CÓMO HACER EL COMENTARIO LINGÜÍSTICO DE UN TEXTO HUMANÍSTICO, PASO A PASO (SELECTIVIDAD DE MADRID)

CÓMO HACER EL COMENTARIO LINGÜÍSTICO DE UN TEXTO HUMANÍSTICO PASO A PASO

En algunas Comunidades Autónomas, se pide como parte integrante del comentario que debe realizarse en la prueba de Selectividad, el análisis de los rasgos lingüísticos de un texto determinado. Los principios elementales quedan expuestos en Cómo se hace un comentario de texto (Córdoba, Berenice, 2009) pero la extensión de la obra no dio cabida al desarrollo del comentario lingüístico en textos específicos. La siguiente exposición sigue los principios allí expuestos y los aplica de forma concreta a los textos humanísticos. Espero que os sea de utilidad.

LOS TEXTOS HUMANÍSTICOS:

Nos referimos ahora al lenguaje empleado para la transmisión de conocimientos sobre disciplinas que versan sobre las distintas manifestaciones del espíritu humano: historia, arte, música, filosofía, lengua, literatura, etc.

Los textos humanísticos participan de las características ya vistas para los textos científicos. Su finalidad es idéntica, esto es: transmitir una información de forma clara, precisa y correcto. Su única diferencia está en el hecho de que los tecnicismos empleados en las disciplinas humanísticas, por ser mucho más antiguos, han ido sufriendo el desgaste propio del tiempo, y su significado ha ido multiplicándose y ampliándose.  No obstante, durante el siglo XX, las llamadas ciencias humanísticas han ido aproximándose a las ciencias positivas en cuanto a los procedimientos de acercamiento al objeto de conocimiento. Se ha pretendido apartar de estos estudios la subjetividad para hacerlos objetivos y operativos al modo de las ciencias. En los estudios lingüísticos, escuelas como el  estructuralismo o el funcionalismo, así lo hicieron. Cada uno de estos intentos ha pasado por la necesidad de redefinir conceptos para evitar la ambigüedad que los tecnicismos habían ido adquiriendo a lo largo del tiempo. Los resultados no siempre han sido afortunados porque podemos caer en un mal mayor, la dificultad de comprensión incluso para especialistas. En una respuesta que debíamos dar a la Delegación Provincial de Educación sobre las actividades aplicadas para la mejora de resultados académicos, aparecía la palabra “implementación” (“valoración de la implementación de las actividades”). Ni siquiera el diccionario de la Real Academia Española me sacó de la duda del significado de la palabra. Días más tarde, un amigo, especialista en informática, me informó de que se trataba de un tecnicismo informático que venía a significar “aplicación práctica una vez desarrollada y operativa”. Le di las gracias.

Podríamos concretar en tres las diferencias más destacables con respecto al lenguaje científico:

1:  La ambigüedad producida por el desgaste en los tecnicismos nos va a obligar a multiplicar los procedimientos lingüísticos de restricción de significado, es decir, se incrementarán los adyacentes nominales y verbales y serán de naturaleza compleja por la integración de varias ideas.

2: La otra diferencia es la frecuente contaminación en estos textos de lo que podríamos llamar “literarización” de estilo. Aunque como el texto científico persigue la claridad, la proximidad de los autores hacia los textos literarios, los puede llevar a la introducción de algunos recursos expresivos como el uso de adjetivos explicativos, o antepuestos, reiteraciones, paralelismos, etc. Esto significa que se pueden permitir algunas licencias que no serían imaginables en el lenguaje científico puro.

3: La tercera diferencia viene dada por la propia naturaleza del conocimiento transmitido. A diferencia de las ciencias positivas, las humanísticas no siempre pueden basar su conocimiento en hechos demostrables. Cuando hablamos, por ejemplo, de la voluntad en el individuo, podemos elaborar una teoría en base a la repetición de situaciones, motivaciones y respuestas (técnica conductista), pero esta teoría no dejaría de ser una “conjetura”. En definitiva, no podríamos afirmarlo con la garantía de la percepción directa de la realidad que nos ofrecen las ciencias positivas.  El movernos en el mundo de la conjetura y la especulación determinará el posible uso del modo subjuntivo  (modo de la no realidad que expresa acciones en una proyección  temporal distendida apoyada en el instante temporal de su verbo principal),  y del condicional simple, con valores próximos al modo subjuntivo (posibilidades, no realidades contrastadas).

COMENTARIO LINGÜÍSTICO SOBRE UN TEXTO BREVE  (FILOSOFÍA):

“Por voluntad se entiende la facultad –ateniéndonos a esta clásica terminología- de gobernar nuestra propia conducta. El comportamiento inteligente y el estrictamente voluntario serían característicos del hombre en las zonas superiores de su actividad, reobrando sobre toda la conducta humana. La voluntad definiría una serie de actividades y realizaciones nuestras, como individuos, de las cuales nos hacemos responsables, a diferencia de otras acciones reflejas, espontáneas, mecánicas o impuestas  por determinismos físicos y biológicos, de cuya responsabilidad nos consideramos sustraídos.”  (Carlos París y Carlos Minguez: Filosofía. Salamanca, Anaya, 1977, pág. 111)

ANÁLISIS MORFOSINTÁCTICO:

O 1: Por voluntad se entiende la facultad –ateniéndonos a esta clásica terminología- de gobernar nuestra propia conducta.

SUJETO: la facultad de gobernar nuestra propia conducta.

Sintagma Nominal:

…..Determinante (artículo): la

…..Nombre (común abstracto): facultad.

