ERRORES GRAMATICALES QUE DEBEMOS EVITAR: EL CONFIDENCIAL

LAS INCORRECCIONES SON HABITUALES

7 errores gramaticales muy comunes que debemos evitar

7 errores gramaticales muy comunes que debemos  evitar

Muchas veces nos dejamos llevar por las prisas y no nos paramos a pensar en lo que decimos (o escribimos). (Corbis)

Martes, 4 de junio de 2013

Aunque en ocasiones no lo parezca, todos hemos ido a la escuela y nuestros profesores nos han enseñado cuáles son las principales reglas gramaticales del idioma castellano. Por gramática entendemos la organización de las palabras dentro de una oración, y sus reglas y principios. Parece muy sencillo cumplirlas, pero diversos factores provocan que en muchas ocasiones hagamos caso omiso de ellas. Uno de ellos es el uso del castellano en cada zona de España, que hace que lo incorrecto esté ampliamente extendido. Es el caso, por ejemplo, del leísmo castellano. Otro factor es la urgencia de la expresión: cuando hablamos en voz alta, resulta difícil vigilar las concordancias de género y número y es habitual que incurramos en leves, aunque comprensibles, errores.

Junto a la Ortografía y el Diccionario, la Gramática es uno de los tres libros más importantes de los publicados por la Real Academia de la Lengua Española. La edición de 2009, que fue la primera editada por la academia desde 1931, fue responsabilidad del lingüista Ignacio Bosque Muñoz, catedrático de Filología Hispánica de la Universidad Complutense de Madrid, y se trata de la obra de referencia sobre este tema. Para septiembre de este año está prevista una nueva edición. Pero, ¿cuáles son los errores que se cometen más a menudo? Todos podemos encontrar la solución en nuestros libros de texto, pero seguramente estos estén cogiendo polvo en algún lugar oculto de nuestro hogar…

  • “Cuatro de cada cien lleva una mala alimentación”: errores de concordancia. Uno de los más habituales en el lenguaje hablado, ya que al pensar sobre la marcha tendemos a centrarnos más en el contenido que en la forma de lo que decimos. Debemos tener cuidado con expresiones como “la mayoría de personas”, ya que el verbo ha de concordar con el sujeto, que es “la mayoría”, y no con “las personas”, aunque la RAE ya no considere incorrecto concordar con este complemento. La utilización de pronombres puede confundirnos fácilmente (como ocurre con el caso de “les tengo envidia a estas personas”, que ha de ir en plural) o cuando un adjetivo ha de concordar con el complemento directo (“pinta azules esas palabras” en lugar de “pinta azul esa palabra”).
  • “Si querría hacerlo…”: utilización incorrecta del subjuntivo. El empleo de este modo verbal constituye una de las mayores dificultades que hemos de afrontar en nuestro habla, ya que requiere un esfuerzo mental mucho mayor por lo alambicadas que resultan las construcciones en las que aparece el subjuntivo, que por lo general suele indicar posibilidad, incertidumbre o subjetividad. En muchas ocasiones, lo que ocurre es que se utiliza el modo indicativo cuando debería emplearse el subjuntivo. Es el caso, por ejemplo, de “estaría bien que vengas” o “hubiese preferido que estás”. Suele ocurrir a menudo también en la utilización de condicionales, como es el caso de “si yo tendría más tiempo…”, incorrecto.
  • “Bajo ningún punto de vista”: utilización incorrecta de preposiciones. Cualquiera que haya estudiado con un poco de profundidad el idioma inglés sabrá que los llamados “phrasal verbs”, con sus matices obtenidos gracias a las diferentes preposiciones, resultan altamente complicados para el no angloparlante. En español no es exactamente igual de difícil, pero aun así, tenemos dificultades para diferenciar cuál es la preposición exacta que se debe emplear con cada verbo. Es lo que ocurre, por ejemplo, con los galicismos “a tomar”, “a decidir”, etc., que se deben expresar con una oración subordinada (por ejemplo, “es una decisión que se debe tomar” es correcto y “es una decisión a tomar”, incorrecto), o expresiones mal utilizas como “quedar de venir”, “bajo ningún punto de vista” (se debe decir “desde ningún punto de vista”), “cerca a” o “en consecuencia a” (las correctas son “cerca de”, o “como consecuencia de”).
  • “No pienses de que te vas a salir con la tuya”: dequeísmo. Una de las variantes del punto anterior, que nos lleva a utilizar expresiones como “me dijo de que tenía razón” o como “resulta de que había venido muy pronto”. Ojo, porque esta regla es un arma de doble filo. Hay que tener cuidado con no pasarse con la corrección y comenzar a utilizar de manera incorrecta expresiones como “me olvidé comprar” (que debería ser “me olvidé de comprar”) o no utilizar nunca “de que”, incluso cuando está bien (como es el caso de los verbos “acordarse”, “presumir”, “estar seguro”, etc.).
  • “Le quiero mucho”. Laísmo, leísmo y loísmo. El triángulo de las Bermudas de la meseta castellana. El menos habitual de los tres es el loísmo, que consiste en sustituir el pronombre “le” (objeto indirecto) por “lo” (objeto directo). Un ejemplo de esta mala utilización sería decir “lo voy a dar un beso”. El laísmo consiste en utilizar “la” como complemento indirecto cuando la única palabra que puede cumplir esa función es “le”. Por ejemplo, la oración “la voy a dar un beso”, que aunque se refiera al género femenino, debe emplear “le”. El más habitual en esta triada es el leísmo, la sustitución del complemento directo “lo” por el “le” que debería utilizarse únicamente para complementos indirectos. Por ejemplo: “le quiero mucho”. Aunque se considera un vulgarismo, la RAE considera aceptable el leísmo.
  • “Ayer vinistes pronto”. Añadir “s” en la segunda persona del pretérito imperfecto de singular. “Tú comistes”, “tú pensastes”, “tú vinistes”. Todas estas expresiones son absolutamente incorrectas, y no deben emplearse jamás.
  • “Hubo un incendio, muriendo tres personas”: gerundio de posterioridad. Uno de los más empleados en la prensa, ya que muchos no son conscientes de que este empleo de la expresión es incorrecto. Consiste en utilizar el gerundio para expresar una acción que ocurre detrás de otra, como es el caso de “se cayó por las escaleras rompiéndose una pierna”. Es incorrecto, ya que el gerundio sólo puede emplearse para expresar simultaneidad.
Anuncios

