equivalencia semántica, en este caso, sería: “Las verdad es, así, por eso, clara”. Pero entiendo que están en un punto intermedio en que la interpretación puede llevarnos a un sentido u otro. Un saludo.

    Me gusta

  27. Montse dijo:

    Buenas tardes. Estoy analizando sintácticamente y tengo algunas dudas. En la oración “la verdad es, por sí misma, por definición, clara”, no veo la función sintáctica de las construcciones preposicionales “por sí misma” y “por definición”. ¿Sería tan amable de ayudarme con estas dudas? Muchas gracias! Un saludo.

    Me gusta

  28. Entiendo que sí podría eliminarse. “El jarrón cayó a mí lado”, el pronombre refuerza la idea de la ausencia de agente en la acción, el que el hecho fuera fortuito y no intencionado. En ese sentido lo analizaría como expletivo o enfático, sin entrar en los valores entre agente o objeto. Similar sentido puede apreciarse cuando la acción se produce inducida por un agente “Yo (me) caí”. Un saludo.

    Me gusta

  29. Ricardo dijo:

    Muchas gracias, lo leeré. Visto así caer/caerse ¿simplemente pronominal – un morfema-? Porque siguiendo sus indicaciones no puedo eliminarlo. Gracias

    Me gusta

  30. Sí que lo reconozco, en el tema lo encontrarás nombrado como pronombre expletivo o enfático (dativo ético), para significar el pronombre que puede ser suprimido sin que haya pérdida de información. El concepto de oración media lo reservo para aquellas oraciones con sentido pasivo (objeto como sujeto gramatical) con verbo en voz activa en ejemplos del tipo “Me gustan las fresas”. Pero el concepto de voz media en estructuras pronominales es un tema muy denso y los límites entre las funciones gramaticales de los pronombres no siempre son blanco o negro. Depende del nivel al que queramos llegar en la reflexión acerca de los usos pronominales. Si el tema te interesa como investigación, nivel universitario, te recomiendo este artículo: https://www.google.es/search?q=voz+media&ie=utf-8&oe=utf-8&gws_rd=cr&ei=iQJeVpaeLcGuadH5rLAN de José M. García Miguel, Universidad de Santiago. Un saludo.

    Me gusta

  31. Ricardo dijo:

    Gracias. ¿Reconoce usted el dativo? Compañeros suyos indican que existe el “dativo de proximidad”: la lámpara se cayó (a mi lado). ¿ No sería este un caso de “voz media” al ser el sujeto inanimado? Gracias. Saludos

    Me gusta

  32. Puedes permitir a alguien algo o permitírtelo a ti mismo. Sí, es reflexivo de Complemento Indirecto. Un saludo.

    Me gusta

  33. Ricardo dijo:

    Este tema es de los más complejos, al menos eso creo. En “permitirse algo” ¿podemos aceptar que el se es reflexivo OI? Gracias.

    Me gusta

  34. No deja de ser un verbo curioso: “Yo olvidé el cuaderno” (Yo= sujeto; “el cuaderno” = CD); “Yo me olvidé el cuaderno” (Yo = sujeto; “me” = pronombre enfático o dativo ético; “el cuaderno” = CD); pero “A él se le olvidó el cuaderno”, el sujeto es “el cuaderno”, yo diría que “se” es un pronombre de pasiva refleja y el “le” un indicador de alteración del orden. Es un verbo curioso.

    Me gusta

  35. Amal dijo:

    Sí lo entiendo. Muchas gracias. En el ejemplo de `a ella se le olvidó el cuaderno´¿no consideran algunos autores el verbo `olvidársele´como un verbo doblemente pronominal y por tanto podría ser el se parte del verbo? Gracias

    Me gusta

  36. Es cierto que es muy difícil porque son muchos los matices que expresamos a través de los pronombres. La entrada no deja de ser una simplificación que quiere ser didáctica.El primer caso se trata de una pasiva refleja, observa que si sustituimos “se” por “él” el sujeto pasa a actuar como complemento directo (“El hallaba la tumba…”). En el segundo ejemplo subyace un sujeto gramatical que es el complemento directo lógico (el cuaderno, por ejemplo), se trata asimismo de una pasiva refleja. La oración activa diría “Ella (suj) olvidó (núcleo) el cuaderno (cd)”, expresada en pasiva refleja.