…..Complemento Preposicional (Complemento del Nombre): de gobernar nuestra propia conducta.

……….Preposición: de

……….Sintagma Nominal: gobernar nuestra propia conducta.

…………….Nombre (infinitivo): gobernar.

…………….Sintagma Nominal (Complemento Directo del infinitivo): nuestra propia conducta.

…………………Determinante (posesivo): nuestra

…………………Adjetivo (explicativo): propia

…………………Nombre: conducta.

PREDICADO:  Por voluntad se entiende … –ateniéndonos a esta clásica terminología-

SINTAGMA VERBAL:

…..Complemento Preposicional (Complemento Régimen): por voluntad

……….Preposición: por

……….Sintagma Nominal: voluntad.

……………Nombre (común abstracto): voluntad.

…………….Pronombre personal (indicador de pasiva refleja): se

…………….Verbo: entiende.

…………….Adverbio Complejo (Complemento Circunstancial de modo): ateniéndonos a esta clásica terminología.

………………….Adverbio (gerundio): ateniendo

………………….Pronombre personal (morfema verbal): nos

………………….Complemento Preposicional (Complmento Régimen del Gerundio): a esta clásica terminología.

………………………Preposición: a

………………………Sintagma Nominal: esta clásica terminología.

……………………………Determinante (demostrativo): esta

……………………………Adjetivo (explicativo): clásica.

……………………………Nombre (común abstracto): terminología.

O 2: El comportamiento inteligente y el estrictamente voluntario serían característicos del hombre en las zonas superiores de su actividad, reobrando sobre toda la conducta humana.

SUJETO: El comportamiento inteligente y el estrictamente voluntario.

SINTAGMA NOMINAL:

Sintagma Nominal 1: El comportamiento inteligente.

…..Determinante (artículo): el

…..Nombre (común abstracto): comportamiento.

…..Adjetivo (especificativo): inteligente.

………………..Conjunción (coordinada copulativa): y

Sintagma Nominal 2: el estrictamente voluntario.

…..Determinante (artículo): el

…..Nombre (adjetivo sustantivado por el determinante) voluntario.

…..Adverbio modal: estrictamente.

PREDICADO: serían característicos del hombre en las zonas superiores de su actividad, reobrando sobre toda la conducta humana.

SINTAGMA VERBAL:

…..Verbo (copulativo): serían

…..Adjetivo Complejo (Atributo): característicos del hombre.

……….Adjetivo (especificativo): característicos.

……….Complemento Preposicional (Complemento del Adjetivo): del hombre.

……………Preposición: de (l)

……………Sintagma Nominal: (d) el hombre.

……………….Determinante (artículo): el

…………………Nombre (común concreto): hombre

…..Complemento Preposicional (Complemento Circunstancial de Lugar): en las zonas superiores de su actividad.

……….Preposición: en.

……….Sintagma Nominal: las zonas superiores de su actividad.

……………Determinante (artículo): las

……………Nombre (común abstracto): zonas

……………Adjetivo: superiores

……………Complemento Preposicional (Complemento del Nombre: de su actividad).

…………………Preposición: de

…………………Sintagma Nominal: su actividad

………………………Determinante (posesivo): su

……………………….Nombre (común abstracto): actividad.

…..Adverbio Complejo (Complemento Circunstancial de Modo): reobrando sobre toda la conducta humana.

………..Adverbio (gerundio): reobrando

………..Complemento Preposicional (Complemento Circunstancial de Lugar del gerundio): sobre toda la conducta humana.

…………….Preposición: sobre

…………….Sintagma Nominal: toda la conducta humana.

…………………..Determinante 1 (totalizador): toda

…………………..Determinante 2 (artículo): la

…………………..Nombre (común abstracto): conducta.

…………………..Adjetivo (especificativo): humana.

O 3: La voluntad definiría una serie de actividades y realizaciones nuestras, como individuos, de las cuales nos hacemos responsables, a diferencia de otras acciones reflejas, espontáneas, mecánicas o impuestas  por determinismos físicos y biológicos, de cuya responsabilidad nos consideramos sustraídos.

SUJETO: La voluntad.

Sintagma Nominal:

……….Determinante (artículo): la.

………Nombre (común abstracto): voluntad.

PREDICADO:  …definiría una serie de actividades y realizaciones nuestras, como individuos de las cuales nos hacemos responsables, a diferencia de otras acciones reflejas, espontáneas, mecánicas o impuestas por determinismos físicos y biológicos, de cuya responsabilidad nos consideramos sustraídos.

Sintagma Verbal:

…..Verbo: definiría.

…..Sintagma Nominal (Complemento Directo): una serie de actividades y realizaciones nuestras, como individuos de las cuales nos hacemos responsables.

……….Determinante (indefinido): una

……….Nombre (común abstracto): serie

……….Complemento Preposicional (Complemento del Nombre): de actividades y realizaciones nuestras, como individuos, de las cuales nos hacemos responsables.

……………Preposición: de

……………Sintagma Nominal 1: actividades

………………..Nombre (común abstracto): actividades.

………………………….Conjunción (coordinada copulativa): y

…………….Sintagma Nominal 2: realizaciones nuestras, como individuos, de las cuales nos hacemos responsables.

………………..Nombre (común abstracto): realizaciones

…………………Determinante (posesivo): nuestras.

……………Complemento adverbial (función adjetiva)

……………………Adverbio: como

…………………….Sintagma Nominal: individuos.

……………………………Nombre (común concreto): individuos.