Acerca de #JoseCarlosAranda

Doctor en Filosofía y Letras y Doctorando en Ciencias de la Educación; Creador del Método Educativo INTELIGENCIA NATURAL (Toromítico 2013, 2016). Académico Correspondiente de la Real Academia de Córdoba (España). Profesor universitario y de EEMM, educador, escritor, conferenciante, colaborador en TV, Prensa y Radio. PREMIO CENTINELA DEL LENGUAJE 2015 de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla.
Esta entrada fue publicada en LITERATURA. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a ERRORES GRAMATICALES QUE DEBEMOS EVITAR: EL CONFIDENCIAL

  1. Estimada Vanessa: Respecto al punto 1, la remito al diccionario de la RAE que puede consultar “on line” en su última edición. El hecho de que según qué edición de libro de texto sigan un criterio u otro creo que es un error editorial.
    Respecto al punto 2, el homónimo es fácil de identificar puesto que hablamos de palabras que se escriben igual pero tienen distinto significado (RAE: Dicho de una palabra: Que, siendo igual que otra en la forma, tiene distinta significación; p. ej., Tarifa, ciudad, y tarifa de precios), la polisemia es el fenómeno contrario, es decir, una palabra que puede tener distintas acepciones o significados como ocurre con “asta” que puede significa “palo” o “cuerno”. Es cierto que en clase o durante un examen no tenemos diccionario, no obstante, la madurez en expresión y comprensión se adquiere a través de un uso habitual y sistemático del diccionario, de ahí mi recomendación.
    Respecto al punto 3, es cierto que la acepción usual es la de “incorrección idiomática en una palabra”. No obstante, cuando la utilizamos en clase de lengua como tecnicismo, debemos aplicar la acepción que aparece en la RAE con el número 5, esto es, “Ling. Extranjerismo no incorporado totalmente al idioma”, justamente a lo que me refería en mi entrada anterior.

    Espero haber aclarado algo sus dudas. Hasta pronto.

    Me gusta

  2. Vanessa dijo:

    Desde Andalucía.

    1- Sí disculpe creo que nos confundimos tengo clara la diferencia pero en el libro de texto pone: “las oraciones subordinadas adverbiales van introducidas por adverbios que funcionan como nexos”. Entonces, si como ya me explicó sólo cuando van con tilde son propiamente adverbios pues cuando funcionan como nexos subordinantes son conjunciones ¿por qué no ponen que la función de nexo la cumple una conjunción?

    2- Sé la diferencia que hay pero mi duda es cómo podemos saber los alumnos si son homónimas o polisémicas pues en clase no hay diccionario.

    3- Gracias ¿hay alguna diferencia entre extranjerismo o barbarismo? estos últimos no han sido adaptados creo mientras que los extranjerismos sí los hemos adaptado a nuestra lengua.
    Además en la RAE indica que barbarismo es cuando escribimos algo mal, ¿eso no es un vulgarismo?

    Me gusta

  3. No tiene nada que ver. Te recomiendo que busques la definición en el diccionario de la Real Academia. No es lo mismo homónimo que heterónimo; homófono, parónimo, sinónimo o antónimo. Busca los significados de cada una de estas palabras en la RAE y anótalos. Te resultará clarificador hacer un esquema.