    Me gusta

  37. Amal dijo:

    Buenas noches

    No hay nada más difícil en la gramática española que los valores del se. Tengo muchas dudas con tres casos:
    Se hallaba la tumba y se alzaba – ¿usted que es gramático considera el pronombre parte del verbo
    Y en A ella se le olvidó ¿es parte del verbo porque es pasiva refleja o mejor porque el pronombre se convierte en intransitivo el verbo olvidar? Gracias

    Me gusta

  38. Los verbos de movimiento tienen sus peculiaridades, me explico: en el caso de “ir/irse” entiendo que la presencia o ausencia del pronombre comporta un cambio de significado direccional, es decir, “voy a o hacia” frente a “me voy de o desde”, en ese sentido sería un morfema verbal. En cambio “venir” mantiene el sentido direccional “Vine de/a… / Me vine de/a…” en este caso sería dativo ético, como también lo sería el uso del pronombre en el caso anterior si mantuviéramos el sentido direccional (“Me voy a París”). Espero que esto te ayude. Un abrazo.

    Me gusta

  39. Álvaro dijo:

    En el caso de “Se tienen que ir”, ¿podía considerarse un dativo de interés? ¿o parte de un verbo pronominal ir/irse? gracias

    Me gusta

  40. No entiendo el “así mismo” entrecomillado. El análisis es correcto, “se” es un pronombre reflexivo de CI en la primera oración donde “la tapa de la vida” actúa como CD. En el segundo ejemplo, el análisis también es correcto pero el “se” no forma parte del verbo (“acercar la silla” pero “acercarse”) es reflexivo de CD dependiendo del infinitivo.

    Me gusta

  41. Alex dijo:

    Si aparece “cuando se levantó la tapa de la vida ” el se yo lo consideraría reflexivo “asi mismo” con valor de CI ¿estoy haciéndolo bien?
    Y en “le permitió acercarse” Le ¿es CI ? y acercarse¿Sustantiva de CD? ¿el se es parte del verbo? Gracias

    Me gusta

  42. La deixis personal designa a los interlocutores participantes en el acto de comunicación. Pueden ser primera, segunda o tercera persona. En ese sentido, “le” sería deíctico personal. En cambio, “lo” designa un objeto que entendemos porque previamente ha sido mencionado en el texto, sería “textual”. Pero no es una pregunta que te conteste a gusto, Elio, puede haber zonas intermedias porque la conexión puede ser ambivalente como puede suceder por contexto con el “le” que mencionas. Tendríamos que ver el texto y también la clasificación que te han enseñado. Un saludo.

    Me gusta

  43. Elio dijo:

    Hola
    En el caso de su doctora le dirá; debe tomarlos (los comprimidos) dos veces, los pronombres le, y los ¿se pueden considerar elementos de deixis personal?¿o textual? porque son de 3º persona gracias un saludo

    Me gusta

  44. No creo que “se quedan vacías”, “le quedan vacías”, sean equivalentes.

    Me gusta

  45. Hebe dijo:

    ¿tengo la razón?