……………………………Adjetivo Complejo (oración subordinada de relativo): de las cuales nos hacemos responsables

NEXO TRANSPOSITOR: PRONOMBRE RELATIVO: DE LAS CUALES

…..Sujeto: Elíptico.

…..Predicado: nos hacemos responsables (de las cuales= de eso).

……….Sintagma Verbal:

……….Pronombre personal (Complemento Directo función reflexiva): nos

……….Verbo: hacemos.

……….Adjetivo (especificativo) (Atributo del Complemento Directo): responsables.

……….Complemento Preposicional (Complemento Régimen): de las cuales

……………Preposición: de

……………Pronombre relativo: las cuales.

……………Complemento Preposicional (Complemento Circunstancial de Modo): a diferencia de otras acciones reflejas, espontáneas, mecánicas o impuestas por determinismos físicos y biológicos, de cuya responsabilidad nos consideramos sustraídos.

…………………Preposición: a

………………..Sintagma Nominal:

……………………..Nombre (común abstracto): diferencia.

……………………..Complemento Preposicional (Complemento del nombre): de otras acciones reflejas, espontáneas, mecánicas o impuestas por determinismos físicos y biológicos, de cuya responsabilidad nos consideramos sustraídos.

……………………………Preposición: de

…………………………….Sintagma Nominal: otras acciones reflejas, espontáneas,       mecánicas o impuestas por determinismos físicos y biológicos, de cuya responsabilidad nos consideramos sustraídos.

………………………………….Determinante (indefinido de exclusión): otras

………………………………….Nombre (común abstracto): acciones.

…………………………………..Adjetivo 1 (especificativo): espontáneas.

…………………………………..Adjetivo 2 (especificativo): mecánicas.

…………………………………..Conjunción (coordinada disyuntiva): o

…………………………………..Adjetivo 3 (complejo, especificativo, participio verbal): impuestas.

……………………………………Complemento Preposicional (Complemento Circunstancial de Causa del participio): por determinismos físicos y biológicos, de cuya responsabilidad nos consideramos sustraídos.

………………………………………….Preposición: por

…………………………………………Sintagma Nominal: determinismos físicos y biológicos, de cuya responsabilidad nos consideramos sustraídos.

………………………………………………..Nombre (común abstracto): determinismos.

………………………………………………..Adjetivo 1 (especificativo): físicos.

…………………………………………………………………Conjunción (coordinada copulativa): y.

………………………………………………………..Adjetivo 2 (especificativo) biológicos

……………………………………………………….Adjetivo 3: oración subordinada adjetiva: de cuya responsabilidad nos consideramos sustraídos.

NEXO TRANSPOSITOR: DE CUYA.

…..SUJETO: Elíptico (nosotros)

…..PREDICADO: nos consideramos sustraídos de cuya (su) responsabilidad.

……….Pronombre (personal reflexivo de Complemento Indirecto): nos

……….Verbo: consideramos.

……….Adjetivo (Atributo): sustraídos

……….Complemento Preposicional (Complemento Régimen): de cuya responsabilidad.

……………Preposición: de

……………Sintagma Nominal: cuya  responsabilidad.

………………..Determinante (relativo): cuya.

………………..Nombre (común abstracto): responsabilidad.

CUESTIONARIO DE APROXIMACIÓN:

NIVEL SUPRAORACIONAL:

¿Qué entonación hay en el texto?: –Enunciativa.

¿Cómo se relacionan los párrafos en cuanto a la forma? (R. extrínseca, intrínseca, estructural):  No hay párrafos.

¿Cómo se relacinan los párrafos en cuanto al contenido? (R. deductiva, inductiva, encuadrado, paralelo):  No hay párrafos

NIVEL ORACIONAL:

¿Cuántas oraciones hay?:  3

¿Simples o compuestas?:  1ª y 2ª  oraciones simples. 3ª compuesta.

¿Tipo de compleja?:

3ª oración compuesta: “de las cuales”, subordinada adjetiva referida a “realizaciones” (línea 5). Y “de cuya responsabilidad”, subordinada adjetiva referida a “acciones” (línea 8).

¿Orden lógico oracional?: sí, normalmente.

sujeto + predicado = excepto línea 1  (“se entiende la facultad…”) x pasiva refleja

nombre + adjetivo = normalmente, alteración en línea 1 (“clásica terminología”) y línea 2 (“propia conducta”)

nombre complemento del nombre detrás = siempre

verbo + complementos = normalmente, 1 alteración en la 1ª oración “Por voluntad”, línea 1.

NIVEL SINTAGMÁTICO:

SINTAGMA NOMINAL:

¿Clases de nombres presentes en el texto (comunes, propios, concretos, abstractos…)?: comunes con predominio de los abstractos.

                       ¿”Voluntad” es un tecnicismo?: ¿Por qué se define?

¿Algún rasgo destacable en cuanto a la formación de palabras (composición, derivación, parasíntesis, acrónimos…?:  Nada destacable.

¿Clases de determinantes?:

DOMINANTES: 

  • Predominio del determinante artículo (el/la/los/las) (líneas 1,2,3,)
  • 2 posesivos : “nuestra conducta”, línea 2 y  “realizaciones nuestras”, línea 5.

ESPORÁDICOS:

  • Indefnido de individuación: una serie”, línea 4.
  • Indefinido de exclusión: “otras acciones”, línea 6.
  • Totalizador positivo: “toda la conducta”, línea 4.
  • Demostrativo. “esta terminología”, línea 1.

