Manual de redacción para profesionales e internautas: ejercicio página 160 (1). ¿Dónde colocar los puntos en un texto dado?.-

Manual de redacción para profesionales e internautas: ejercicio página 160 (1).- 

PIEste ejercicio se corresponde al propuesto en el Manual… (Córdoba, Berenice, 2011). Si quiere consultar el corrector correspondiente a un ejercicio dado, teclee en el buscador “Manual de redacción para profesionales e internautas: ejercicio página … ” y el buscador le llevará hasta la entrada correspondiente. O bien, entre en la página http://www.josecarlosaranda.com , en el margen derecho de la página aparece “categorías”, haga click y se desplegará el menú; ahí encontrará la categoría de “Manual de redacción para profesionales e internautas”, entre y encontrará desplegadas todas las entradas correspondientes. Para cualquier aclaración o sugerencia puede usar el apartado de “comentarios” al final de esta entrada.

EJERCICIO:

No hay una respuesta única a este ejercicio. El texto de Mario Vargas Llosa nos sirve como mera referencia, para reflexionar acerca de la elección que hizo nuestro autor -y su editorial- al puntuar el texto. Por mi parte, simplemente quiero apuntar un dato a tener en cuenta: cuando enunciamos las partes principales de una oración (sujeto y verbo) ya podemos ir pensando dónde y cómo vamos a establecer la separación entre las oraciones (con o sin nexo, con pausa o sin pausa, con qué pausa).

El texto de Mario Vargas Llosa es sencillo. Empezamos con dos oraciones separadas por “y” (coordinadas copulativas)

1: Los faroles aclaraban solo el centro de la calle [Y]  2) la luz roja apenas llegaba a la ventana.

Entre estas dos oraciones podemos o no usar pausa intermedia; ya veremos más adelante cómo podemos usar coma delante de los nexos cuando la longitud de las oraciones lo aconseje.

A continuación, aparece otra oración: “Alberto no podía ver el rostro del desconocido (¿en ese instante?)”. Parece que existe una relación causa-consecuencia entre el hecho de que “Alberto no pudiera ver el rostro” y lo dicho anteriormente “había poca luz”, así pues mejor usemos un “;” que un punto y seguido. A través del “;” marcamos esta relación lógica a pesar de la yuxtaposición (ausencia de nexos). Además, como ya hemos usado una “,” antes de la conjunción “y”, sería un uso reglado del punto y coma (sustituir a la coma entre oraciones en las que ya hemos usado comas de separación). Nos queda decidir dónde termina la oración, lo mejor es leer y sopesar: “…no podía ver el rostro del desconocido en ese instante” o “En ese instante, comprobó que…”. Dado que las circunstancias de la luz no parece que vayan a cambiar, seguiría sin ver el rostro del desconocido en los instantes sucesivos, por lo que personalmente me inclino a pensar que abre la oración siguiente, es decir, por la segunda opción.

Este segmento, “en ese instante” sería un complemento circunstancial de modo anticipado a su predicado, es decir, está fuera de su sitio en la oración -detrás del verbo-. Cuando la oración es larga, y esta lo es, estas alteraciones de orden se marcan con una coma.

Por último, nos queda la última afirmación: “la pista estaba vacía”. Volvemos a estar ante una relación causa consecuencia “causa: la gente circulaba pegada a la pared buscando la oscuridad”, “consecuencia: la pista estaba vacía”. Para marcar esta relación podríamos usar el punto y coma como se ha hecho antes; pero, dado que venimos de una oración larga con pocas pausas, a mí me pide un punto.

Así pues, mi propuesta personal sería esta:

“Los faroles aclaraban solo el centro de la calle, y la luz roja apenas llegaba a la ventana; Alberto no podía ver el rostro del desconocido. En ese instante, comprobó que la multitud de hombres que ocupaban el jirón circulaba pegada a las paredes donde permanecía casi a oscuras. La pista estaba vacía”.

Y tú, ¿tienes alguna otra propuesta?

Un manual pensado para quienes usamos Internet y procesadores de texto. Para personas, profesionales y empresarios conscientes de la necesidad e importancia de ofrecer una imagen correcta en las comunicaciones. Útil y práctico, incorpora más de setenta ejercicios de mejora con corrector “on line”.

Anuncios

Acerca de #JoseCarlosAranda

Doctor en Filosofía y Letras y Doctorando en Ciencias de la Educación; Académico Correspondiente de la Real Academia de Córdoba (España). Profesor universitario y de EEMM, educador, escritor, conferenciante, colaborador en TV, Prensa y Radio. PREMIO CENTINELA DEL LENGUAJE 2015 de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla.
Esta entrada fue publicada en MANUAL DE REDACCIÓN PARA PROFESIONALES E INTERNAUTAS. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Manual de redacción para profesionales e internautas: ejercicio página 160 (1). ¿Dónde colocar los puntos en un texto dado?.-

  1. Trix dijo:

    Life is short, and this arictle saved valuable time on this Earth.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s