    Me gusta

  46. Hebe dijo:

    Elisa creo te confundes
    Las casas se quedan vacías – las casas le quedan vacias = Se es CI
    Se acercó a el animal Se CD a el animal CClugar

    Me gusta

  47. Mi explicación no significa que no entienda tu confusión. También he sido alumno. Trataba de ofrecerte otra perspectiva que te ayudara a comprender lo que sucede. Algunas de las dudas que planteas son más que razonables, otras no tanto. Es cierto que “quedar” puede significar “concertar una cita”, pero en forma no pronominal también tiene el significado de “permanecer” o así lo entiendo en ejemplos del tipo “Tras la fiesta la casa quedó echa un desastre”. En cuanto a la categoría de la transitividad incluyo en ella tanto las oraciones construidas con complemento directo como las construidas con complemento de régimen; en ambos casos, a través del complemento, se designa el objeto sobre el que recae lo expresado en el predicado (ver apartado correspondiente en sintaxis de la oración simple). Por último, hay una confusión en la función “predicativo”. Normalmente, llamamos predicativo a un adjetivo concertado con el sujeto (solo adjetivo, nunca grupo preposicional) que aparece con un verbo predicativo (no copulativo) en ejemplos del tipo “Las muchachas vinieron guapas a la fiesta”. No sé si te lo habrán explicado de otro modo. En el apartado correspondiente al Atributo en el blog puedes consultar la diferencia.
    Por último, está bien dudar, pero te recomiendo que para solucionar tus dudas sigas un criterio definido. Insisto en esto. Cuando afirmas que una oración del tipo “el barco fue recogido por los pescadores” es una oración atributiva según Emilio Alarcos Llorach (Estudios de gramática funcional de la lengua española), nadie podrá negarte que es así porque acudes a un criterio de autoridad siguiendo unos parámetros concretos de determinación de funciones, por ejemplo. Una vez establecido el criterio, síguelo.
    Hasta siempre.

    Me gusta

  48. Elisa dijo:

    Bueno usted lo verá así yo como alumna me vuelvo loca cada vez que me han cambiado de profe de lengua no sólo por la teoría si no por cómo quiere la sintaxis.

    Gracias por sus aclaraciones en 1. Se quedan las casas vacias imagino ese se es morfema verbal (es diferente quedar/quedarse)
    2. Se acercó (otro morfema verbal) ¿es así?

    Yo he leido todos sus ejemplos gracias son una ayuda enorme pero no estoy muy de acuerdo con estos: (seguro yo me equivoco)
    “En el pueblo, al pasar por la plaza, me acordé de ti”.
    Oración simple, bimembre, enunciativa, afirmativa, transitiva
    ¿por qué es transitiva? ¿dónde está en CD?
    “Avísales de la llegada”
    Oración simple, bimembre, exhortativa, afirmativa, transitiva. Consta de:
    Usted dice que “les” es indirecto ¿no es directo?¿es caso de leismo?

    Se afeita diariamente con gel
    Con gel pone que es de modo pero ¿no es predicativo? Si lo elimino la oración no cambia de sentido ¿o hay otra manera de diferenciar el de Modo del Predicativo?
    Saludos

    Me gusta

  49. Hola, Elisa: No te preocupes por los profesores, Suceden dos cosas: la primera es que somos personas como vosotros y los “habemos” más o menos cabezones. La segunda es que toda ciencia parte de un objeto de estudio y de una dinámica de aproximación. El objeto de estudio está claro, pero la dinámica de aproximación puede variar. Si yo te digo que la clase se compone de chicos y chicas, estaré en lo cierto porque estoy utilizando un criterio de clasificación formal, morfológico. Si tú me dices que la clase se compone de profesor y alumnos, también estará en lo cierto, pero el criterio utilizado habrá sido funcional, atendiendo a la función que cada uno desempeña en el aula. Como ves, las clasificaciones no tienen que ser excluyentes. Lo importante es saber qué criterio estamos utilizando y tratar de no mezclar para evitar confusiones.
    Respecto a tu última pregunta, la respuesta es “sí”, efectivamente LE que es el pronombre usado como testigo para determinar la función, es C Indirecto.

    Hasta luego,
    José Carlos Aranda

    Me gusta

  50. Elisa dijo:

    Ya veo muchas gracias pero ¿tan difícil es que los gramáticos se pongan de acuerdo? Ni entre profesores muchas veces dicen lo mismo yo ya no sé qué decir.