¿Hay nombres sin determinar?; ¿con qué valores?:

  • Uso sin determinante en complementos preposicionales, significado nocional, no concreto (“como individuos”, línea 5,  “por determinismos”, línea 7.

¿Hay adjetivos en el texto?; ¿de qué tipo y en qué posición?:

  • Sí, especificativos y pospuestos como dominantes pero: .
  • ANOMALÍAS: “clásica terminología”, línea 1 y “propia conducta”, línea 2.

¿Hay complementos complejos (Complementos del Nombre o Aposiciones)? ¿de qué tipo y en qué posición?:

. Sí, hay Complementos del Nombre, siempre pospuestos al nombre

SINTAGMA VERBAL:

¿Clases de verbos presentes en el texto (transitivos/intransitivos/atributivos)?:

-VERBOS TRANSITIVOS, CONTRUIDOS CON C. DIRECTO O C. RÉGIMEN: “se entiende”, línea 1, “definiría”, línea 4, “hacemos”, línea 5, “consideramos”, línea 8.

-VERBOS ATRIBUTIVOS: serían (línea 3).

– VERBOS INTRANSITIVOS: No

-PERÍFRASIS VERBALES: No

¿Modo verbal presente?: indicativo.

¿Tiempos usados?; ¿valores?: Presente de indicativo, valor gnómico dominante en todo el texto. Además:

           Presente de indicativo valor propio:  Hacen (l. 9)

Futuro de indicativo: estarán (l. 3), repercutirán (l. 5)

Pretérito indefinido: supuso (l. 31).

Condicional simple: “serían”, línea 3 y “definiría”, línea 7.

¿Persona usada?: tercera del singular y plural dominante pero:

              USO DE LA PRIMERA PERSONA DEL PLURAL: “nos hacemos”, línea 5, y “consideramos”, línea 8.

¿Estructuras impersonales?: Sí, mediante pasiva refleja:  “se entiende la facultad…”, línea 1.

¿Aparecen complementos?: Sí, pospuestos al verbo (ver orden lógico).

COMENTARIO DE TEXTO

Estamos ante un texto humanístico donde se trata de definir y caracterizar la “voluntad”. El texto humanístico tiende a transmitir una información de forma clara, precisa y correcta sobre un ámbito de conocimiento relacionado con el ser humano, su pensamiento, conocimiento, sensaciones, emociones, o relaciones. Los estudios de humanidades son tan antiguos como la propia Universidad, Derecho, Latín, Historia, Música, eran asignaturas de aquellos primeros estudios. Los tecnicismos se han desgastado por el uso y han saltado a otros registros y lenguajes. Esto dificulta la precisión imprescindible. Asimismo, con frecuencia, el pensamiento humanístico se mueve en la conjetura, planteando posibles respuestas que no son contrastables físicamente por la naturaleza misma de su contenido. Todo ello va a condicionar los rasgos lingüísticos presentes en el texto.

El texto se mantiene en la entonación enunciativa, como corresponde al dominio de la función representativa del discurso. La claridad necesaria en la exposición se logra a través de una sintaxis sencilla (las dos primera oraciones son simples) y con el uso de nexos explícitos –polisintésis-  cuando se hace compleja (oración 3, nexos “de las cuales ” y “de cuya”). Contribuye también el respeto al orden lógico oracional presente en todo el texto que sólo se ve alterado en la primera oración por la anteposición de “Por voluntad” al verbo. Pero en este caso se trata de una estructura equilibrada.

Se usa el lenguaje con propiedad, pero las palabras utilizadas, normalmente abstractas y a veces usadas en otros registros,  requieren de definiciones –como sucede con la palabra “voluntad” en el texto-  y de continuas precisiones semánticas. Para ello recurrimos a todos los procedimientos, desde los más simples como los adjetivos especificativos pospuestos al nombre (comportamiento inteligente y voluntario, líneas 2 y 3,  “zonas superiores”, línea 3,  “conducta humana”, línea 4), que pueden llegar a la enumeración buscando la máxima delimitación de significado (“reflejas, espontáneas, mecánicas o impuestas…”, líneas 6 y 7), hasta los  complejos tanto en el nombre como en el verbo (Complementos del Nombre: “facultad de gobernar”, líneas 1 y 2;  “zonas superiores de su actividad”, líneas 3 y 4, “serie de actividades…”, líneas, 4 y 5) alcanzado su máxima expresión en las oraciones subordinadas adjetivas (“de las cuales nos hacemos…”, línea 5; “de cuya responsabilidad…”, línea 7). Esta precisión o caracterización de los nombres se logra asimismo mediante estructuras de predicado nominal, bien con estructuras atributivas puras (“…serían característicos…”, línea 3) o en estructuras semiatributivas (“…nos consideramos sustraídos…”, línea 8). En cuanto al verbo, su significado se concreta mediante complementos directos o régimen frecuentes en el texto (“Por voluntad se entiende…”, línea 1; “…definiría una serie…”, línea 4; etc.).

Hemos de destacar la presencia de dos adjetivos antepuestos en el texto, lo que les otorga un carácter explicativo relativo (“…esta clásica terminología…”, línea 1 y 2; “…nuestra propia conducta…”),  lo que implica una cierta voluntad de estilo que se aparta de la precisión propia de estos textos con vocación científica y se justifica por proximidad del texto humanístico con el lenguaje literario.