    Me gusta

  4. Vanessa dijo:

    Pues yo a pesar de las ganas lo veo inalcanzable. Si me permite molestar de nuevo en clase nos han hablado de palabras homónimas y polisémicas, teniendo el diccionario delante es fácil saber qué clase es: Recibí un sobre / el avión voló sobre un país (homonimia) pero cuando no podemos recurrir a él como en un exámen, ¿sería adecuado diferenciarlas de este modo?:
    Si son de la misma categoría gramatical: polisemia
    Si no lo son, como en el ejemplo donde es sustantivo y preposición: homonimia.

    Muchas gracias, D. José Carlos.

    Me gusta

  5. ¿Desde dónde me escribes? Vanessa, vuelves a confundir terminología y niveles. “Nexo” es un término del nivel sintáctico que signfica “elemento de relación”; “adverbio”, “preposición” o “conjunción” son términos del nivel morfológico que identifican clases de palabras. Tanto la preposición como la conjunción actúan como nexos. También decimos que el pronombre relativo (denominación morfológica) actúa como nexo (denominación sintáctica) introduciendo proposiciones adjetivas o de relativo, por ejemplo. Luego no hay contradicción alguna.
    Por otro lado, “barbarismo” viene de “barbaro” palabra con la que se designaba a todo aquel que no era ciudadano del Imperio Romano. Por extensión paso a significar “extranjero”. Por eso “barbarismo” significa “extranjerismo” y no tiene nada que ver con “cometer barbaridades” o actos “propios de ‘bárbaros´incivilizados”. En fin, cosas de la historia que, a veces, generan confusión.
    Respecto al último párrafo de tu comentario, la respuesta a ese “cómo” es con ganas, espíritu de superación, amor al conocimiento y mucha mucha mucha paciencia.

    Me gusta

  6. Vanessa dijo:

    Sí usted tiene razón pero yo por ejemplo me fijo mucho en prensa y creo que siempre lo hacen bien son “modelos”.

    Gracias entonces ¿por qué en mi libro de Bachiller pone que los adverbios como, donde y cuando funcionan como nexos de adverbiales y adjetivas, si en realidad son conjunciones?!!

    Otra cosa, creo que barbarismo es cuando alguien no respeta la norma y escribe mal. ¿es lo mismo extranjerismo que barbarismo? ¿podemos hablar de barbarismo cuando empleamos una palabra de otro idioma y la escribimos tal y como se escribe? de nuevo muchas gracias pero yo dudo que yo lo haga bien como me dice mi madre si no hablamos bien ni el español (eso es otro debate en casa si es correcto español o castellano) cómo vamos a hablar inglés.

    Me gusta

  7. Es bastante fácil, ya verás: tiene valor de adverbio solo cuando lo usamos con valor interrogativo o exclamativo y se usa con acento ortográfico, por ejemplo: “¿Cuándo regresas?” o “¡Cuándo saldré de esta!”.

    En los demás casos, funciona como conjunción, es decir, nexo que introduce una oración subordinada. Como conjunción, el valor más frecuente es el temporal (podemos sustituir por “entonces”: “Regresará cuando termine” / “Regresará entonces”), pero también puede tener valor condicional (podemos sustituir por “si”: “Cuando es imposible, no merece la pena” / “Si es imposible, no merece la pena”). Por último, aunque no lo mencionas, por aquí por Andalucía es frecuente un uso con valor de preposición (podemos sustituir por “de”: “Cuando jóvenes, nos bañábamos en el río” / “De jóvenes, nos bañábamos en el río”).
    En cuanto a lo que dices de los medios de comunicación, tienes toda la razón. Pero en nosotros está decidir si queremos ser parte de la solución o del problema. Creo que lo hacemos bastante bien, pero que siempre podemos aprender a hacerlo un poquito mejor y el esfuerzo merece la pena, ¿no crees?

    Me gusta

  8. Vanessa dijo:

    Gracias pero si hasta la prensa se equivoca. En mi caso me resulta difícil distinguir cuando, “cuando” es adverbio o conjunción, ¿podría ayudarme? Gracias

    Me gusta

  9. Esta bien analizado. “Aparecida” es participio del verbo “aparecer”, y debes analizarlo como tal, pero recuerda que los infinitivos actúan como sustantivos en el discurso, los participios como adjetivos y los gerundios como adverbios. Es decir, es un participio funcionando como adjetivo. Y “responsabilidad” es un sustantivo. No obstante, un consejo: cuando tengas dudas en el análisis morfológico, consulta un diccionario y lo podrás resolver. Es muy sencillo. Hasta pronto.

    Me gusta

  10. juanma dijo:

    Es su carta aparecida en prensa

    Me gusta

  11. juanma dijo:

    Me podría ayudar con una duda de categorías gramaticales? en el caso de Su carta aparecida. su det posesivo, carta nombre y aparecida es adjetivo o particpio? y en Asuntos de responsabilidad de responsabilidad es C Nombre pero responsabilidad es sustantivo o adjetivo calificativo? gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s