    Una última cosa con el 3 Se le acercó ¿se es también indirecto? Gracias de nuevo y que tenga buen fin de semana,.

    Me gusta

  51. Tienes razón en que es muy complejo y admite múltiples clasificaciones según los autores. Por eso aconsejo seguir un método concreto, lo cual no es fácil. Te responderé siguiendo la metodología expuesta en la entrada:
    1: “La planta se asocial al calor” no puede ser impersonal porque si cambias de número “la planta”, obligas a cambiar el número del verbo: “Las plantas se asocian…”, por lo que “la planta” está actuando como sujeto gramatical. Sucede que “asociar” podemos construirlo simultáneamente con CD y con CRégimen (Asociar algo (CD) a otra cosa (CRégimen). El “Se” hace actuar al objeto lógico (CD) como sujeto gramatical, y éste recupera su función cuando lo sustituyes por “él” (“Él asocia la planta al calor” = LA asocia a eso). Sería una pasiva refleja.
    2: En efecto, enfático o expletivo, puede suprimirse el “me” sin pérdida de información, aporta solo un valor expresivo (Las casas se quedan vacías).
    3: Si “a el animal” admite la sustitución por “le”, se trata de un complemento indirecto: “Se LE acercó”.
    4: En el caso de “estremecerse” veo muy complicado construir una oración con el verbo en forma no pronominal (*Juan estremeció a un amigo), entraría en la misma categoría de “arrepentirse” o “suicidarse”, es decir, lexema verbal.

    Ánimo. Hasta pronto.

    Me gusta

  52. Elisa dijo:

    Gracias Profesor. Me resulta un dolor de cabeza porque cada profe o lo que leo me confunde aún más. Para no aburrirle sólo le pregunto por cuatro ejemplos si quiere claro:
    * La planta se asocia al calor – yo juraría es Impersonal con se. Pero si digo que es asi la planta seria el objeto directo pero al calor?
    * Las casas se me quedan vacías – me es enfático / se quedan
    * Se acercó a el animal (yo digo que reflexivo pero si a el animal es C. régimen…. no lo veo y se estremeció

    En definitiva, el se es muy complejo saber si no tiene función y está junto con el verbo.

    Me gusta

  53. Hola, Elisa: Si ha leído la entrada, verá que no menciono la voz media o las oraciones medias. He de aclarar que la entrada responde a una clasificación didáctica para alumnos de un nivel de bachillerato. El caso es que la llamada voz media me plantea serios problemas como gramático. Para quienes quieran seguir utilizando esta clasificación de oraciones medias, les recomiendo una magnífica entrada con clasificación que realiza el profesor Justo Fernández López (http://hispanoteca.eu/gram%C3%A1ticas/Gram%C3%A1tica%20espa%C3%B1ola/Se%20medias-pasivas-impersonales%20%28Resumen%29.htm).
    El asunto de las funciones pronominales es muy complejo y la barrera entre unos usos y otros resulta con frecuencia difusa (¿el cambio de sentido direccional en los verbos de movimiento justificaría el considerar el pronombre como “morfema verbal” -ir a/ irse de-?, por ejemplo), tanto que mi propio maestro, José Andrés de Molina, le dedicó un libro. Personalmente he optado por esta clasificación siguiendo un criterio funcional tal y como queda expuesto.
    Cuando se define la oración media como una oración con verbo en forma pronominal que expresa un proceso no realizado por el sujeto pero que se produce en él, resulta altamente ambigua cuando comparamos formas pasivas reflejas u otras formas reflexivas. Yo, por ejemplo, una oración como “Las casas prefabricadas se construyen muy rápido” puesta como ejemplo por Justo, para mí, en cambio, es equivalente a “Se construyen casas prefabricadas”, es decir, una pasiva refleja, equivalente a “Se venden pisos”. Cuando sustituimos “se” por “él” el sujeto pasa a actuar como complemento directo oracional. El hecho de que aparezca el sintagma nominal delante, o que aparezca un adverbio (Mendikoetea, 1999) no introducen cambios funcionales. Otros ejemplos tradicionales de oraciones medias como “No se asuste”, “El cristal se rompe fácilmente” o “Me molesta el humo” también las veo encajadas en alguno de los epígrafes introducidos anteriormente.
    Considero importante ofrecer a los alumnos una visión operativa y constante. Cuando optamos por una clasificación, lo mejor es continuarla a lo largo de los años, lo que no siempre es fácil en algunos centros escolares -los libros de texto suelen maltratar este apartado-. Conviene analizar con el esquema en el que nos sintamos más seguros y perseverar en el mismo.
    Un abrazo.