En el sintagma verbal, la función representativa determina el uso predominante de la tercera persona verbal, aunque también se emplea la primera del plural por modestia y como recurso didáctico para incluir al lector en el proceso de razonamiento (“…nos hacemos…”, línea 5; “…consideramos”, línea 8). El tiempo más usado es el presente gnómico, como corresponde a definiciones o caracterizaciones atemporales que expresan ideas válidas con independencia del momento en que se enuncian. No obstante, el carácter especulativo de los textos humanísticos se observa en el planteamiento de hipótesis expresadas a través del condicional simple (“…serían…”, línea 3; “…definiría…”, línea 4). La necesidad de definir conceptos y caracterizarlos expresando sus cualidades o propiedades, nos lleva al uso de verbos y estructuras atributivas como ya hemos comentado en el sintagma nominal.

En conclusión, estamos ante un texto humanístico donde tratamos de expresar de forma clara, precisa y correcta unos conocimientos concretos de un ámbito de conocimiento de carácter abstracto como es la filosofía. La lengua es utilizada con propiedad, pero la precisión necesaria oscurecida por el desgaste de los tecnicismos propios, se alcanza mediante la multiplicación de adyacentes tanto nominales como verbales, incluyendo procedimientos complejos. La claridad, se consigue mediante el orden lógico oracional y las definiciones presentes en el texto.

COMENTARIO DE UN TEXTO HUMANÍSTICO AMPLIO:

Antes de iniciar el comentario, recordad lo ya expuesto para el comentario amplio de un texto científico. Básicamente, realizaremos los mismos ejercicios de aproximación al texto que para el comentario de madurez, esto es, resumen, esquema y tema. Durante el desarrollo de estos ejercicios, iremos anotando en el texto aquellas características que llamen nuestra atención y que recogeremos en nuestra cuestionario de aproximación  para el posterior desarrollo. Descenderemos hasta el nivel de relación sintáctica oracional y haremos observaciones sobre el plano sintáctico y léxico cuando veamos algún detalle relevante.

TEXTO: (EXAMEN DE SELECTIVIDAD LOGSE DE SEPTIEMBRE DE 2.001 COMUNIDAD AUTONOMA BALEAR)

llevado al cultivo de la creación lírica por el inicial influjo becqueriano y por el prodigioso embrujo de Rubén, supremo pontífice y maestro del movimiento modernista, el “misterioso y silencioso” Antonio Machado es, pese a la brevedad exigua de su obra, una de las más altas cimas de la poesía española de todos los tiempos. Espíritu ensimismado y solitario, que aun deslumbrado por el encanto sensual y melódico de las estrofas rubenianas prefiere auscultar los ecos secretos de sus voces interiores, desde la publicación de su primer libro Soledades (Madrid, 1903), Machado aparece a nuestros ojos como un poeta esencialmente intimista y subjetivo, que basa su creación lírica en la expresión cordial del sentimiento, vislumbrado en lo más hondo de su espíritu por el relámpago de la intuición.

Lejos del mero culto de la sensación y de la forma, que había caracterizado la etapa parnasiana de Rubén, es evidente que Machado considera la poesía como una creación puramente espiritual, tanto por las fuentes donde se origina como por los medios de que se vale para expresarla. A diferencia de las demás artes, cuya materia es algo “no configurado por el espíritu”, los materiales que utiliza el poeta son las palabras, “productos espirituales” que, según la estética de Abel Martín, que antecede a su Cancionero apócrifo, no publicado, “son ya por sí mismas significaciones de lo humano, a las cuales ha de dar el poeta nueva significación”. La dificultad estriba en que “la palabra es, en parte, valor de cambio, producto social, instrumento de objetividad (objetividad en este caso significa convención entre sujetos)”, básicamente destinada a la comunicación humana. Y que frente a esta significación convencional de la palabra, comúnmente aceptada, indispensable para el intercambio de ideas, “el poeta pretende hacer de ello medio expresivo de lo psíquico individual, objeto único, valor cualitativo.

Entre la palabra usada por todos y la palabra lírica, existe la diferencia que entre una moneda y una joya del mismo metal. El poeta hace joyel de la moneda. ¿Cómo?”

Antonio Vilanova. “La metafísica poética de Antonio Machado”.

Antonio Machado: el poeta y su doble.

RESUMEN:

Antonio Machado se inicia en la poesía bajo la influencia de Bécquer y Rubén Darío y supone una de las cimas de la poesía española. Frente a la sensualidad y musicalidad modernistas, prefiere el intimismo y basa su creación lírica en la expresión del sentimiento alcanzado desde la intuición.   Considera la poesía como una creación espiritual cuya materia es la palabra a la que hay que dotar de nuevos significados. El problema es que la palabra  es un producto social y objetivo que se usa para comunicar y , con esta misma palabra,  el poeta ha de conseguir un medio expresivo de su psique individual con un valor cualitativo.

ESQUEMA:

1: Antonio Machado se inicia en la poesía influenciado por Bécquer y Rubén Darío pero:

……….1.1.  Modernismo es sensualidad y musicalidad.

………..1.2.  Machado es intimismo intuitivo.

2: La poesía usa la palabra para crear el arte.

………..2.1. En la lengua, la palabra es social y objetiva.

[pero]2.2. En la poesía ha de expresar la individualidad.

TEMA:

“La poesía de Machado es intimista e intuitiva reinventando las palabras”.

CUESTIONARIO DE APROXIMACIÓN:

NIVEL SUPRAORACIONAL:

¿Qué entonación hay en el texto?: –Enunciativa.

¿Cómo se relacionan los párrafos en cuanto a la forma? (R. extrínseca, intrínseca, estructural): 3 párrafos, relación estructural.

