LA CÓRDOBA DE IBN HAZM. Córdoba: Utopía, 2016, por Daniel Valdivieso Ramos (Reseña)

la cordoba de ibn

Siempre que puedo me acerco a Córdoba. Soy un enamorado empedernido de esta ciudad milenaria atrapada entre culturas. Y esta obra, La Córdoba de Ibn Hazm es la obra de un duende. Cuando estuve hace ya muchos años dando clase en Ecija, denominaban allí duendes a los amigos a quienes llevabas años sin ver y, de repente, aparecían de nuevo en tu vida. Tal es el caso de este autor a quien conocí siendo niño, con quien nos unió una tierna amistad y al que, después de muchos años, me lo reencontré ahora ya adulto y como autor, en la Feria del Libro de Córdoba con este ejemplar en las manos.

A los amantes de Córdoba y de la historia les interesará esta obra en la que se une el recorrido histórico por la época de máximo esplendor del Califato, con el rigor científico de un historiador que no retrocede ante el uso de los nombres originales ni de los topónimos árabes del periodo con las debidas anotaciones, concienzudas, exhaustivas, meticulosas. A veces, imbuidos del Renacimiento de la cultura posterior, se nos olvida lo que supuso Córdoba en occidente, mostramos nuestra admiración por la máquina voladora de Da Vinci y nos olvidamos de que siglos antes ya hubo un cordobés que se arrojó con éxito desde el alminar de la mezquita con su máquina voladora y hubo de partirse las dos piernas lanzándose desde la Arruzafa para comprender que aún le faltaba el detalle de la cola timón de las aves para direccionar el vuelo.  Bien vale retrotraernos para sentir la fuerza emergente de una civilización que no tuvo parangón en su época.

Y esta historia nos llega de la mano de Ibn Hazm que, aunque conocido como poeta, autor de El collar de la paloma, es una personalidad que anticipa el Renacimiento por su amor a las artes y las ciencias. Sobre la modernidad de su pensamiento bastará dar alguna idea que, seguro, sorprenderá a quienes se acerquen a su obra. En su tratado de geometría ya definía la recta como “el límite último de una superficie”, y el punto como “la intersección de dos rectas”. Fue capaz de concebir el universo como algo infinito pero limitado por cuanto las partes que lo componen lo son. Siglos antes de que Cristobal Colón se embarcara hacia América confiando en que la tierra era redonda, Ibn Hazm ya lo afirmaba con un sencillo razonamiento “el sol siempre está perpendicular en algún punto de la tierra”.

De la mano de este erudito, científico y poeta, Daniel nos ofrece la posibilidad de adentrarnos en las grandezas y miserias de un periodo turbulento, de intrigas y leyendas, donde veremos construir y ampliar la mezquita sobre la basílica de San Vicente, donde asistiremos a sus ampliaciones, a la construcción de Medina Azahara o la recién descubierta Zahira con las excavaciones del AVE, a las tensiones religiosas, los martirios, las guerras con los reinos cristianos y, en el trasfondo, la miseria de la condición humana que tanto atrajo a nuestro autor. También aprenderemos el poco valor que entonces tenía una vida humana.

A los amantes de Córdoba, les recomiendo este recorrido por nuestra historia que dará vida, sin duda, a rincones de nuestra ciudad poniendo en valor callejeros y nombre, topónimos y anécdotas. Feliz viaje.

Anuncios

Acerca de #JoseCarlosAranda

Doctor en Filosofía y Letras y Doctorando en Ciencias de la Educación; Creador del Método Educativo INTELIGENCIA NATURAL (Toromítico 2013, 2016). Académico Correspondiente de la Real Academia de Córdoba (España). Profesor universitario y de EEMM, educador, escritor, conferenciante, colaborador en TV, Prensa y Radio. PREMIO CENTINELA DEL LENGUAJE 2015 de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla.
Imagen | Esta entrada fue publicada en ACTOS. Guarda el enlace permanente.