    Me gusta

  54. Elisa dijo:

    Disculpe pero por qué en “se siente bien” es reflexivo? yo no diría se siente bien a mí mismo. Yo creo que es voz media y en estos casos ¿no se consideran parte del verbo los pronombres en acciones que se dan lugar dentro del sujeto (voz media)?

    Me gusta

  55. Puedo “despertar a mi hija -despertarla-” o despertarME a mí mismo. Perdone pero no observo que exista alteración de significado. Puedo “levantar las sábanas -levantarLAS- o levantarME a mí mismo”, tampoco veo alteración de significado. Entiendo que se trata de pronombres reflexivos en función de complemento directo.

    Me gusta

  56. En ejemplos concretos se vería mucho más claro e incluso, en casos concretos podría existir alteración de significado. Entretanto le recomiendo que siga su propio criterio. Un abrazo.

    Me gusta

  57. El dativo ético coincide con el complemento indirecto en que designa a quien se beneficia o perjudica de lo dicho en el predicado. Se diferencia del complemento indirecto en que no aporta información propia a la oración sino que redunda en la información ya conocida. De ahí que digamos que es un Dativo ético para diferenciarlo precisamente del CI. El que no podemaos decir “la rio” no demuestra más que no hay complemento directo en la oración. El hecho de poder suprimir el pronombre sin pérdida de información (Rio) es suficiente. En cuanto a “se siente bien o mal” no formaría del verbo, sino que tendría una función reflexiva.

    Me gusta

  58. Elio dijo:

    bueno en el caso de levantar/levantarse
    Reir/reirse; sentir /sentirse yo creo que la presencia de pronombre varia el significado

    Me gusta

  59. Elio dijo:

    y en Se despertó o se levantó con el pronombre el significado del verbo cambia pero usted dice que en se levantó es CD?

    Me gusta

  60. Elio dijo:

    OK gracias. Entonces en Se siente ¿forma parte del verbo? ¿o CD? Igual pasa con Se rió, no es pronominal pero no puedo decir la rio/ le rió ¿que función tiene ese se, en se rió?

    usted como experto ¿el se de dativo éticon considera que funciona siempre como CI?

    Me gusta

  61. Si podemos utilizar el verbo correctamente sin pronombre (“Siento el viento en mi cara”), el verbo no es pronominal. En cuanto a “me gusta”, los verbos que significan emociones o sensaciones suelen ser “medios”, se construyen con el sujeto pospuesto, normalmente, el pronombre mantiene la función de complemento indirecto. También en este caso es factible construir el verbo en forma no pronominal. (Gusta de hacer tonterías) o con pronombre divergentes (Le gusta hacer tonterías), lo que no ocurriría con verbos pronominales.

    Me gusta

  62. Elio dijo:

    He leido todo el comentario en el caso de sentirse creo que es verbo pronominal (estoy equivocado?) pero en reirse y gustar. En el caso de reirse existe sin pronombre: reir; y en Me gusta he visto ejemplos que indican que “me” es C. Indirecto y otros que lo incluyen en el verbo, ¿quien se equivoca? Gracias.

    Me gusta

  63. Respecto a la primera pregunta, la única forma de saber si es o no un morfema verbal es valorar si hay o no un cambio de significado en el verbo según aparezca o no el pronombre.
    Respecto a la segunda pregunta, “me” no es un dativo ético porque aporta información ya que podría comprar una moto para mi hija (comprarle) o para mí (comprarme). Entiendo que no procede.