¿Cómo se relacinan los párrafos en cuanto al contenido? (R. deductiva, inductiva, encuadrado, paralelo):  Deductiva: idea general (influencia en Machado de Bécquer y Rubén) y va a lo particular (lo específico de Machado: se enuncia en el párrafo 1 y se desarrolla  en 2 párrafo),  reflexión general (dificultad de la expresión poética 3 párrafo).

NIVEL ORACIONAL:

¿Cuántas oraciones hay?:  1 párrafo, 2; 2 párrafo, 4; 3 párrafo,  2;

¿Simples o compuestas?:

 1 párrafo: 1ª oración simple; 2ª oración, compuesta.

2 párrafo: 1ª oración compuesta, 2ª oración compuesta; 3ª oración compuesta;  4ª simple.

3 párrafo:  1ª oración compuesta; 2ª oración  simple.

¿Tipo de compleja?:

1 párrafo: 2ª oración compuesta “que”, adjetiva referida a “espíritu”; “que”, adjetiva referida a “poeta”.

2 párrafo:  1ª oración compuesta: principal +  “que”, adjetiva referida a “culto”; “que”, sustantiva en función de sujeto; “donde”, adverbial de relativo referida a “fuentes”.  2ª oración compuesta : principal + “cuya”, adjetiva  referida a “artes”; “que”, adjetiva referida a “materiales”; “que”, adjetiva referida a “palabras”; “que”, adjetiva referida a “estética”. 3ª oración compuesta: principal + “en que”, sustantiva en función de Complemento Régimen de “estriba”; “que”, adjetiva referida a “estética

3 párrafo:  1ª oración compuesta: principal + “la misma…que” subordinada comparativa. sustantiva

¿Orden lógico oracional?: No.

sujeto + predicado = El sujeto aparece antepuesto al verbo (Machado es (oración 1),  Machado aparece (oración 3);  que basa, oración 3. Es evidente que…(sust. De sujeto); Machado considera (2º párrafo, oración 2). Pero los frecuentes incisos explicativos dificultan la comprensión.

nombre + adjetivo = alteraciones frecuentes : llevado al cultivo….Machado (línea 1), inicial influjo (línea 1), prodigioso embrujo (línea 2), supremo pontífice (línea 2); más altas cimas (línea 4),  mucho más frecuentes en el primer párrafo, casi desaparecen en el segundo (“nueva significación”, línea 18).

nombre complemento del nombre detrás = siempre

nombre + aposición: alteraciones 1 párrafo, 2ª oración: la aposición, que ocupa tres líneas y media,  aparece antepuesta al nombre “Espíritu ensimismado…”  respecto a “Machado”

verbo + complementos = alteraciones frecuentes en los Complementos Circunstanciales: observamos en el primer párrafo “pese a la brevedad…”, inserto entre el verbo “es” y su atributo “una de las más altas cimas”; el segundo párrafo empieza con un Complmento Circunstancial de Modo “Lejos de…”, antepuesto al verbo “es”. La segunda oración del mismo párrafo, empieza con un complemento Circunstancial de Modo (“A diferencia de”, antepuesto al suejto y el verbo (“los materiales son…”) ; lo mismo ocurre en la última oración del segundo párrafo donde volvemos a encontrar el Complemento Circunstancial de Modo “frente a esta significación…”, antepuesto al sujeto y verbo (“el poeta pretende”).

NIVEL SINTAGMÁTICO:

SINTAGMA NOMINAL:

¿Clases de nombres presentes en el texto (comunes, propios, concretos, abstractos…)?: comunes con predominio de los abstractos.

A DESTACAR: presencia de tecnicismos literarios: modernista, estrofa, parnasiana, sin ser excesivos.

¿Algún rasgo destacable en cuanto a la formación de palabras (composición, derivación, parasíntesis, acrónimos…?:

Compuestos:

Derivados: becqueriano, rubenianas (anómalas)

Parasintéticas: ensimismado

¿Clases de determinantes?:

DOMINANTES: 

–        Predominio del determinante artículo (el/la/los/las)

ESPORÁDICOS:

–        Totalizadores positivos:  Todos los (l.4)

–      Demostrativo con valor anafórico (esta, l.21)

–        Posesivo con valor anafórico “su”, l., 3,  6, 8, 9 y 17)

–        Indefefinido de individuación: un (l. 8)

¿Hay nombres sin determinar?; ¿con qué valores?:

–        Uso sin determinante en función atributo subraya que el autor se refiere al signficiado conceptual de los nombres, no a referentes concretos (valor de cambio, producto social, instrumento de objetividad… l. 18 y 19);  complementos preposicionales, significado nocional, no concreto (“valor de cambio”, línea 18; “instrumento de objetividad”, línea 19).

¿Hay adjetivos en el texto?; ¿de qué tipo y en qué posición?:

  • Sí, especificativos y pospuestos como dominantes pero: “inicial influjo”, línea 1, “prodigioso embrujo”, línea 2, “supremo pontífice”, línea 2 .

¿Hay complementos complejos (Complementos del Nombre o Aposiciones)? ¿de qué tipo y en qué posición?:

  •               Sí, hay Complementos del Nombre, siempre pospuestos al nombre ( “embrujo de Rubén”, línea 2;  “maestro del movimiento”, línea 2;  “brevedad…de su obra”, línea 3, etc.) 
  • ANOMALÍAS: uso de adjetivos antepuestos y de enorme complejidad que dificultan la comprensión del texto (“llevado al cultivo”… adjetivo complejo referido a Antonio Machado y antepuesto (1 l.); “espíritu ensimismado…”, aposición explicativa antepuesta, referida a “Machado”, antepuesta y extensisima, así como oraciones subordinadas adjetivas: 7 a lo largo del texto.

SINTAGMA VERBAL:

¿Clases de verbos presentes en el texto (transitivos/intransitivos/atributivos)?:

-VERBOS TRANSITIVOS, CONTRUIDOS CON C. DIRECTO O C. RÉGIMEN:

“prefiere”, línea 6;  “basa”, línea 8; “había caracterizado”, línea 11; “considera”, línea 12; “se origina”, línea 13; “se vale”, línea 14; “utiliza”, línea 15; “antecede”, línea 16; “ha de dar”, línea 18, “estriba en…”, línea 18; “significa”, línea 20; “pretende hacer”, línea 23.

-VERBOS ATRIBUTIVOS:  “es”, línea 3, 12 y 19; “son”, línea 17

– VERBOS INTRANSITIVOS: “aparece”, línea 7,

-PERÍFRASIS VERBALES:

– De infinitivo: de obligación: ha de dar, línea 18. –

¿Modo verbal presente?: indicativo.

¿Tiempos usados?; ¿valores?: Presente de indicativo, valor gnómico dominante en todo el texto.

NOTA:  pretérito pluscuamperfecto de indicativo: había caracterizado (línea 11)

¿Persona usada?: tercera del singular y plural

¿Estructuras impersonales?: Sí, mediante pasiva refleja:  “se origina…”, línea 13

¿Aparecen complementos? Sí, a veces antepuestos al sujeto y verbo. (ver orden lógico).

  COMENTARIO DE TEXTO:

Estamos ante un texto humanístico en el que el autor trata del  estilo de un poeta: Antonio Machado. Frente a las características habituales en este tipo de textos, nos encontramos ante un autor con voluntad de  estilo que participa emotivamente de sus propios enunciados, esto dota al texto de una complejidad y unos rescursos expresivos que lo alejan de la necesaria claridad.

La función representativa es dominante en el discurso, por lo que el tono es enunciativo excepto en la última interrogación (“¿Cómo?”, línea 26), probablemente una pregunta retórica que servirá de puente al contenido del siguiente párrafo. Los párrafos se relacionan por su contenido, sin apoyo de ordenadores que sistematicen o aclaren la relación lógica de los contenidos que va de lo general (influencias) a lo particular (el hecho diferencial de la poesía de Machado), centrando la atención en la función poética en sí.

En cuanto a la relación oracional, la búsqueda de precisión y claridad se manifiesta en el uso de nexos (polisíndeton), pero el grado de abstracción de los conceptos que se transmiten hace que las oraciones presenten un alto grado de complejidad por integración de conceptos mediante oraciones subordinadas adjetivas (1 párrafo: “que”, referido a “espíritu”; “que”, referido a “poeta”, en la segunda oración; en el 2 párrafo:  “que” referido a “culto”, “donde”, adverbial de relativo, referida a “fuentes”, en la primera oración; “cuya”, referida a “artes”, “que”, referido a “materiales”, “que”, referido a “palabras”, etc.) y elaboración de referentes complejos mediante el uso alguna  subordinada sustantiva (“que”, sustantiva en función de sujeto, 1ª oración, 2º párrafo).

El orden lógico oracional se respeta en la secuencia sujeto + verbo, pero no en los complementos que  aparecen antepuestos con frecuencia en la oración, subrayando de esta forma la circunstancia expresada. El problema es que la extensión y complejidad de estos complementos dificulta la comprensión del mensaje obligándonos a reorganizar mentalmente los elementos (En el primer párrafo “pese a la brevedad…” aparece entre el verbo “es” y su atributo “una de las más altas cimas”; el segundo párrafo empieza con un Complemento Circunstancial de Modo “lejos de…”, antepuesto al verbo “es”. La segunda oración del mismo párrafo, empieza con un Complemento Circunstancial de Modo “A diferencia de…”, antepuesto al sujeto y al verbo “los materiales son…”; etc.). Esta dificultad se extiende al Sintagma Nominal como veremos más adelante.

El lenguaje se usa con propiedad, pero el desgaste de los tecnicismos humanísticos y el referirnos a personas concretas a través de nombres propios, fuerzan la continua precisión de los significados nominales. En efecto, el nombre propio se caracteriza por estar vacío de contenido, funciona a modo de etiqueta identificando a un único referente. Cuando dice, por ejemplo,  Antonio Machado, el autor trata de llenar de contenido, de significado, este nombre agregando la información más relevante para su caracterización y esto lo hace mediante adyacentes complejos: observamos cómo utiliza dos líneas y media, al principio del texto, en incluir en el referente “Antonio Machado” la información relativa a sus inicios poéticos mediante una construcción adjetiva compleja, de participio absoluto (“…llevado al cultivo…”, línea 1; hasta “…misterioso y silencioso…”, línea 3). Cuando cita a Rubén, introduce una aposición explicativa con la información relevante sobre el autor en este contexto (“…,supremo artífice y maestro del movimiento modernista,…”, línea 2).