    Un abrazo y hasta pronto.

    Me gusta

  64. Vilma dijo:

    Gracias de nuevo ¿hay alguna manera de saber que no es morfema del verbo alguno de los pronombres personales? lei que si no significa a el, a nosotros… ¿es asi?

    Y por último, y disculpe, en estoy por comprarme una moto (CD) puede considerarse el pronombre me como dativo ético? pues puedo decir estoy por comprar una moto. ¿o es indirecto?

    Me gusta

  65. En el primer caso, no veo otra reflexión que la que ya te apunté, depende de la interpretación personal que hagas. En el segundo caso, está claro que se trata de un morfema verbal. Observa que “ocupar” significa “llenar un espacio, habitar una vivienda, etc”, en tanto que “ocuparse” significa “dedicarse o emplearse en algún asunto o trabajo”. La presencia o ausencia del pronombre altera el significado de la palabra y su régimen; “ocupar” se construye con complemento directo, “ocuparse” con complemento régimen. En el segundo ejemplo usas una perífrasis “ir + a + infinitivo”, observa que en estos casos se mantiene el régimen y el significado dominante del verbo principal o auxiliado “ocuparse”. Un saludo.

    Me gusta

  66. Vilma dijo:

    Gracias José Carlos Aranda, en el caso de Se llama Pedro sólo aparece así sin mas. Para saber si es morfema verbal ¿hay alguna forma de averiguarlo?

    Igualmente en los casos de Se ocupó de eso/se va a ocupar de eso. Yo diría que es morfema verbal “ocuparse” Gracias

    Me gusta

  67. Hola, Ingrid: trataré de responderte, aunque los usos pronominales no siempre están claros y plantean frecuentes dudas. En el primer caso, “Se llama Pedro” puede ser considerado reflexivo si pensamos en la oración “Llama Juana a su madre” o “Llama ‘cielo’ a su novia” donde “a su madre” y “a su novia” actúan como complemento directo; no parece que el verbo altere su significado en estos ejemplos. Ahora bien, si piensas en “llamar” con el significado de “interpelar”, quizás tenga sentido el análisis como ‘morfema verbal’ tal y como planteas. Los demás ejemplos son heterogéneos. En el caso de “se negaron a…” estaríamos ante un morfema verbal dado que “negar algo” signfica lo contrario de afirmar y es transitivo, mientras que “negarse a algo” significa ‘oponerse a’, y comporta régimen preposicional. Otro caso interesante son los verbos de movimiento, normalmente el uso pronominal conlleva un cambio del sentido direccional (“ir a o hacia” frente a “irse de o desde”), de ahí que algunos autores los clasifiquen también como morfemas verbales estos casos. En el caso de “preocuparse” no veo problema en analizarlo como reflexivo de complemento directo, puedo “preocupar a mis padres” o “preocuparme”. Y, por último, tampoco veo problema en analizar “se odiaban” como reflexivo o recíproco dependiendo del significado (a sí mismos, cada uno, o entre sí) y en función de complemento directo.

    Hasta pronto.

    José Carlos Aranda

    Me gusta

  68. Ingrid dijo:

    En el caso de Se llama Pedro he leído que es verbo reflexivo ¿se llama a sí mismo? yo diría que es morfema del verbo (llamarse) y también me plantea problema los casos de se negaron a dejar, se fueron a casa (verbo irse?), se preocupan por todo y se odiaban en secreto. Gracias

    Me gusta

  69. Me alegra que te haya sido útil y agradezco los buenos usos en la red. Un abrazo y a tu disposición.

    Me gusta

  70. zoe mazcardi dijo:

    Muchas gracias por lo expuesto, claro, preciso. Muchas gracias!!!!!!!!! Aclaro que respeto derecho de autor, por eso cito esta fuente.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s