La precisión conceptual necesaria se logra por acumulación de procedimientos de restricción. Abundan los adjetivos especificativos pospuestos (“influjo becqueriano”, línea 1; “movimiento modernista”, línea 2; “brevedad exigua”, línea 3; “poesía española”, línea 4; “espíritu ensimismado y solitario”, línea 5, etc.) como corresponde a un texto objetivo, pero el autor está participando afectivamente de sus enunciados, y los adjetivos antepuestos con valor explicativo, que destacan esa cualidad sobre las demás enfocando nuestra interpretación de los referentes, también aparecen con frecuencia en el texto (“misterioso y silencioso Antonio Machado”, línea 3; “prodigioso embrujo”, línea 2; etc.) de forma más intensa  en el primer párrafo. También abundan los Complementos del Nombre siempre pospuestos  (“cultivo de la creación”, línea 1; “embrujo de Rubén”, línea 2; “maestro del movimiento modernista”, línea 2; “los ecos secretos de sus voces”, línea 6; “expresión cordial del sentimiento”, línea 9; etc.), Aposiciones explicativas (“supremo pontífice”, línea 2), Construcciones de participio (“llevado a…”, línea 1;  “…deslumbrado por el encanto…”, línea 5; “…vislumbrado en lo más hondo…”, línea 9; “…destinada a la comunicación…”, línea 21) y oraciones subordinadas adjetivas. Al haber pocos tecnicismos específicos y tratar de conceptos abstractos, el uso de procedimientos de restricción semántica acumulados se hace imprescindible. A veces, esta acumulación produce confusión por aglutinación de subordinadas con coincidencia de nexos como sucede en la secuencia:

“los materiales que utiliza el poeta son palabras…que según la estética de Abel Martín, que antecede a su cancionero…” (líneas 15 a 17)

donde encontramos tres subordinadas adjetivas en un mismo sujeto antes de que aparezca el verbo núcleo del predicado. Esta acumulación genera una ambigüedad enemiga de la precisión y claridad requerida en textos cuyo objetivo prioritario es la transmisión clara y precisa de información;  y que sólo se explica por la voluntad de estilo propio por parte del autor. Esta  literarización del estilo la observamos en algunos otros rasgos como el empleo de metáfora aposicional cuando se refiere a Rubén como “Supremo Pontífice” (línea 2).

Por lo demás, el texto se mueve en un ámbito referencial concreto, de ahí que los nombres aparezcan determinados. El determinante más usado es el artículo con valor de determinación mínima, cercano al totalizador, como corresponde a conceptos enunciados en singular pero referidos a todos los posibles referentes, de ahí la equivalencia de singular y plural (“la/las creación lírica”, línea 1; “la/las sensaciones”, línea 11; “la/las formas”, línea 11; los/el materiales que…”, línea 15; “el/los espíritus”, línea 15, etc.). Aunque al tratar de autores y obras, los referentes aislados y conocidos se expresarán bien con el artículo usado como actualizador (“el influjo becqueriano”, línea 1; “la etapa parnasiana”, línea 12; “el poeta”, línea 18; etc.), mediante determinantes posesivos (“sus voces”, línea 6; “su creación”, línea 8; “su espíritu”, línea 9; “su cancionero”, línea 17, etc.) y algún demostrativo (“esta significación”, línea 21). Al tratar sobre la dificultad de la lengua poética y la modificación del significado de las palabras, el autor hace uso del nombre no determinado, marcando el concepto puro no asociado a ningún referente (“objetividad” en este caso significa…”, línea 20). En otros casos, la presencia del adjetivo hace innecesaria la determinación (“supremo pontífice”, línea 2).

La función referencial determina el uso de la tercera persona verbal en el texto y el hecho de transmitir información sobre la realidad, el uso del modo indicativo. La introducción de definiciones y caracterizaciones se manifiesta en el texto mediante el uso de verbos atributivos (“es”, línea 3, 12 y 19; “son”, línea 17). Aunque los más abundantes son los verbos transitivos construidos con Complemento Directo o Régimen (“prefiere”, línea 6; “había caracterizado”, línea 11, “se origina”, línea 13; “utiliza”, línea 15”, etc.). En cuanto al tiempo verbal, nos movemos en un plano atemporal, afirmaciones que tienden a ser válidas con independencia del instante temporal en el que se enuncian o se consideran, de ahí el dominio absoluto del presente de indicativo con valor gnómico en el texto. La única excepción es  un pretérito pluscuamperfecto de indicativo (“había caracterizado”, línea 11) para significar una acción imperfectiva y durativa en el pasado referida a la influencia de la etapa parnasiana en los principios (pasado) del poeta.

En conclusión, estamos ante un texto humanístico que trata de transmitir una información precisa sobre las características de la poesía de Antonio Machado. La claridad, necesaria en este tipo de texto se ha visto afectada por la literarización del estilo de autor. Este deseo de estilo se  manifiesta en el empleo de oraciones excesivamente complejas con integraciones superpuestas de subordinadas y alteraciones del orden lógico, empleo de adjetivos explicativos e incluso metáforas. Esta complejidad sintáctica y conceptual obliga al lector a organizar los enunciados y los contenidos. No obstante, participa de los rasgos esenciales en este tipo de textos: tono enunciativo,  uso de nombres abstractos, precisión semántica mediante adyacentes, tecnicismos propios de su área, nombres determinados, uso del presente de indicativo en tercera persona, presencia de verbos copulativos, etc.

Anuncios

Acerca de #JoseCarlosAranda

Doctor en Ciencias de la Educación y Doctor en Filosofía y Letras; Creador del Método Educativo INTELIGENCIA NATURAL (Toromítico 2013, 2016). Académico Correspondiente de la Real Academia de Córdoba (España). Profesor universitario y de EEMM, educador, escritor, conferenciante, colaborador en TV, Prensa y Radio. PREMIO CENTINELA DEL LENGUAJE 2015 de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla.
Esta entrada fue publicada en EJERCICIOS DE SINTAXIS, LITERATURA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s